La salud mundial

Sustitución de lípidos: por qué con la edad nos cuesta más perder peso

A man runs up the "gostra", a pole covered in grease, during the religious feast of St Julian, patron of the town of St Julian's, outside Valletta August 25, 2013. In the traditional "gostra", a game stretching back to the Middle Ages, young men, women and children have to make their way to the top and try to uproot one of the flags to win prizes. From May to September in Malta, there is hardly any weekend when a town or a village is not celebrating the feast of its patron saint or other saints revered in different churches.REUTERS/Darrin Zammit Lupi (MALTA - Tags: RELIGION SOCIETY TRAVEL TPX IMAGES OF THE DAY) MALTA OUT. NO COMMERCIAL OR EDITORIAL SALES IN MALTA - GM1E98Q0A7801

Image: REUTERS/Darrin Zammit Lupi

BBC Mundo
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en La salud mundial??
La visión global
Explora y monitorea cómo La salud mundial afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

La salud mundial

Nos pasa a casi todos a medida que envejecemos. Controlamos lo que comemos, tratamos de estar activos pero, cuando nos subimos a la báscula, lo que marca la aguja nos llena de decepción: hemos aumentado de peso.

Entender cómo es ese proceso es clave en un mundo que atraviesa una epidemia de obesidad y las complicaciones para la salud que eso conlleva.

Ahora, una nueva investigación descubrió por qué es que muchos nos cargamos de kilos con la edad.

Tiene que ver con lo que llaman sustitución de lípidos, según los investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia.

¿Qué es la sustitución de lípidos?

La sustitución o recambio de lípidos es la capacidad que el cuerpo tiene de almacenar y eliminar lípidos para regular la masa de tejido adiposo.

El exceso de masa corporal está directamente asociado a una disminución de las tasas de eliminación de lípidos adiposos.

Eso es lo que nos afecta, a medida que envejecemos y facilita el aumento de peso, no obstante los cambios de dieta o ejercicio que hagamos, dijeron los científicos.

Los investigadores del Instituto Karolinska recopilaron los cambios de peso y los procesos moleculares registrados por casi 100 individuos (hombres y mujeres) a lo largo de 13 años.

En ese período, todos los sujetos, independiente de que hubieran subido o bajado de peso, demostraron una reducción de sustitución de lípidos.

Y la incapacidad de ajustarse a lo que comían durante este período de 13 años está relacionada a un 20% de aumento de peso corporal, explicó Kirsty Spalding, una de las principales investigadoras, en el sitio Karolinska.

"La salud en general está afectada por un incremento en el tamaño de las células grasas (adiposas), así que, a medida que envejeces y consumes alimento al mismo ritmo y no te ajustas al hecho de que no estás quemando lo mismo, tus células grasas crecerán en tamaño y eso tendrá consecuencias negativas para tu salud", comentó.

A chef prepares a pizza at Braz pizzeria in Sao Paulo, September 28, 2007. Sao Paulo is home to more than 6,000 pizza parlors that, in all, churn out close to a million pies a day, according to the local association of pizzerias. By some estimates, only New Yorkers devour more pizzas annually than Paulistanos.  Picture taken September 28, 2007.    REUTERS/Paulo Whitaker (BRAZIL) - GM1DWGVOBOAA
Image: REUTERS/Paulo Whitaker
Mejorar el ritmo al que se quema grasa

Los investigadores también examinaron esa rotación de lípidos en 41 mujeres que habían sido sometidas a cirugía bariátrica, un procedimiento por el que se reduce el tamaño del estómago con una liga o removiendo una parte de éste.

Estudiaron cómo sus tasas de sustitución de lípidos afectaban su capacidad de controlar el peso entre cuatro a siete años después de la cirugía.

Los resultados demostraron que sólo aquellas que habían manifestado una baja tasa antes de la cirugía pudieron aumentar la sustitución de lípidos y mantener su pérdida de peso.

La explicación, señalaron los investigadores, es que esas personas tenían más espacio para mejorar la sustitución de lípidos que las que ya habían demostrado tasas altas antes de la cirugía.

Los resultados son particularmente esperanzadores para los pacientes que de entrada muestran tasas bajas de sustitución de lípidos porque significa que pueden mejorar su capacidad para quemar grasa.

El ejercicio sigue siendo fundamental

Con anterioridad se había vinculado el ejercicio con el ritmo al cual los humanos quemaban grasa, pero estos nuevos descubrimientos presentan nuevas posibilidades para intensificar este proceso.

Además de hacer énfasis en lo que ya se sabe sobre el beneficio del ejercicio, los científicos también destacaron la importancia de buscar nuevos métodos y estrategias de tratamientos que realmente puedan acelerar el ritmo al que quemamos grasa.

"Los resultados por primera vez indican que los procesos en nuestro tejido adiposo regulan los cambios en peso corporal durante el envejecimiento de una manera que es independiente de otros factores", afirmó Peter Arner, profesor del Departamento de Medicina en el Instituto Karolinska y uno de los principales autores del estudio.

"Esto podría abrir nuevas formas de tratar la obesidad", añadió.

La obesidad y las complicaciones de salud por el exceso de kilos han llegado a niveles de epidemia en el mundo.

Se estima que 13% de la población mundial está afectada por la obesidad, una de las principales causas de problemas cardiovasculares y metabólicos.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
La salud mundialHealth and Healthcare
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

El futuro de la economía del cuidado depende de la colaboración y de una "actitud de cuidador"

Kim Piaget

12 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial