La visibilidad de la cadena de suministro es crucial para comprender el impacto de la interrupción.La digitalización de registros hará que las cadenas de suministro sean más resilientes ante futuras conmociones.La tecnología de cadena de bloques (blockchain) ayudará a garantizar la privacidad de los datos para los proveedores.

Después de las interrupciones de la cadena de suministro derivadas del coronavirus, varios expertos han reiterado la necesidad de obtener más visibilidad en toda la cadena. Las empresas que venden productos elaborados suelen conocer los calendarios de producción y envío para sus proveedores de nivel 1, pero generalmente tienen un conocimiento escaso o nulo de los proveedores en otros eslabones de la cadena.

Obtener esta visibilidad se considera un elemento clave para optimizar la eficiencia y la agilidad de la cadena de suministro durante la producción habitual. Cuando se producen interrupciones críticas de la cadena de suministro, esta visibilidad resulta vital para comprender el impacto de la interrupción en el resto de la cadena a fin de que otros eslabones del ecosistema puedan planificar y tomar medidas, como el desarrollo de rutas hacia proveedores alternativos.

Debido a que COVID-19 ha provocado bloqueos, los proveedores de la cadena están suspendiendo temporalmente la producción y los proveedores de logística ya no pueden transportar mercancía sin problemas, especialmente a través de las fronteras.

Fiat Chrysler Automobiles anunció a mediados de febrero que iba a suspender temporalmente la producción en una fábrica de automóviles en Serbia porque no podía obtener piezas de China. Hyundai ha realizado un anuncio similar para las fábricas de Corea. En los desplazamientos aéreos internacionales se transportó una cantidad significativa de carga comercial antes de COVID-19, pero los vuelos disminuyeron un 55 % desde el comienzo de la pandemia. China desempeña un papel central en las cadenas de suministro mundiales.

Imagen: Bloomberg

Este no es un problema nuevo: las empresas llevan décadas intentando descubrir estos datos, pero los proveedores no presentan la información. Así es como podemos alcanzar la visibilidad en toda la cadena de valor:

1. El paso del papel a la digitalización

El comercio depende en gran medida de procesos que se basan en el papel: el "Conocimiento de embarque", una lista detallada del cargamento de un barco; las notificaciones rellenadas a mano; copias impresas de listas de contenidos de cada transportista logístico. En algunos casos, como en el conocimiento de embarque, la ley exige copias físicas en papel. Sin embargo, en su mayor parte, las empresas aún no han digitalizado sus procesos de la cadena de suministro porque han determinado que el coste de esta acción no proporciona un nivel de eficiencia o seguridad que justifique el esfuerzo.

Las medidas de protección para COVID-19 han dejado en claro que las operaciones que dependen de activos físicos, como el papel, pueden enfrentarse a serias interrupciones cuando la presencia física no es posible. Las firmas en tinta y las impresiones en papel suelen gestionarse a través del personal de operaciones que debe acudir a la oficina u otro lugar de trabajo y coordinarse con los demás. Asimismo, las cadenas de valor que dependen de la información que figura en estos documentos impresos pierden acceso a esa visibilidad muy rápidamente y no pueden reaccionar ante las condiciones cambiantes.

Así pues, la digitalización no es una mera cuestión de coste, sino principalmente de visibilidad y de gestión del riesgo de la cadena de suministro. Para limitar el impacto de los puntos de fallo en la cadena de valor, es importante hacer que los datos estén disponibles a través de medios digitales. En la actual pandemia COVID-19, los gobiernos y las empresas con una sólida infraestructura digital y reglamentos de habilitación, como las leyes de firma electrónica y las transacciones electrónicas, están lidiando con las interrupciones de la cadena de suministro mucho mejor que aquellas que no los tienen.

2. Garantía de privacidad de los datos para los proveedores

La razón por la cual los proveedores no revelarán información a los clientes finales, incluso si les resulta fácil hacerlo, es que temen perder la ventaja comercial si sus clientes tienen todavía más datos sobre sus operaciones, precios y fuentes. Los proveedores deben poder controlar exactamente quién recibe qué datos de ellos y verificar dichos controles de forma independiente.

