Este artículo fue actualizado el miércoles 18 de marzo.

  • La Organización Mundial de la Salud ha declarado pandemia al COVID-19.
  • Los países están lidiando con diferentes "fases de la enfermedad" a medida que el virus se propaga.
  • Las empresas deben asegurarse de que las directrices de los centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. y la OMS se sigan de cerca.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia de COVID-19 el 11 de marzo de 2020. En el momento de escribir este artículo, se han producido más de 187.000 casos de COVID-19 en todo el mundo, que han provocado más de 7.400 muertes.

El brote de coronavirus es sin duda una historia de tragedia humana. Pero también causará un daño significativo a la economía, y la verdadera escala de este costo acaba de empezar a surgir.

La propagación del virus está afectando a los países a ritmos diferentes, y cada uno de ellos parece pasar por un patrón similar de "fases de la enfermedad". Los gobiernos de todo el mundo tienen que actuar con rapidez y decisión para proteger a las y los ciudadanos vulnerables y limitar los daños a sus economías.

El impacto económico de COVID-19 en China a partir del 16 de marzo de 2020.
El impacto económico de COVID-19 en China a partir del 16 de marzo de 2020.
Imagen: McKinsey

Una nueva investigación publicada por KcKinsey el 16 de marzo esboza las perspectivas actuales sobre el brote y las medidas que pueden tomar las empresas de todas las formas y tamaños para protegerse de los daños económicos a largo plazo.

Aquí les ofrecemos 7 medidas sugeridas por el informe:

1. Proteger a sus plantillas de trabajadores

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la OMS están actualizando sus directrices con frecuencia. Las empresas deben asegurarse de que se sigan y que el personal las conozca. También es una buena idea restringir el contacto y los viajes no esenciales cuando sea posible.

2. Establecer un equipo de respuesta multifuncional

Las empresas deben establecer un equipo dedicado a garantizar un conjunto de procesos sencillos pero bien gestionados que maximicen la salud y la seguridad de sus colegas de trabajo y de sus clientes. Este equipo debería ser dirigido por un CEO o alguien de un nivel superior similar. El enfoque del equipo debería dividirse en cinco líneas de trabajo distintas:

  • Gestión y bienestar de las personas empleadas
  • Pruebas de estrés financiero y planificación de contingencias
  • Supervisión de la cadena de suministro
  • Marketing y ventas
  • Cualquier otro asunto

Se deben esbozar objetivos específicos para cada una de estas corrientes de trabajo en un horario rotativo de 48 horas y una semana. Se deben establecer productos mínimos viables, con un calendario de eventos e hitos que constantemente miren con vista a seis semanas.

3. Pruebas de estrés, asegurar la liquidez y construir un plan de contingencia

Definir los escenarios puede ser difícil, pero se aconseja a las empresas que intenten identificar las variables desencadenantes que afectarán a los ingresos y los costes. Esos factores desencadenantes pueden aplicarse luego a los escenarios establecidos, de modo que se puedan modelar el flujo de efectivo, las pérdidas y ganancias y los balances.

A continuación se pueden elaborar planes de contingencia para diversos resultados, como la optimización de la cartera mediante desinversiones, la reducción de costos, etc.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

4. Estabilizar la cadena de suministro

Se deben establecer zonas geográficas que experimenten altos niveles de transición comunitaria, teniendo en cuenta los proveedores y los inventarios. A fin de estabilizar de manera inmediata la cadena de suministro, las empresas deberían centrar su atención en la reserva previa de capacidad de transporte ferroviario y aéreo y en la utilización de las existencias de posventa como puente.

Para una estabilización a más largo plazo, las empresas deberían tratar de planificar más a fondo la demanda de los consumidores y hacer más resistente su red de suministro.

5. Mantenerse "cerca" de los clientes

Las empresas tendrán que hacer un esfuerzo común para mantener a sus clientes comprometidos y tranquilos a corto plazo. La planificación de inventario, los descuentos y las ofertas especiales ayudarán a incentivar a los clientes actuales. Para lograr una estabilidad a largo plazo, las empresas deben empezar a evaluar y dirigirse a otros segmentos del mercado e identificar las oportunidades de crecimiento.

6. Participar en la "planificación de prácticas" de mesa

La investigación también aconseja que el equipo de respuesta se reúna regularmente en "reuniones de mesa" para desarrollar varios escenarios. Definir los protocolos de activación para las diferentes fases de la respuesta. También deben identificarse los principales responsables de la toma de decisiones y los propietarios de las corrientes de trabajo.

7. Demostrar el propósito

Las empresas de todas las formas y tamaños deben esforzarse por apoyar los esfuerzos por contener la propagación del virus siempre que sea posible. Demostrar este sentido y propósito tendrá un efecto positivo en los colegas, clientes y la comunidad empresarial en general.