Equity, Diversity and Inclusion

No puede haber derechos humanos sin igualdad de género

La gente asiste a una protesta en el Día Internacional de la Mujer en Seúl, Corea del Sur.

La gente asiste a una protesta en el Día Internacional de la Mujer en Seúl, Corea del Sur. Image: REUTERS/Kim Hong-Ji

Bjorn Andersson
Asia-Pacific Regional Director, United Nations Population Fund
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Equity, Diversity and Inclusion??
La visión global
Explora y monitorea cómo Paridad de género afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Paridad de género

  • Los recientes avances globales en materia de género están amenazados por el creciente conservadurismo.
  • El lenguaje universalmente acordado de la igualdad también está sufriendo ataques.
  • Los gobiernos deben liderar la lucha contra las fuerzas retrógradas, con el apoyo de la sociedad civil.

«Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos.» La memorable frase de Charles Dickens describe perfectamente el mundo de hoy.

La salud y la ciencia han realizado avances sin precedentes. Sin embargo, los sistemas de salud de muchos países siguen estando mal equipados para combatir el brote actual de COVID-19.

¿Has leído?

Estamos más interconectados que nunca a través de plataformas digitales. Pero el pegamento en línea que nos une virtualmente tiene, irónicamente, divisiones diseminadas y amplificadas de la vida real, incluido el odio.

El mundo cuenta con más democracias que nunca, pero el último informe de Freedom House también indica que la democracia y el pluralismo están siendo objeto de crecientes ataques.

Hay muchas víctimas en este desafiante escenario global: la verdad, la compasión, el decoro básico.

Pero, sobre todo, los derechos humanos y la igualdad de género.

Estos pilares gemelos han sustentado marcos mundiales históricos desde la fundación de las propias Naciones Unidas hace 75 años, desde la Carta de las Naciones Unidas de 1945 y la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, hasta el Programa de Acción que surgió a partir de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) celebrada en 1994 en El Cairo y, un año después, la Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing.

Las mujeres siguen estando muy poco representadas en los niveles de liderazgo.
Las mujeres siguen estando muy poco representadas en los niveles de liderazgo. Image: Sustainable Development Goals Knowledge Platform

La visión colectiva y complementaria de todo esto guía la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida la Igualdad de Género.

En efecto, en las últimas décadas se han logrado avances en varios frentes a nivel mundial, incluyendo en Asia y el Pacífico.

Pero los esfuerzos para avanzar en la CIPD, la Plataforma de Beijing y los ODS sufren un ataque sostenido y concertado en múltiples frentes en esta era de creciente conservadurismo.

El lenguaje acordado universalmente en la ONU y otros documentos globales relacionados con la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, según lo previsto por la CIPD, está siendo atacado por diversos agentes que buscan volver atrás en el tiempo, lo que conlleva consecuencias perjudiciales para la salud de las mujeres en la mayoría de países con escasos recursos.

El propio concepto de igualdad de género está amenazado, y el «género» más que nunca sirve como grito de guerra para quienes perpetuarían el patriarcado, el sexismo y las prácticas nocivas contra las mujeres en varios niveles del gobierno y la sociedad civil.

Estos ataques también tienen como objetivo los derechos y el bienestar de las personas de diversas identidades sexuales, las personas con discapacidad y los pueblos indígenas, grupos que durante mucho tiempo han sido marginados y excluidos por la sociedad.

¿Cómo podemos contrarrestar todo esto?

Necesitamos que los gobiernos demuestren un verdadero liderazgo y rindan cuentas ante la CIPD, Beijing y los ODS como criterios para medir y juzgar sus actuaciones. En la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25 celebrada el pasado noviembre, 145 países, incluidos 26 de Asia y el Pacífico, se comprometieron a lograr el Programa de Acción, reconociendo su importancia con respecto a los ODS, aunque tan solo es un comienzo.

Necesitamos que la sociedad civil y las comunidades estén empoderadas y sean cada vez más audaces y valientes, para hacer lo correcto para las mujeres y niñas de todo el mundo. El movimiento #MeToo para combatir el acoso sexual, por ejemplo, ha ganado impulso a nivel mundial, pero todavía hay demasiadas voces silenciadas.

Necesitamos forjar una coalición de los que ya son campeones y los que aún necesitan ser convencidos permitiendo un verdadero diálogo utilizando nuestro entorno interconectado online para unir, no dividir. Hemos visto algunos avances en el tratamiento de la violencia de género a través de coaliciones de gran alcance como UNiTE a nivel mundial y Socios para la Prevención (P4P) en Asia-Pacífico. La observancia de Beijing25 de este año busca reunir a los gobiernos, la sociedad civil y la ONU bajo los auspicios de #GenerationEquality .

Necesitamos datos sólidos y desglosados sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género para identificar las necesidades más acuciantes y garantizar la inclusión de los más rezagados. La iniciativa kNOwVAWdata Asia-Pacífico, que recopila datos sobre la prevalencia de la violencia contra las mujeres para estimular a los gobiernos a actuar, constituye un buen ejemplo.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con la brecha de género?

Debemos recordar siempre que los progresos realizados nunca deben darse por sentados. Sin derechos humanos, simplemente no habrá igualdad de género ni empoderamiento de las mujeres, y sin igualdad de género, no se podrán hacer realidad los derechos humanos.

Veinticinco años después de la CIPD y la Plataforma de Acción de Beijing, mantengámonos fieles a los ideales de los notables marcos que, después de todo, fueron elaborados colectivamente por los propios países.

Hablar no cuesta nada. La igualdad de género, los derechos de las mujeres y los derechos humanos no pueden ser valores a los que simplemente aspiramos, sino que deben considerarse como los cimientos sobre los que se construye la humanidad. Estos deben servir como faro y guía colectivos mientras navegamos en esta década de acción sobre los ODS hacia un futuro mejor.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Equity, Diversity and InclusionCivil Society
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

¿Qué es el salario digno y en qué se diferencia del salario mínimo? Aquí te lo explicamos

Victoria Masterson

10 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial