Global Cooperation

Aprovechar el momentum de la resiliencia: una oportunidad existencial

El mundo necesita más líderes que se mantengan centrados en los objetivos de resiliencia a largo plazo al tiempo que abordan los retos a corto plazo.

El mundo necesita más líderes que se mantengan centrados en los objetivos de resiliencia a largo plazo al tiempo que abordan los retos a corto plazo. Image: : Getty Images/iStockphoto

Børge Brende
President, World Economic Forum
Bob Sternfels
Global Managing Partner, McKinsey & Company
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Global Cooperation??
La visión global
Explora y monitorea cómo Leadership afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Global Cooperation

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial

Listen to the article

  • La disrupción global está aumentando, desde la geopolítica a la alimentación y la energía.
  • No se puede hacer frente a estas disrupciones de forma fragmentaria: debemos afrontarlas de forma sistémica.
  • La acción colectiva sostenida de los sectores público y privado es el único camino a seguir. Una estrategia de crecimiento resiliente no solo es una necesidad, sino que también representa una oportunidad.

En el último año, los dirigentes de organizaciones públicas y privadas se han enfrentado a crisis y trastornos propios de toda una vida.

Los conflictos mundiales, la incertidumbre energética, la escasez de alimentos, la aceleración de la inflación y los graves fenómenos climáticos sacudieron un mundo aún inquieto por la pandemia COVID-19. En consecuencia, los líderes reconocen ahora que nuestras sociedades y organizaciones deben funcionar en un entorno definido por continuas perturbaciones naturales y provocadas por el hombre.

Estas perturbaciones no pueden abordarse de forma reactiva, ya que surgen una tras otra y reverberan a través de nuestros frágiles ecosistemas y redes sometidas a tensión. Centrarse de forma aislada y a corto plazo en una recuperación discreta de cada crisis no es un camino factible: no hay recursos suficientes en el mundo para hacerlo.

Tenemos que llegar a una perspectiva a más largo plazo, a una estrategia de crecimiento resiliente. Este es el principal reto de liderazgo de nuestra época.

¿Has leído?
  • Reunión anual Davos 2023

Construir una estrategia de crecimiento resiliente

Debemos reforzar la resiliencia de nuestras sociedades e instituciones más allá de la capacidad de supervivencia, para hacer posible un crecimiento a largo plazo, sostenible e integrador.

Quedarnos parados es perder un tiempo precioso y quedarnos más rezagados. Debemos actuar, para avanzar realmente en los grandes retos que se plantean en ámbitos de acción críticos. Para apoyar los objetivos climáticos acordados y suministrar a nuestros hogares y economías una energía segura y asequible, necesitamos una transición hacia la energía verde. Esto supone un gasto adicional de 3,5 billones de dólares anuales en activos físicos relacionados hasta 2050.

Hay que conseguir la seguridad alimentaria y del agua para mil millones de personas que carecen de ella. La sanidad debe ser más preventiva; la innovación digital y tecnológica tiene que desarrollarse estratégicamente y hacerse más inclusiva con un acceso más amplio a las poblaciones más pobres. La fragmentación geopolítica debe gestionarse pacíficamente y revertirse en la medida de lo posible. Tenemos que resolver las vulnerabilidades comerciales y de la cadena de suministro para asegurar y estabilizar las cadenas de valor y hacer frente a las presiones inflacionistas.

La economía del mañana, que ya está surgiendo, necesita nuevas cualificaciones, especialmente en los ámbitos de las nuevas tecnologías, los datos y la transición energética; la inversión en educación debe orientarse de forma más deliberada para invertir el creciente déficit de cualificaciones y corregir las desigualdades sociales. Y todo ello debe financiarse suficientemente y aplicarse con eficiencia, lo que exige un mayor rendimiento de la inversión a largo plazo, también en términos de mejora de la sostenibilidad y la igualdad.

La oportunidad del crecimiento resiliente

Si creemos en la experiencia actual, la oportunidad de actuar sobre esta agenda de resiliencia puede aumentar el PIB mundial en un 20%, al tiempo que añade años de vida de mayor calidad a las poblaciones vulnerables de hoy en día. No se equivoquen: no estamos presentando una lista de retos aislados. Más bien, estas acciones permiten vislumbrar los elementos centrales de la agenda completa de resiliencia a la que se enfrenta ahora nuestro perturbado mundo. Riesgo climático, riesgo tecnológico, financiación: los retos están interconectados y cambian dinámicamente con el tiempo. Basta pensar en la cantidad de cambios que hemos experimentado en los últimos 12 meses.

Hay signos prometedores. Algunos gobiernos están desarrollando agendas de resiliencia, a menudo centradas en el riesgo climático y en temas económicos como el abastecimiento estratégico de energía y las cadenas de suministro globales. Muchos directivos de empresas se están dando cuenta de que las prácticas tradicionales de gestión de riesgos no pueden abordar suficientemente los retos actuales de la resiliencia. La agenda de la resiliencia es más amplia y añade nuevas capacidades de previsión y adaptación a los riesgos geopolíticos, de la cadena de suministro y energéticos, así como a los riesgos estratégicos, que van desde cuestiones organizativas y de talento hasta perturbaciones tecnológicas.

Estos esfuerzos constituyen un comienzo, pero aún son aislados. El camino hacia el éxito consiste en multiplicar por mil el impulso existente en materia de resiliencia. Esto sólo puede hacerse en el contexto de un esfuerzo colectivo masivo por parte de las instituciones públicas y privadas, dirigido por un verdadero pensamiento de resiliencia.

El mundo necesita más líderes capaces de centrarse en los objetivos de resiliencia a largo plazo sin dejar de abordar los retos a corto plazo, capaces de aceptar la incertidumbre y de orientar la agenda conjunta de resiliencia.

La acción colectiva sostenida de los sectores público y privado es el único camino a seguir. A través de ella podemos preservar y fortalecer nuestro entorno natural y permitir que nuestras sociedades y economías prosperen en este siglo y más allá.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Global CooperationLeadershipForum Institutional
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Pensar a largo plazo: Cómo aplicar la prospectiva estratégica para afrontar los retos globales

Lasse Jonasson

26 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial