Europa necesita una mutualización de la deuda pública y un Plan Marshall común para recuperarse del impacto del brote de coronavirus, dijo el domingo al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung el presidente de España, Pedro Sánchez.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

El Plan Marshall fue un programa impulsado por Estados Unidos en 1948 para ayudar a los países de Europa occidental a recuperarse tras la Segunda Guerra Mundial.

Europa necesita a medio plazo un “nuevo mecanismo de mutualización de la deuda”, dijo Sánchez al periódico alemán. “Si las fronteras no detienen al virus, los mecanismos de financiación tampoco pueden hacerlo”, dijo Sánchez.

Alemania, entre otros países de la Unión Europea, se ha opuesto durante mucho tiempo a la emisión conjunta de deuda con otras naciones del bloque comunitario, argumentando que disuadiría a los países de llevar a cabo reformas estructurales individuales.