La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el sábado que actualmente “no hay pruebas” de que las personas que se han recuperado de COVID-19 y tienen anticuerpos estén protegidas de contraer una segunda infección por coronavirus.

En un informe científico, la agencia de las Naciones Unidas desaconsejó a los Estados la emisión de “pasaportes inmunitarios” o “certificados de estar libres de riesgo” a las personas infectadas, ya que no se puede garantizar su precisión.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

La práctica en realidad podría aumentar los riesgos de propagación, ya que las personas que se han recuperado podrían ignorar los consejos sobre la toma de precauciones básicas contra el virus, advirtió la OMS.

“Algunos Estados han sugerido que la detección de anticuerpos contra el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, podría servir como base para un ‘pasaporte inmunitario’ o ‘certificado de estar libre de riesgos’ que permitiría a las personas viajar o volver a trabajar asumiendo que están protegidos contra una nueva infección”, dijo la OMS.

“Actualmente no hay pruebas de que las personas que se han recuperado de COVID-19 y tienen anticuerpos estén protegidas de una segunda infección”.

Chile indicó la semana pasada que comenzaría a entregar “pasaportes de salud” a las personas que se hayan recuperado de la enfermedad. Una vez examinados para determinar si han desarrollado anticuerpos para hacerlos inmunes al virus, podrían unirse de inmediato a la actividad laboral.

La OMS dijo que continúa revisando las pruebas sobre las respuestas de los anticuerpos al virus, que surgió en la ciudad china de Wuhan a finales del año pasado.

Hay más de 2,9 millones de casos confirmados de COVID-19 en todo el mundo.
Hay más de 2,9 millones de casos confirmados de COVID-19 en todo el mundo.
Imagen: Our World in Data

Las muertes causadas por el coronavirus en todo el mundo superaron el sábado el umbral de las 200.000. Un recuento de Reuters concluyó que los casos confirmados del virus llegarán a 3 millones en los próximos días.

La mayoría de los estudios han demostrado que las personas que se han recuperado de una infección tienen anticuerpos contra el virus, afirmó la OMS. Sin embargo, algunos de ellos tienen niveles muy bajos de anticuerpos neutralizantes en la sangre.