Health and Healthcare

La ciencia ya tiene un método para eliminar los "químicos eternos'" del agua potable

Un hombre bebe agua fresca de un grifo público.

La exposición a los agentes químicos en el agua se ha relacionado con problemas de salud. Image: REUTERS/Anushree Fadnavis

Johnny Wood
Writer, Forum Agenda
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Health and Healthcare afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Health and Healthcare

Listen to the article

Este artículo se publicó el 11 de abril de 2023 y se actualizó el 19 de mayo de 2023.

  • Los científicos han descubierto una forma de eliminar los agentes químicos sintéticos conocidos como "químicos eternos", cuya descomposición suelen tarda cientos o miles de años.
  • Estas sustancias químicas nocivas se encuentran en numerosas aplicaciones cotidianas y pueden ser ingeridas por los seres humanos a través del agua potable.
  • Se calcula que el use de dichos agentes químicos cuesta a la sociedad 17,5 billones de dólares al año.
  • La UE y países como EE. UU. están planeando legislación para restringir su uso en el futuro.

¿Cuánto tardan en descomponerse las sustancias conocidas como "químicos eternos"? Es una pregunta capciosa, porque, como sugiere su apodo, no se descomponen... al menos durante cientos o incluso miles de años.

Sin embargo, investigadores de la Universidad de British Columbia (UBC), en Canadá, han desarrollado un nuevo tratamiento del agua que filtra y elimina para siempre esas sustancias químicas nocivas del agua potable, de forma segura, eficaz y permanente.

¿Qué son los PFAS?

Las sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés) son agentes químicos sintéticos, ampliamente utilizados, que se acumulan a lo largo del tiempo en los seres humanos y en el medio ambiente.

Esos químicos no se ven a simple vista. Pero con más de 4700 de ellos en uso, es bien probable que haya aplicaciones de PFAS en tu casa o lugar de trabajo. A menudo las sustancias acaban en el medio ambiente, filtrándose en el agua de lluvia, el suelo, los sedimentos y el agua potable, donde pueden ser ingeridos por personas y animales.

La industria lleva utilizando estos productos químicos manufacturados desde la década de 1940. Se usan para impermeabilizar ropa de lluvia, hacer utensilios de cocina antiadherentes, tejidos y alfombras resistentes a las manchas, y además se encuentran en algunos cosméticos, en espumas contra incendios, en productos resistentes a la grasa, el agua o el aceite, en embalajes de comida rápida, en productos domésticos como champú e hilo dental... y la lista continúa.

El coste de los PFAS para la sociedad se ha estimado recientemente en 17,5 billones de dólares anuales, mientras que los propios fabricantes obtienen 4000 millones de dólares al año de beneficios, informa The Guardian.

¿Has leído?

¿Cómo se eliminan los PFAS del agua potable?

Bajo la coordinación del Dr. Madjid Mohseni, científico principal, el grupo de científicos de la UBC desarrolló un material único a base de sílice con gran capacidad para absorber una serie de PFAS del agua potable. El material, reutilizable, actúa como un filtro, atrapando la mayor parte de las partículas nocivas, que luego se destruyen mediante procesos electroquímicos y fotoquímicos únicos desarrollados por los investigadores.

"Nuestro medio absorbente captura hasta el 99% de las partículas de PFAS y además puede regenerarse y reutilizarse. Esto significa que cuando limpiamos los PFAS de estos materiales, no quedamos con más residuos sólidos altamente tóxicos, que supondrán otro gran reto medioambiental", afirma el Dr. Mohseni.

Los 'químicos eternos' pueden filtrarse en los cursos de agua y contaminar el agua potable. Image: REUTERS/Bing Guan

Otra investigación realizada por científicos de la Universidad del Estado de Arizona (EE. UU.) utiliza microorganismos para descomponer los PFAS.

Dirigido por Bruce Rittmann, ganador del Premio Estocolmo del Agua 2018, el equipo desarrolló un método que utiliza una membrana especialmente modificada, conocida como MCfR, que provoca una reacción en el agua y ataca la composición química de las partículas de PFAS allí presentes. A continuación, el agua es tratada por microorganismos en un reactor especial (MBfR) para descomponer las partículas contaminantes restantes, que poseen uno de los enlaces de carbono más fuertes de la química.

"Utilizamos la MCfR para eliminar entre algunos y todos los fluoruros, y luego entregamos el agua con esos compuestos a los microorganismos de la MBfR, que terminan el trabajo", explica Rittmann.

¿Qué consecuencias tienen los PFAS para la salud?

La mayoría de las personas entran en contacto con los 'químicos eternos' a través de los alimentos, los productos de consumo o bebiendo agua contaminada. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, la exposición a los PFAS se ha relacionado con problemas de salud como daños hepáticos, enfermedades tiroideas, obesidad, problemas de fertilidad y cáncer.

Las partículas nocivas de aerosoles, productos químicos y tratamientos se acumulan con el tiempo y pueden acabar contaminando las vías fluviales o ser absorbidas por el organismo al utilizar determinados cosméticos.

Aunque los PFAS ya no son utilizados por los fabricantes en países como Canadá, donde se realizó la investigación, siguen encontrándose en diversos productos.

Al otro lado de la frontera, la mayoría de los estadounidenses han estado expuestos a PFAS y tienen restos de estos contaminantes en la sangre, según la Agencia para el Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades (ATSDR).

Niveles en sangre de los PFAS más comunes en personas de EE. UU. a lo largo del tiempo

Los 'químicos eternos' encontrados en muestras de sangre estadounidenses han disminuido más de un 85% desde el año 2000.
Los 'químicos eternos' encontrados en muestras de sangre estadounidenses han disminuido más de un 85% desde el año 2000. Image: ATSDR

El uso de los tipos más comunes de PFAS ha disminuido en EE. UU. a lo largo de los años. Los análisis de los niveles de contaminación en la sangre de los estadounidenses muestran que esas sustancias químicas, como los PFOS, han disminuido en más de un 85%, y los niveles de PFOA en más de un 70% durante las dos primeras décadas del siglo.

Sin embargo, la ATSDR señala que, a medida que se vayan eliminando las principales sustancias químicas PFAS, es posible que sean sustituidas por otras que expongan a las personas a riesgos para la salud.

Cumplir la legislación sobre PFAS

Contaminantes como las sustancias químicas PFAS son sintomáticos de la contaminación y la degradación medioambiental que dañan el planeta.

El Informe sobre Riesgos Mundiales 2023 del Foro Económico Mundial sitúa los daños medioambientales a gran escala como la sexta amenaza a corto plazo más acuciante para la sociedad.

Los incidentes de daños ambientales son una amenaza a corto y largo plazo para la sociedad.
Los incidentes de daños ambientales son una amenaza a corto y largo plazo para la sociedad. Image: Foro Económico Mundial

Mientras tanto, la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas, las crisis de los recursos naturales y los incidentes de daños medioambientales a gran escala son tres de las 10 principales amenazas percibidas en los próximos 10 años.

En respuesta a los daños causados por los contaminantes, la UE y países como EE. UU. se disponen a aplicar una legislación que restrinja el uso generalizado de PFAS.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Health and HealthcareLa salud mundial
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo transformar la salud cardiovascular en América Latina catalizando la colaboración público-privada

Pasquale Frega and Katrine Luise DiBona

23 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial