El número de proyectos en marcha para fabricar una vacuna para tratar el coronavirus ya supera la centena, según la Organización Mundial de la Salud. No obstante, desde la comunidad científica advierten de que hasta dentro de 12-18 meses es muy improbable que esta sea accesible.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

En cuatro meses escasos, el coronavirus ya ha causado más de 280.000 muertes en el mundo, lo que explica los enormes esfuerzos para acelerar este proceso desde el campo científico, político y empresarial.

En el pasado, otras muchas vacunas pasaron por este mismo proceso y hoy salvan millones de vidas en el mundo. Según datos de 2018, la más común de todas es actualmente la que inmuniza contra las enfermedades de la difteria, el tétanos y la tos ferina (fórmula conocida como DPT), que es administrada a un 86% de niños del mundo. Otras, como las que inmunizan contra la polio y la hepatitis B también cuentan con una cobertura vacunal superior al 80%, según la OMS.

Imagen: Statista