La China continental informó el martes de una disminución en los nuevos casos de coronavirus después de cerrar sus fronteras a prácticamente todos los extranjeros con el fin de frenar las infecciones importadas, mientras que la ciudad central de Wuhan, epicentro del brote, no registró nuevas muertes por primera vez.

China tuvo 32 nuevos casos confirmados de coronavirus el lunes, por debajo de los 39 casos del día anterior, dijo la Comisión Nacional de Salud.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Los 32 casos afectaron a viajeros que llegaron del extranjero, en comparación con los 38 casos importados un día antes. El número total de infecciones importadas hasta ahora es de 983, según la autoridad sanitaria.

Wuhan, capital de la provincia central de Hubei, informó de solo dos nuevos casos confirmados en los últimos 14 días. Está previsto que la gente pueda salir de la ciudad el miércoles por primera vez desde que se cerró el 23 de enero para frenar la propagación del virus.

Tras haber superado con creces el pico de infecciones de febrero, las autoridades chinas han centrado su atención en los casos importados y en los pacientes asintomáticos, que no muestran síntomas pero que aún pueden transmitir el virus.

China ha cerrado sus fronteras a los extranjeros a medida que el virus se propagaba por todo el mundo, aunque la mayoría de los casos importados han sido de ciudadanos chinos que regresaban del extranjero. Los vuelos internacionales se han reducido a unos 3.000 diarios en abril, en comparación con las decenas de miles anteriores.

También comenzó a hacer tests del virus a todos los llegados del extranjero este mes.

El número total de casos confirmados en China continental ascendía a 81.740 hasta el lunes, mientras que 3.331 personas han muerto, según las autoridades.

Wuhan, donde las muertes diarias han caído a cifras de un solo dígito desde finales de marzo, no tuvo nuevas muertes el lunes.

China informó de 30 nuevos casos asintomáticos el lunes, nueve de los cuales implicaban a viajeros que llegaban a su territorio. De los nuevos casos asintomáticos, 18 fueron en la provincia de Hubei.

Según datos del lunes, hay 1.033 pacientes asintomáticos bajo observación médica.