La mayoría de los países europeos han empezado a reabrir sus fronteras interiores en los últimos días siguiendo las peticiones de la Comisión Europea, que hace poco más de una semana instaba a los Estados miembros a levantar sus restricciones fronterizas antes del 15 de junio. Es el caso de países como Francia, Alemania o Bélgica, que abrieron sus fronteras para los viajes hacia y desde la Unión Europea y otros países europeos el pasado día 15.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

En otros países, sin embargo, esta reapertura de fronteras está ligada a numerosas restricciones y limitaciones que varían según el país, y que los turistas que quieran entrar o salir de éstos deben tener en cuenta. Así lo muestra la siguiente infografía de Statista, elaborada a partir de los datos de la plataforma “Re-open EU”, que facilita información de la situación en la frontera de los países miembros. Es el caso de países como España, uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus. Actualmente es obligatoria la cuarentena de 14 días, con algunas excepciones, para todos los viajeros que lleguen a España, independientemente de su país de origen. España levantará los controles fronterizos con todos los estados miembros de la Unión Europea (a excepción de Portugal) a partir del 21 de junio, coincidiendo con el fin del estado de alarma, eliminando así mismo la cuarentena.

Bruselas ha recomendado que a partir del 1 de julio también comiencen a abrirse las restricciones a los viajes desde fuera de la Unión Europea. El Gobierno español ya ha anunciado que esta apertura de fronteras con otros países ajenos a la Unión Europea estará sujeta a diversos condicionantes, entre ellos, que la situación epidemiológica de dichos países sea análoga o mejor que la de la UE.