• En una rueda de prensa organizada el 15 de abril de 2020, el Director General de la Organización Mundial de la Salud dijo que lamentaba la decisión de los Estados Unidos de interrumpir la financiación del organismo.
  • Los Estados Unidos han sido históricamente el principal donante de la OMS.
  • La OMS dijo que reevaluaría su desempeño y presupuesto para asegurar que su trabajo en la lucha contra COVID-19 y otras enfermedades continúe sin interrupción.

Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respondieron a la noticia de que Estados Unidos suspendería temporalmente la financiación de la agencia en una rueda de prensa de hoy.

"Lamentamos la decisión del Presidente de los Estados Unidos de ordenar la suspensión de la financiación de la Organización Mundial de la Salud", dijo el Director General, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El Presidente Donald Trump anunció ayer que los Estados Unidos suspenderían la financiación, acusando a la OMS de administrar mal su respuesta a la propagación de la pandemia del coronavirus COVID-19.

La OMS se financia con las cuotas de sus 194 Estados miembros, así como con contribuciones voluntarias. Las contribuciones voluntarias constituyen casi las tres cuartas partes de la financiación del organismo y a menudo se destinan a iniciativas específicas.

Según el sitio web de la OMS, los Estados Unidos han sido el principal benefactor de la agencia, representando más del 14% de la financiación de la misma, con unos 400 millones de dólares al año. Otros donantes importantes son la Fundación Bill y Melinda Gates y la Alianza GAVI para la Vacunación, una iniciativa de salud pública y privada comprometida con la inmunización en los países pobres.

En la rueda de prensa, los funcionarios de la OMS destacaron las primeras medidas que el organismo había adoptado para responder al brote de coronavirus ya en diciembre pasado, cuando la autoridad de salud pública de Wuhan (China) comunicó por primera vez un grupo de casos de neumonía atípica. A los pocos días, la OMS informó sobre el grupo en los redes sociales y, el 10 de enero había publicado orientaciones técnicas para los países sobre la forma de hacer frente al virus.

En los meses transcurridos desde entonces, la OMS ha desarrollado sesiones de capacitación en línea para trabajadores de la salud, ha organizado un ensayo clínico con más de 90 países para comprobar la seguridad de ciertos medicamentos y ha facilitado un grupo de trabajo para entregar equipo de protección personal (EPP) en todo el mundo.

COVID-19 es sólo una de las enfermedades que la organización está abordando. Como señaló el Director General, la OMS responde a otras enfermedades y condiciones en todo el mundo, como la poliomielitis, el sarampión, el paludismo, el Ébola, el VIH, la tuberculosis y la malnutrición, entre otras.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

La OMS dijo que su proceso habitual de exámenes independientes evaluaría su desempeño e identificaría los puntos fuertes y débiles de la forma en que el organismo gestionaba la propagación del nuevo coronavirus.

También dijo que revisaría sus actuales capacidades de financiación y trabajaría con los socios para llenar cualquier vacío financiero para asegurar que el trabajo de la agencia continúe sin interrupciones. "Por ahora, nuestra atención, mi atención, se centra en detener este virus y salvar vidas", dijo el Director General. "La OMS está siguiendo con su trabajo".