• Los científicos tienen la máxima visibilidad en la respuesta a COVID-19, al tiempo que proponen soluciones a otros desafíos mundiales, desde el cambio climático hasta la ciberseguridad, desde la pobreza hasta las pandemias y desde las tecnologías alimentarias hasta la fractura.
  • El Foro Económico Mundial creó la Comunidad de Jóvenes Científicos en 2008, con el fin de que los dirigentes se interesen por la ciencia y el papel que ésta desempeña en la sociedad. La clase de 2020 representa a 25 investigadores a la vanguardia de los descubrimientos científicos de 14 países de todo el mundo.


La crisis de COVID-19 ha puesto de relieve el papel vital de la ciencia en la sociedad. La ciencia nos proporcionará una "estrategia de salida" de la pandemia cuando finalmente se desarrolle una vacuna, pero hasta entonces, los científicos están ayudando a comprender los orígenes del virus, cómo se propaga, qué tratamiento(s) es(n) más eficaz(es) y, de hecho, si es posible una cura.

Los científicos tienen la máxima visibilidad en este momento, ya que diferentes grupos de personas se dirigen a ellos en busca de respuestas. Aparte de COVID-19, la ciencia propone soluciones a la miríada de otros desafíos mundiales a los que se enfrenta la sociedad, desde el cambio climático hasta la ciberseguridad, desde la pobreza hasta las pandemias y desde las tecnologías alimentarias hasta la fractura.

Esa es una de las razones por las que el Foro Económico Mundial creó la Comunidad de Jóvenes Científicos en 2008, para involucrar a los líderes con la ciencia y el papel que ésta desempeña en la sociedad. La ciencia ya no es una preocupación de especialistas. Es la fuerza motriz que impulsa las decisiones de más alto nivel sobre la gobernanza mundial y la formulación de políticas, al tiempo que informa las decisiones individuales que las personas toman sobre cómo quieren vivir y qué cambios quieren hacer.

Imagen: Pew Research Center

Hoy anunciamos nuestra Clase de 2020 Jóvenes Científicos, que representa a 25 excepcionales investigadores a la vanguardia del descubrimiento científico de 14 países de todo el mundo.

Desde oceanografía química hasta psicología infantil e inteligencia artificial, estos brillantes jóvenes académicos se unen a una comunidad cuyos objetivos son:

  • Comunicar la investigación de vanguardia y posicionar el discurso científico dentro del contexto de la evidencia científica.
  • Desarrollar habilidades de liderazgo y una comprensión más completa de las agendas globales, regionales y de la industria.
  • Construir una comunidad mundial diversa de líderes científicos de la próxima generación, comprometidos a participar en colaboraciones relacionadas con temas identificados colectivamente.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Al unirnos a los eventos del Foro, participar en módulos de aprendizaje personal y profesional y compartir experiencias entre nosotros, estamos deseando trabajar con la Clase de Jóvenes Científicos 2020 para ayudar a los líderes del sector público y privado a comprometerse más significativamente con la ciencia y, al hacerlo, ayudar a estos increíbles jóvenes investigadores a convertirse en embajadores más fuertes de la ciencia.

Aquí están los Jóvenes Científicos de 2020 del Foro Económico Mundial:

Clase de Jóvenes Científicos de 2020
Clase de Jóvenes Científicos de 2020

De África:

Sarah Fawcett (Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, Sudáfrica): Sarah investiga el papel de la química y la biología de los océanos en el clima, así como los impactos de las actividades humanas en los entornos marinos.

Salome Maswime (Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica)): Salomé trata de comprender los sistemas de salud quirúrgica y las causas de la muerte materna durante la cesárea en zonas de escasos recursos para mejorar la atención quirúrgica en todas las poblaciones.

De las Américas:

Gao Wei (Instituto de Tecnología de California, EE.UU., chino): Gao Wei desarrolla biosensores que se pueden llevar puestos sobre la piel y que permiten realizar análisis a través del sudor en lugar de la sangre, lo que conduce a un análisis no invasivo y en tiempo real y a una intervención médica oportuna.

Francisca Garay (Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile, chilena): Francisca está estudiando cuáles son los bloques de construcción más básicos del universo desarrollando tecnologías para acelerar y mejorar las capacidades de los aceleradores de partículas.

Diego García-Huidobro (Pontificia Universidad Católica de Chile, Chile, Chileno): Diego utiliza métodos de diseño centrados en el ser humano para desarrollar intervenciones sanitarias sostenibles y escalables a nivel comunitario en Chile.

Jennifer Ronholm (Universidad McGill, Canadá, Canadiense): Jennifer está trabajando para fortalecer el microbioma de los animales de granja para que resistan las infecciones en ausencia de antibióticos, con el objetivo de reducir la propagación de la resistencia a los antimicrobianos.

Stefanie Sydlik (Universidad Carnegie Mellon, EE.UU., estadounidense): Stefanie diseña nuevos materiales que estimulan la respuesta de curación del cuerpo para permitir la regeneración del hueso natural como alternativa a los implantes metálicos que se utilizan actualmente para curar las lesiones óseas.

Fatma Zeynep Temel (Universidad Carnegie Mellon, EE.UU., turca): Fatma utiliza modelos matemáticos y prototipos físicos para probar y explorar diseños inspirados en la biología, lo que lleva al desarrollo de robots y sensores a pequeña escala

De Asia:

Lee Sue-Hyun (Instituto Superior de Ciencia y Tecnología de Corea del Sur, coreano): Sue-Hyun investiga cómo se recuerdan y actualizan los recuerdos y cómo los procesos emocionales afectan a la memoria humana, para informar las intervenciones terapéuticas para los trastornos mentales.

Meng Ke (Universidad de Tsinghua, China, chino): Meng Ke trata de comprender las causas socioeconómicas del envejecimiento de la población y la disminución de las tasas de población para sugerir qué medidas e innovaciones de política pública pueden utilizarse para abordarlas.

Shi Ling (Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, China, chino): Shi Ling investiga la vulnerabilidad de los sistemas ciberfísicos para proteger de los ataques a las infraestructuras críticas para la seguridad, como los servicios públicos de energía y los sistemas de transporte de agua.

Sho Tsuji (Universidad de Tokio, Japón, japonés): Sho Tsuji trata de comprender cómo el entorno social de un niño afecta a la adquisición del lenguaje -un factor clave para predecir la alfabetización en el futuro- a fin de informar sobre las intervenciones sociales con sensibilidad cultural y basadas en la ciencia.

Wu Dan (Universidad de Zhejiang, China, chino): Wu Dan está investigando los avances tecnológicos en las técnicas de resonancia magnética para mejorar su capacidad de detectar tumores y derrames cerebrales, así como para vigilar el desarrollo del cerebro del feto.

Yi Li (Universidad de Pekín, China, chino): Yi Li investiga las deficiencias sociocomunicativas de los niños con autismo en China para desarrollar una detección y un diagnóstico más precisos, así como enfoques de tratamiento innovadores en el país.

Ying Xu (Academia China de Ciencias, China, chino): La investigación de Ying Xu se centra en la mejora del sistema de navegación por satélite Beidou de baja órbita de China, que podría dar lugar a avances en la industria aeroespacial comercial

De Europa:

Celeste Carruth (ETH Zurich, Suiza, Americana): Celeste está desarrollando un nuevo experimento de trampa de iones en 2D para el procesamiento de información cuántica que se espera sea más fiable y más barato de ampliar que las tecnologías competidoras y tiene como objetivo conducir a resultados de computación cuántica de gran avance.

Nicola Gasparini (Colegio Imperial de Londres, Reino Unido, italiano): Nicola está desarrollando nuevas tecnologías para tratar problemas de visión graves e incurables causados por la degeneración de la retina, que afecta a casi 200 millones de personas en todo el mundo.

Joe Grove (Colegio Imperial de Londres, Reino Unido, británico): Joe investiga cómo los virus entran en las células humanas y evaden el sistema inmunológico para revelar la nueva biología e informar el diseño de futuras vacunas.

Philip Moll (Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza, alemán): Philip está desarrollando nuevos métodos para hacer modificaciones a microescala de las estructuras materiales con el potencial de mejorar la computación cuántica.

Mine Orlu (University College London, Reino Unido, británico): Mine está diseñando tecnologías farmacéuticas y sanitarias adaptadas al paciente que contribuyen a un envejecimiento saludable e independiente a lo largo del curso de la vida.

Michael Saliba (Universidad de Stuttgart, Alemania, alemán): Michael está desarrollando células solares de perovskita baratas, estables y altamente eficientes que permitirán la aceleración de la tecnología de energía sostenible.

Andy Tay (Colegio Imperial de Londres, Reino Unido, singapurense): Andy está desarrollando nuevas tecnologías y materiales para la ingeniería de células, tejidos y sistemas inmunológicos, con el objetivo de prevenir y tratar el cáncer.

Jan Dirk Wegner (ETH Zurich, Suiza, alemán): Jan desarrolla novedosos métodos de inteligencia artificial para analizar datos medioambientales a gran escala y acelerar la capacidad de la humanidad para resolver problemas ecológicos

Desde el Medio Oriente:

Joseph Costantine (Universidad Americana de Beirut, Líbano, libanés): La investigación de Joseph aprovecha el electromagnetismo para diseñar una nueva generación de sistemas de comunicación inalámbricos, sensores biomédicos y dispositivos alimentados de forma inalámbrica a través de la recolección de energía por radiofrecuencia.

Joanna Doummar (Universidad Americana de Beirut, Líbano, libanesa): Joanna trata de comprender mejor los complejos sistemas de drenaje subterráneo, conocidos como acuíferos kársticos, para abordar y resolver mejor los problemas nacionales de calidad y cantidad de agua.