Economías más justas

Cómo acabar con la esclavitud moderna en la era de la desglobalización

La desglobalización podría estimular la esclavitud moderna si las empresas no adoptan políticas de reubicación responsables.

La desglobalización podría estimular la esclavitud moderna si las empresas no adoptan políticas de reubicación responsables. Image: Hope for Justice

Enrique Restoy
Executive Director Programmes and Policy, Hope for Justice
Rachel Hartley
Consultancy Director, Slave-Free Alliance
Adam Hewitt
Head of Digital and Communications, Hope for Justice
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Economías más justas??
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Economías más justas

Listen to the article

  • La trata de personas es un negocio lucrativo que ha crecido en parte debido a la globalización y al comercio transfronterizo de bienes y servicios.
  • A medida que se produce ahora la desglobalización, el carácter transfronterizo de la trata de personas da lugar a un mayor riesgo de esclavitud moderna.
  • Las políticas proactivas y de colaboración entre gobiernos, empresas y sociedad civil pueden ayudar a frenar la esclavitud moderna.

La trata de personas que resulta en esclavitud moderna es uno de los negocios ilícitos más lucrativos del mundo, con unas ganancias anuales estimadas en 240 000 millones de dólares.

Los traficantes se han aprovechado plenamente de la globalización, al someter a millones de hombres, mujeres y niños a la fabricación de bienes y componentes que abastecen las cadenas de suministro mundiales, mientras que los migrantes y refugiados son engañados y sujetos a explotación laboral o sexual a través de las fronteras. La movilidad mundial del capital y la tecnología facilita el lavado de dinero proveniente de este despreciable negocio, y los traficantes utilizan el Internet para estimular tanto su oferta como la demanda de la esclavitud moderna.

Las últimas estimaciones mundiales muestran que, por primera vez en la historia, casi 50 millones de personas están atrapadas en situación de esclavitud moderna. Estas cifras representan un preocupante aumento del 20% en cinco años. Casi la mitad de este número son personas sometidas a trabajos forzados por empresas privadas en operaciones internacionales y cadenas de suministro. Pero, ¿cómo se concilia este aumento con un periodo de desglobalización económica y menor integración comercial y económica?

¿Has leído?

El aumento de la desglobalización

En los últimos años, hemos visto una contracción del comercio mundial y del movimiento de personas debido a la pandemia de COVID-19, junto con la proliferación de políticas que favorecen la producción, el consumo y el comercio locales, y las restricciones migratorias.

La desglobalización también se está produciendo en las estrategias de suministro de las empresas del sector privado. Nuestra experiencia trabajando con docenas de empresas internacionales, es que la pandemia puso de manifiesto la fragilidad de las cadenas de suministro globales. Las empresas se están diversificando para reducir los puntos de fallo únicos y buscar proveedores en nuevos lugares para reducir la dependencia de las largas rutas de transporte y logística. Por ejemplo, las empresas de confección de Estados Unidos y el Reino Unido intentan reducir su dependencia de China al abastecerse cada vez más de mercados locales (así como en Sudamérica y Europa o el norte de África, respectivamente).

En principio, la desglobalización podría reducir los flujos internacionales de bienes y personas y el riesgo de tráfico transfronterizo de personas hacia la esclavitud moderna. Sin embargo, en cinco años ha aumentado en 1,35 millones el número de personas atrapadas en trabajos forzados en el sector privado.

Número estimado de personas sometidas a trabajo forzado en el sector privado y las cadenas de suministro.
Número estimado de personas sometidas a trabajo forzado en el sector privado y las cadenas de suministro. Image: Hope for Justice

Riesgos de la esclavitud moderna

Los riesgos de la esclavitud moderna en las cadenas de suministro mundiales no han disminuido durante la desglobalización, sino que han evolucionado y se han adaptado para prosperar:

