Equidad, Diversidad e Inclusión

Cómo alcanzar la igualdad sanitaria para mujeres y niñas

La salud de la mujer sigue desatendida por la comunidad de investigación científica.

La salud de la mujer sigue desatendida por la comunidad de investigación científica. Image: Unsplash/Gemma Chua-Tran

Amira Ghouaibi
Head, Global Alliance for Women's Health, World Economic Forum Geneva
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Equidad, Diversidad e Inclusión??
La visión global
Explora y monitorea cómo SDG 05: Igualdad de género afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Society and Equity

Listen to the article

  • La inequidad sanitaria sigue prevaleciendo en todo el mundo, lo que repercute negativamente en las oportunidades socioeconómicas de las mujeres y en la economía.
  • La comunidad de investigación científica sigue sin prestar atención a los problemas de salud de las mujeres.
  • Sin embargo, hay signos de progreso, por ejemplo a través de los movimientos sociales y FemTech.

En un mundo ideal, las mujeres y las niñas vivirían en un entorno sano, seguro y equitativo en el que pudieran prosperar, libres de discriminación e injusticia.

Desafortunadamente, las tendencias y los datos muestran que ese mundo está lejos de la realidad. La salud de la mujer sigue estando desatendida, subfinanciada e insuficientemente investigada, lo que da lugar a importantes retos al tiempo que amplía las brechas de género y las disparidades sociales y económicas.

¿Has leído?

La discriminación afecta la salud de la mujer

Por lo general, las mujeres viven más que los hombres, pero pasan más tiempo con mala salud. Además, se enfrentan a obstáculos persistentes para acceder a la atención sanitaria. Y persisten retos como la discriminación de género, la falta de educación y la violencia doméstica.

El sistema sanitario actual no atiende las necesidades de salud de las mujeres. Un informe recién publicado por organismos de la ONU y el Banco Mundial muestra que en el mundo se producen 800 muertes maternas al día -una cada dos minutos- debido a complicaciones en el embarazo y el parto. A pesar de los avances y ambiciones para acabar con las muertes maternas, el mundo perderá más de un millón de vidas si seguimos con esta tendencia.

En lo que respecta a la investigación y el desarrollo (I+D), hasta 1993, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) no exigía que se incluyera a mujeres en los ensayos clínicos. En la actualidad, solo el 4 % de todo el gasto en I+D biofarmacéutica se destina a cuestiones centradas en la mujer, lo que conduce a una falta de comprensión de los problemas de salud de las mujeres. Un estudio de 2019 reveló que el 52% de las mujeres consideraba que la discriminación de género con un proveedor de atención médica era un problema grave y el 25% dijo que no tomaban en serio su dolor.

Signos de progreso

Aunque todavía nos queda mucho camino por recorrer, hay tendencias e iniciativas emergentes que allanan el camino hacia un futuro mejor, aunque todavía hay que seguir trabajando.

Invertir en salud y economía

Cuanto más invirtamos en la salud de la mujer, más contribuiremos a la seguridad, la salud y el bienestar de la familia, la comunidad y el país. Además, la mejora del acceso a los servicios de salud de la mujer puede contribuir a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible y reducir el hambre y la pobreza, promover una vida sana y el bienestar, garantizar la educación primaria y lograr la igualdad de género, el empoderamiento de la mujer y un crecimiento económico sostenible.

La salud de la mujer está ligada a los resultados económicos de un país. Por ejemplo, la mejora de los servicios de planificación familiar en Kenia, Nigeria y Senegal podría aumentar la renta per cápita entre un 8 y un 13%.

Alzar la voz de las mujeres

La pandemia de COVID-19 aumentó la concienciación sobre la carga desigual que soportan las mujeres y las niñas. En una sesión de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial 2023 celebrada en Davos (Suiza), en la que se abordó la economía de la salud de la mujer, la Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), mencionó acertadamente que las mujeres, como la mitad de la población mundial, ya no ocupan un lugar secundario y no tienen miedo de expresar sus necesidades.

Las empresas podrían adoptar un papel más proactivo y de apoyo y normalizar la conversación en torno a la salud de la mujer en el lugar de trabajo.

Amira Ghouaibi, Jefa de Proyecto, Iniciativa de Salud de la Mujer, Foro Económico Mundial

La historia de Inas, que habló con valentía sobre cómo abandonó a su marido abusivo a pesar de las normas culturales en Gaza, y a pesar de las amenazas que sufrió, es una inspiración segura para todas las mujeres. Inas recurrió a los servicios del UNFPA para identificar y resolver un grave riesgo de cáncer. La transformación en la comprensión de las mujeres y las niñas sobre sus derechos humanos, su autoestima y su derecho a existir, dirigir y consumir los productos adecuados está, pues, en marcha.

Innovación y tecnología para la salud

En pocos años, la industria FemTech ha desarrollado una serie de soluciones sanitarias que mejoran la salud materna y menstrual y otras afecciones que afectan desproporcionadamente a las mujeres.

Al mismo tiempo, ha aumentado la concienciación y la preocupación por la salud de las mujeres. Los movimientos feministas, incluidos los debates en torno a los derechos reproductivos, #MeToo y la Marcha de las Mujeres, han puesto más de relieve las cuestiones relacionadas con el género.

Estos cambios han creado enormes oportunidades de mercado, que se prevé se conviertan en una industria de 50 000 millones de dólares en 2025. Este auge ha permitido el desarrollo de avances tecnológicos que comprenden y responden mejor a las necesidades sanitarias de las mujeres todavía por satisfacer.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con la brecha de género?

Promover la salud de la mujer en el lugar de trabajo

Las mujeres constituyen una proporción significativa de la población activa y, para las trabajadoras de la década de 2020, la presión de conciliar trabajo y hogar es más intensa que nunca.

Sin embargo, al enfrentarse a problemas de salud concretos -ya sean físicos, sexuales o mentales-, el lugar de trabajo puede repercutir directamente en el bienestar de la mujer. Por ejemplo, una de cada siete mujeres padecerá cáncer de mama en el Reino Unido. De las mujeres encuestadas por la revista Women's Health, el 57% cree que una afección ginecológica u hormonal ha repercutido negativamente en su carrera.

Las empresas podrían adoptar un papel más proactivo y de apoyo y normalizar la conversación en torno a la salud de la mujer en el lugar de trabajo. Entre las prácticas de éxito figuran una cultura laboral flexible o planes de seguro médico a medida para las mujeres.

Al centrarse en la salud de la mujer, no sólo se benefician las mujeres y las niñas, sino toda la sociedad.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Equidad, Diversidad e InclusiónSalud y sistemas de salud
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Por qué debemos avanzar hacia la igualdad de género en materia de cuidados

Gary Barker

18 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial