Los residentes de Nueva Delhi están viviendo el mayor período de aire limpio de que se tiene registros, según datos del gobierno, ya que las estrictas medidas de confinamiento para evitar la propagación del nuevo coronavirus han reducido drásticamente la polución en la capital más contaminada del mundo.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Con todo el transporte y la construcción suspendidos, un aire más limpio ha surgido como uno de los pocos subproductos positivos del bloqueo para detener el virus, que ha infectado a más de 17.000 personas y cobrado más de 500 vidas en la India.

Imagen: Statista

Una mezcla de contaminación industrial, agrícola y vehicular cubre Nueva Delhi y decenas de otras ciudades indias con una espesa niebla gris varios meses al año. Delhi fue la capital más contaminada del mundo en 2018 y 2019, según IQ AirVisual, grupo suizo que compila datos de calidad del aire a nivel mundial.

Pero en los primeros 25 días de cuarentenas en las ciudades, iniciadas el 22 de marzo, la concentración de partículas dañinas PM2.5 en un metro cúbico de aire promedió 44,18, según un análisis de Reuters de datos del gobierno, lo que indica una calificación “buena”, el nivel más seguro en la escala.

La cifra está muy por debajo de una concentración promedio de 81,88, registrada entre el 22 de marzo y el 15 de abril de 2019, mostró un análisis de los datos recopilados por la Junta Central de Control de la Contaminación estatal.

IQ AirVisual dijo que la concentración anual promedio de PM2.5 de Nueva Delhi en un metro cúbico de aire fue de 98,6 en 2019.

“El aire limpio ha sido una bendición”, declaró Rakesh Singh, un ingeniero informático que vive en Noida, ciudad satélite de Nueva Delhi. “Respirar un buen aire aumentará mi inmunidad contra el coronavirus”.

La lectura es la mejor registrada para la ciudad desde que el gobierno comenzó a recopilar datos detallados. Nueva Delhi tenía pocos monitores de contaminación antes de 2016, lo que dificultaba las comparaciones históricas.