El Ministerio de Salud de Brasil informó el jueves nuevas estadísticas sobre el COVID-19 que muestran que el país se acerca rápidamente a un millón de casos confirmados y a las 50.000 muertes.

Con el segundo mayor brote de coronavirus sólo por detrás de Estados Unidos, Brasil ahora tiene 978.142 casos confirmados y 47.748 decesos, 1.238 más que el miércoles, según el ministerio.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Por tercer día consecutivo Brasil registró más de 1.000 muertes en las últimas 24 horas, repitiendo la tendencia de las semanas recién pasadas.

Sin embargo, según el Ministerio de Salud, la epidemia se estaría estabilizando, aunque con cifras aún altas.

“Cuando se observa la pendiente de la curva epidemiológica de nuevos casos de Covid-19 (...) se ve que estamos entrando en una meseta”, dijo el Secretario de Vigilancia Sanitaria, Arnaldo Correia, en conferencia de prensa.

El miércoles, el jefe del programa de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, indicó que la situación se estaba estabilizando en Brasil, pero advirtió que la pandemia aún es “grave” y requiere de “extrema precaución”.

Aunque las cifras siguen siendo altas, muchas ciudades y estados ya están promoviendo una reapertura económica y flexibilizando las medidas de distanciamiento social, entre ellos São Paulo y Río de Janeiro, los dos estados más afectados por la pandemia en el país.

Según cifras oficiales, São Paulo tiene 192.628 casos confirmados y 11.846 muertes; Río de Janeiro registra 87.317 infectados y 8.412 decesos; y Ceará, un estado del noreste brasileño, ha contabilizado 87.273 casos y 5.377 fallecidos.