  • Nuestra experiencia demuestra que, a medida que las empresas del sector privado diversifican y consolidan sus cadenas de suministro, las políticas y los procedimientos de reubicación no consiguen mitigar las consecuencias imprevistas sobre las empresas y la mano de obra de sus proveedores. En el peor de los casos, el choque socioeconómico puede extenderse a comunidades enteras; la falta de trabajo digno aumenta la pobreza, incrementando el riesgo de esclavitud moderna. Políticas responsables de reubicación -por ejemplo, las adoptadas por Fair Wear, Action Living Wages, ASOS y Pentland Brands- se han hecho más comunes en la industria de la confección. Aun así, todas las industrias deben adoptar un enfoque similar para mitigar este riesgo.
  • La tendencia hacia el aprovisionamiento local otorga un papel más importante a las pequeñas y medianas empresas (PYME). Pero las pymes rara vez se incluyen en la legislación sobre esclavitud moderna -no están cubiertas por la Ley de Esclavitud Moderna del Reino Unido de 2015, por ejemplo, ni por la próxima Ley canadiense de Lucha contra el Trabajo Forzado y el Trabajo Infantil en las Cadenas de Suministro-, lo que las excluye de los mandatos de información. Las pymes pueden estar menos dispuestas a identificar y abordar los riesgos sin esta presión legislativa.

Migración y esclavitud

Cuatro elementos clave explican estas observaciones:

  • La economía y el comercio mundiales siguen estando muy integrados.
  • La desglobalización no ha reducido la migración irregular. La conexión entre migración irregular y trata de seres humanos es real. Los traficantes trabajan a menudo con coyotes (o lo son ellos mismos) y se aprovechan de la situación irregular de los migrantes para explotarlos aún más, manipulando el miedo de sus víctimas a ser deportadas.
  • Las políticas de control de la inmigración están dejando lagunas en la mano de obra, lo que aumenta el riesgo de explotación a escala nacional para satisfacer la demanda. Por ejemplo, en el Reino Unido, el riesgo para los ciudadanos y residentes británicos está aumentando y estamos viendo cómo los traficantes utilizan otros métodos, como la explotación de los visados de estudiante.
  • Lo más grave es que ha aumentado la vulnerabilidad de las personas a la esclavitud moderna. La desigualdad dentro de los países ha aumentado desde COVID-19 y la crisis económica mundial ha empujado a millones de personas por debajo del umbral de la pobreza. El desplazamiento forzado de personas ha ascendido a más de 110 millones debido a los conflictos armados, la inestabilidad social y política, el cambio climático y otras catástrofes naturales. La pobreza y el desplazamiento contribuyen de forma decisiva a la vulnerabilidad ante la trata de personas con fines de esclavitud moderna.

Políticas de protección

Evitar que las personas queden atrapadas en la esclavitud moderna requiere políticas audaces y una colaboración sin precedentes entre gobiernos, empresas y sociedad civil, incluso durante la desglobalización económica y política. Recomendamos que:

  • Los gobiernos introduzcan políticas que desvinculen el control de la inmigración de las medidas contra la trata de personas y, en su lugar, se centren en respuestas que reduzcan las vulnerabilidades ante la esclavitud moderna y fomenten el poder de las personas con experiencia vivida de la esclavitud. Deben introducir marcos jurídicos de rendición de cuentas más estrictos para obligar a las empresas privadas a invertir en la identificación y mitigación de los riesgos del trabajo forzado en sus cadenas de suministro.
  • Los gobiernos, las empresas y la sociedad civil deberían elevar su compromiso político y estratégico para acabar con la esclavitud moderna respaldando una nueva comisión global de alto nivel sobre esclavitud moderna y trata de personas. Un organismo multilateral que supervise los esfuerzos para combatir la trata de personas tiene el potencial de fomentar una gobernanza mundial más fuerte, la rendición de cuentas y mecanismos financieros para apoyar la respuesta internacional.
  • Las empresas deben emprender acciones colectivas significativas para comprender e identificar los riesgos de la esclavitud moderna en sus operaciones y cadenas de suministro. A continuación, deben tomar medidas proporcionadas para prevenir y mitigar esos riesgos y remediar cualquier problema. Las industrias deben colaborar para mejorar las normas en todo el sector.
  • Los sectores público, privado y terciario deben invertir sustancialmente en tecnología para la colaboración a fin de fomentar la inteligencia y el intercambio de datos. Deben superar sus reticencias a intercambiar información sensible utilizando las soluciones tecnológicas existentes que pueden hacerlo sin comprometer la privacidad y los derechos de identidad de las personas afectadas por la trata de seres humanos.
Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Economías más justasJobs and Skills
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Construyendo futuros equitativos a través de la Red Iberoamericana de Economía Social y Solidaria

Juan Manuel Martinez Louvier

11 de marzo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial