• Los datos de los primeros nueve meses del año indican que 2020 puede situarse como el primero o segundo año más caluroso registrado hasta la fecha
  • El hielo del Ártico registra el segundo nivel más bajo en la historia reciente del clima

Nuevo récord mensual de temperaturas elevadas para un mes de septiembre. Según los datos del Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S, gestionado por Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo en nombre de la Comisión Europea), el mes pasado fue, a escala mundial, el septiembre más cálido registrado (con los datos des del 1979 del propio C3S y los acumulados en otros centros desde hace unos 130 años, cuando se inició este tipo de registros con apartos de precisión).

El mes [de septiembre de 2020] fue 0,05 °C más cálido que el mismo mes de 2019 y 0,08 °C más cálido que septiembre de 2016; meses de septiembre que ocupaban hasta ahora las primeas posiciones en el ranking de temperaturas medias más elevadas para esta época del año, según el C3S.

Entre los fenómenos regionales más destacados del mes pasado se encuentran “las temperaturas inusualmente altas frente a la costa del norte de Siberia, en el Medio Oriente y en partes de América del Sur y Australia”.

Analizando los datos de los primeros nueve meses de cada año (enero-septiembre), se observa que “la anomalía de la temperatura global muestra que 2020 está a la par con 2016, el año más cálido registrado en la actualidad”. Es decir que, dependiendo de los datos de octubre, noviembre y diciembre, el 2020 podría quedar situado en primera o segunda posición en la lista de años más cálidos registrados en la historia reciente de la Teierra. En tercera posición de esta lista se situaría 2019 (ahora en segunda posición).

La acumulación de años cálidos en las últimas fechas, en especial en las últimas dos décadas, es uno de los elementos clave en la demostración de que el planeta vive un singular calentamiento global, en un proceso de cambio climático motivado principalmente por actividades humanas (con la consiguiente crisis y emergencia climática, dependiendo de los factores que se analicen).

Menos hielo en el Ártico

“Una región que experimenta temperaturas particularmente extremas este año es Siberia. El invierno y la primavera fueron inusualmente cálidos , por ejemplo, con temperaturas hasta 10 °C más altas de lo habitual durante mayo”, destaca el informe difundido este 7 de octubre por C3S.

La disminución de la extensión del hielo marino del Ártico durante el mes de septiembre también fue notable, situándose como “la segunda más baja registrada, tanto para la extensión diaria como para la extensión promedio mensual”, según los datos de este servicio climático de la Unión Europea .

La pérdida de hielo en el Ártico en la parte final del verano en el hemisferio norte ya era esperada por los expertos puesto que sigue una tendencia observada desde hace años. Si a este proceso a largo plazo se suma la elevada temperatura de zonas como Ártico siberiano se entiende que el hielo en esta parte nórdica del planeta sea cada vez más escaso en estas épocas del año. En todo caso, la extensión de hielo en el Ártico en un año en concreto está determinada no solo por el cambio climático global o las temperaturas en las zonas terrestres de la región sino también por muchos otros fenómenos climáticos y meteorológicos, indican los expertos del servicio Copernicus.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

El cambio climático representa una amenaza urgente que exige una acción decidida. En todos los países del mundo ya se están observando efectos cada vez más importantes del cambio climático, como sequías, inundaciones y el aumento del nivel del mar. Según el informe global de riesgos que elabora el Foro Económico Mundial, estas amenazas ambientales se sitúan sistemáticamente en la parte superior de la clasificación.

Para limitar el aumento global de la temperatura a un valor que sea claramente inferior a 2 °C y lo más cercano posible a 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales, es imprescindible que las empresas, los responsables políticos y la sociedad civil emprendan acciones climáticas integrales a corto y largo plazo, de acuerdo con los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

La iniciativa Clima del Foro Económico Mundial apoya la ampliación y la aceleración de la acción climática global mediante la colaboración entre los sectores público y privado. Esta iniciativa cuenta con varias líneas de trabajo para desarrollar y aplicar soluciones inclusivas y ambiciosas.

Una de ellas es la Alianza de CEO Líderes del Clima, una red global de dirigentes empresariales de varios sectores que desarrollan soluciones rentables para la transición a una economía baja en carbono y climáticamente resiliente. Los CEO de las empresas utilizan su posición y su influencia sobre los responsables políticos y los socios corporativos para acelerar la transición y obtener los beneficios económicos derivados de una mayor seguridad climática.

Datos de Europa

Las temperaturas medias de septiembre también alcanzaron un récord para Europa, con alrededor de 0,2 °C por encima de las de septiembre de 2018, el más cálido hasta la fecha.

Gran parte del continente, especialmente las áreas del sureste, registró temperaturas superiores a la media durante el mes. Sin embargo, como se puede ver en la serie temporal anterior, también se han registrado magnitudes similares varias veces en las últimas dos décadas y ya no se consideran inusuales, indica el C3S.