Economías más justas

Por qué las ciudades deben reparar la injusticia y acoger a los desplazados climáticos

Paisaje urbano de Cape Coast, Accra (Ghana, África Occidental).

¿Las ciudades deben contribuir más al desarrollo internacional? Image: Getty Images/iStockphoto

Sadiq Khan
Mayor of London, City of London
Elizabeth Naa Kwatsoe Tawiah Sackey
Mayor of Accra, Accra Metropolitan Assembly
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo El cambio climático afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Economías más justas

Listen to the article

  • La asistencia internacional aumenta tras las catástrofes naturales, muchas de las cuales están relacionadas con el cambio climático o se ven agravadas por él.
  • En 2022, los emigrantes internacionales enviaron 647 000 millones de dólares a países de renta baja y media, tres veces más que el total de la asistencia exterior al desarrollo del mismo año.
  • Para corregir este desequilibrio mundial, necesitamos que el 50% de toda la financiación de la lucha contra el cambio climático se destine a proyectos de adaptación y que una parte significativa de los fondos se canalice a través de las ciudades.

Hoy, pocas semanas después de la última tragedia de las embarcaciones de migrantes en el Mediterráneo, nos reunimos los alcaldes de Londres y Accra para reconocer la resiliencia de los refugiados y desplazados que han estado en primera línea de la crisis climática, y la contribución que hacen a nuestras ciudades y a la lucha por un futuro más verde.

Londres siempre ha sido un orgulloso faro de refugio para quienes buscan seguridad, ofreciendo a la gente cobijo y la oportunidad de prosperar y desarrollar su potencial. Accra es también destino habitual de emigrantes rurales de otras regiones de Ghana y de emigrantes internacionales del África subsahariana. Sus conocimientos y habilidades enriquecen nuestras ciudades y refuerzan los lazos culturales y económicos con comunidades de la diáspora más amplia en todo el mundo.

En Accra, somos muy conscientes de que la gente ya está sufriendo los daños causados por el clima extremo. Y, aunque Londres está lejos de ser la más afectada, tampoco es inmune a la crisis climática, ya que en los últimos años ha sufrido temperaturas de 40 grados que han provocado incendios forestales y algunos de los días más ajetreados que ha vivido el Cuerpo de Bomberos de Londres desde la Segunda Guerra Mundial.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito del futuro de las ciudades?

Las ciudades deben trabajar juntas

Sabemos que nos queda mucho por hacer para que nuestras ciudades sean más resilientes a los efectos del cambio climático. Nos comprometemos a trabajar con otras ciudades para ayudar a construir las protecciones necesarias para la resiliencia en Londres, Accra y en todo el mundo. También nos comprometemos a reducir las emisiones de carbono en nuestras ciudades para evitar que el clima se vuelva más inestable y peligroso.

Los migrantes y refugiados contribuyen al desarrollo de soluciones de resiliencia climática. Son un activo increíble que con demasiada frecuencia se pasa por alto y no se reconoce. Las poblaciones de la diáspora en el Reino Unido, por ejemplo, son el tercer grupo más grande que envía ingresos a Ghana, con 300 millones de dólares transferidos anualmente. En ciudades como Accra, estos fondos son un salvavidas cuando hay que recuperarse de fenómenos meteorológicos extremos.

Los estudios demuestran que el flujo de dinero aumenta tras las catástrofes naturales. Sin embargo, aunque estas transferencias resultan ser un salvavidas financiero más estable que la financiación internacional para el desarrollo, esto no puede seguir siendo así. La comunidad internacional debe dar un paso adelante y empezar a cumplir con sus obligaciones.

¿Has leído?

Las remesas de los emigrantes superan la asistencia al desarrollo internacional

En 2022, los emigrantes internacionales enviaron la asombrosa cifra de 647 000 millones de dólares a países de renta baja y media, tres veces más que el total de la ayuda exterior al desarrollo del mismo año. Es hora de que el Norte Global cumpla su compromiso de movilizar 100 000 millones de dólares anuales para la acción por el clima.

No debemos perder de vista esta injusticia. Por un lado, el cambio climático desplaza a millones de personas cada año. Por otro, las mismas personas que se ven obligadas a abandonar sus países, a menudo debido a los impactos climáticos, contribuyen a colmar el déficit de financiación climática que deja la inacción nacional e internacional. Para corregir este desequilibrio global necesitamos que el 50% de toda la financiación climática se destine a proyectos de adaptación y que una parte significativa de la financiación se dirija a través de las ciudades; actualmente, esta cifra es de tan solo el 9%.

Aprovechar los conocimientos climáticos de los inmigrantes

Muchos inmigrantes y refugiados también tienen conocimientos y aptitudes que pueden ayudar a impulsar la acción por el clima. A menudo conocen de primera mano los efectos devastadores del cambio climático y sus perspectivas únicas y redes internacionales pueden ayudar a salvar las diferencias culturales, sensibilizar y recabar apoyos para las iniciativas climáticas que intentamos poner en marcha en ciudades de todo el mundo.

El Movimiento Juvenil para el Medio Ambiente de Ghana, por ejemplo, está aportando un dinamismo vigorizante a la forma en que trabajamos juntos, capacitando a los jóvenes con conocimientos, liderazgo y habilidades para responder a los retos ambientales en las comunidades, así como a los impactos del cambio climático en los medios de subsistencia.

Estos jóvenes -como tantos otros en todo el mundo- están mostrando a nuestros líderes cómo elevar la ambición y nosotros, como alcaldes, estamos escuchando y respondiendo. Sabemos que tenemos que subir el listón de la acción climática y eso es lo que estamos decididos a hacer a través de la acción directa en nuestras ciudades y a través de nuestro trabajo como miembros del C40 -una red mundial de casi 100 alcaldes de las principales ciudades del mundo, que se han unido para hacer frente a la emergencia climática- y del Grupo de Trabajo sobre Clima y Migración del Consejo de Alcaldes sobre Migración del C40.

Los alcaldes africanos ya están adoptando medidas audaces a nivel local e internacional para proteger a sus habitantes del calor, las inundaciones y los corrimientos de tierra, y para acoger a las personas desplazadas por los efectos del clima. Pero necesitan más financiación para hacerlo a gran escala.

Por eso es una buena noticia que el Fondo Global de Ciudades para Migrantes y Refugiados del Consejo de Alcaldes por la Migración haya anunciado, durante el Día Mundial del Refugiado (20 de junio de 2023), cinco nuevas ciudades beneficiarias para ayudar a desarrollar proyectos para niños y cuidadores.

Aunque los gobiernos nacionales aún no han aprovechado plenamente este potencial, ciudades como Londres y Accra están a la cabeza. Como alcaldes, pedimos a los gobiernos nacionales de todo el mundo que den un paso adelante y garanticen que el Sur Global recibe la prioridad y la financiación que merece. Y asegurémonos de que la comunidad internacional les apoya, permitiendo el acceso directo de las ciudades a la financiación climática.

Celebremos la fuerza, la resiliencia y la inestimable contribución de los refugiados y desplazados. Amplifiquemos sus voces, apoyemos sus iniciativas y construyamos un frente mundial unido contra la crisis climática.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Economías más justasEl cambio climático
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

América Latina avanza hacia una economía sostenible. Estos son los retos y las oportunidades

Pablo Uchoa and Laura Beltran

22 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial