El FMI ha actualizado sus proyecciones económicas globales. Según sus últimas previsiones, la economía mundial se contraerá un 4,4% en 2020. Esto supone una ligera mejora con respecto a la última perspectiva del organismo de junio de 2020 y en parte se debe, según estima la entidad, a la rápida reapertura de China y los estímulos en los países ricos a raíz de la pandemia del coronavirus. A pesar de esta leve mejora, el FMI advierte que la recuperación económica “probablemente será larga, desigual e incierta”.

Según los cálculos del FMI, España sufrirá el mayor desplome de las economías avanzadas este año, ya que su PIB caerá un 12,8%. Sin embargo, los pronósticos para 2021 son más optimistas, ya que se espera que el PIB español crezca un 7,2%. En 2020, en las otras llamadas 'economías avanzadas', como Estados Unidos (-4,3%), Alemania (-6,0), Japón (-5,3) o Reino Unido (-9,8%) la caída del PIB será menor. China, en cambio, evitará la recesión, con un aumento del PIB real del 1,9%.

Las dos principales economías latinoamericanas, Brasil y México, registrarán este año una contracción del 5,8% y del 9% de su PIB respectivamente. En 2021 se espera que las economías de ambos países experimenten una recuperación: el PIB mexicano crecerá un 3,5% y el brasileño un 2,8%.

Imagen: Statista