El coronavirus se sigue propagando por todo el mundo al tiempo que gobiernos y personal sanitario se esfuerzan por aplanar la curva de contagios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que cerca de un 80% de los contagiados se recupera del covid-19, la enfermedad que provoca el virus, sin necesidad de tratamiento hospitalario.

Solo una de cada cinco personas que la contraen acaba presentando un cuadro grave, informa el organismo.

¿Cuáles son los síntomas de unos y otros?

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Tos y fiebre

El SARS-Cov-2, causante de la enfermedad covid-19, infecta los pulmones.

Los síntomas principales son fiebre, tos seca prolongada y cansancio.

Imagen: BBC Mundo

Por tos seca se entiende la tos que produce picor, pero no flema, según el Servicio de Salud Nacional británico (NHS, por sus siglas en inglés).

Para que se considere continuada, la tos debe prolongarse por más de una hora o se deben dar tres o más ataques de tos en 24 horas.

Esto puede llevar a una falta de aliento, que a menudo se describe como una intensa presión en el pecho, dificultad para respirar o sensación de ahogo.

Se considera que tienes fiebre si la temperatura es superior a los 37,8ºC. Esto te puede hacer sentir acalorado o, por el contrario, con frío o escalofríos.

Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes, según la OMS, son los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis y el dolor de garganta.

También la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies.

Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente, aclara la autoridad sanitaria. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos.

Distinta gravedad

Según un análisis de la OMS basado en un estudio con 56.000 pacientes, el 80% de los contagiados desarrolla síntomas leves (fiebre, tos y, en algunos casos, neumonía).

El 14% presenta síntomas graves (falta de aire y dificultad para respirar) y el 6% restante enfermedades graves (insuficiencia pulmonar, shock séptico, fallo multiorgánico y riesgo de muerte).

Los expertos consultados por BBC Mundo dicen que los síntomas deben ser monitoreados y, si permanecen leves, pueden ser tratados en casa con reposo y algún medicamento que alivie las molestias, como el paracetamol.

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar cuadros graves.

Sin embargo, cualquier persona puede contraer la covid‑19 y caer gravemente enferma, advierte la OMS.

¿Cómo se transmite?

Todavía no se sabe con exactitud cómo o cuándo el virus se volvió infeccioso para las personas, pero sí se sabe que se transmite entre humanos.

De acuerdo con las autoridades, el período de incubación (es decir, cuánto tardan los síntomas en aparecer después de contraer la infección) es de 1 a 14 días.

Imagen: BBC Mundo

Según los científicos, cada persona infectada puede transmitir el virus a entre 1,4 y 2,5 personas y el contagio se puede producir antes de que aparezcan los síntomas.

La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar.

Ante ello, la OMS recomienda mantenerse a más de 1-2 metros de distancia de otras personas.

Si estas secreciones caen en algún objeto o superficie, cualquier persona puede contagiarse si entra en contacto con ellas y después se toca los ojos, la nariz o la boca.

Por eso es fundamental mantener una estricta higiene y, sobre todo, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación, como las que apuntan a la transmisión aérea.