La mayoría de las comunicaciones digitales en la cadena de suministro se realizan a través del intercambio electrónico de datos (EDI) y de hojas de cálculo de Excel. Cuando se alternan solo dos partes del ecosistema de la cadena de suministro, la privacidad de los datos es fácil de controlar y no supone un problema. Sin embargo, cuando los datos incluidos en estas comunicaciones deben distribuirse a más partes, los sistemas tradicionales de la cadena de suministro, que están centralizados, no pueden conceder controles de acceso independientes y auditables a cada parte. Sin embargo, un sistema descentralizado que pertenece a un gran comprador es la mejor manera de brindar a los proveedores la privacidad que necesitan y a los compradores la visibilidad que desean.

Las cadenas de bloques con permisos públicos o privados cumplen este criterio. Cuando se crean correctamente, los proveedores pueden auditar sus permisos de intercambio de datos directamente en su propio nodo de cadena de bloque. Al mismo tiempo, sus datos se pueden distribuir de forma segura a otros miembros de la red de cadena de bloques sin que sea necesaria la integración punto a punto que hacen los sistemas centralizados. Por tanto, hemos resuelto un problema tecnológico clave para lograr que los proveedores participen en iniciativas de visibilidad de la cadena de suministro.

3. Ofrecer a los proveedores un incentivo para que compartan sus datos

Los compradores que valoran mucho los datos pueden considerar pagar a sus proveedores por los datos en sí, además de los bienes físicos que obtienen. Un método más rentable es establecer programas de financiación de la cadena de suministro que ofrezcan los tipos de interés competitivos propios del comprador.

Muchos compradores ya ofrecen dichos programas a sus proveedores de Nivel 1. Sin embargo, la falta de visibilidad es un problema derivado de otros proveedores que se encuentran en el Nivel 2 o incluso en otras posiciones superiores de la cadena de suministro. La financiación también debe llegar a estos proveedores. La tecnología de cadena de bloques es ideal para garantizar que los datos sobre el rendimiento y el riesgo, que sustentan todas las transacciones financieras de la cadena de suministro, se puedan compartir de manera autenticada con los financieros y otras partes de una transacción, incluso cuando no existe una relación directa entre ellos.

Al usar esta tecnología, los compradores pueden usar compromisos de pago en la cadena de bloques como alternativas a una Carta de crédito, pagar a los proveedores más tarde, reducir el costo de los bienes vendidos y aislarse de la bancarrota de los proveedores, entre otras cosas. A su vez, los proveedores reconocen los ingresos antes y reemplazan sus acuerdos financieros actuales de la cadena de suministro con términos de financiación mucho más bajos. Estos beneficios se multiplican a medida que la red crece. El resultado es un ecosistema de financiación que hace que el intercambio de datos se pague solo.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

4. Anticiparse a las situaciones: no asumir que los trastornos actuales nunca volverán a suceder

Las iniciativas de la cadena de suministro tardan en implantarse. El paso más efectivo en este momento es implantar programas de financiación de la cadena de suministro para apoyar a los proveedores con dificultades financieras y hacer que la cadena de valor sea más eficiente en términos de capital. Si las empresas comienzan a implantar el intercambio de datos en sus cadenas de suministro al mismo tiempo, estarán en una posición mucho mejor para enfrentarse a una futura conmoción.

El comercio mundial y las cadenas de suministro están atravesando una enorme e inusual conmoción que ataca desde ambos extremos: la oferta y la demanda. Las empresas, ya sean compradores o proveedores, se enfrentan a enormes desafíos para mantener el flujo de bienes y servicios en un momento de bloqueos globales. Los países, especialmente los países en desarrollo, sufren las consecuencias directas de los colapsos de la cadena de suministro agravados por las restricciones comerciales. A medida que la situación de COVID-19 cambia diariamente, es vital que todas las partes tengan visibilidad en la cadena de suministro, intercambien datos y se comuniquen de manera efectiva. Las tecnologías acompañadas de políticas habilitadoras pueden desempeñar un papel considerable en la reconstrucción del sistema de comercio y cadena de suministro y hacer que la cadena de suministro sea más resistente a los impactos en las próximas décadas.

La Plataforma para el Futuro del Comercio y la Interdependencia Económica Mundial del Foro Económico Mundial trabaja en estrecha colaboración con los interesados de los sectores público y privado para hacer frente a las crisis agudas y a las continuas tensiones, y dirigir el esfuerzo de reconstruir un sistema mundial resistente y con capacidad de respuesta.