En la actualidad, mueren más africanos de cáncer que de malaria. Como la mayoría de las otras naciones en el mundo, muchos países africanos están luchando contra el aumento de las tasas de enfermedades no transmisibles (ENT). La Organización Mundial de la Salud advierte que las ENT son responsables del 71 % de las muertes a nivel mundial, que aumentan en número a medida que disminuyen las muertes por enfermedades infecciosas, las personas viven más tiempo y adoptan hábitos de vida deficientes. Entre las ENT, el cáncer es la segunda causa de muerte a nivel mundial; el 70 % de las muertes por cáncer se producen en países de ingresos bajos y medios. En todos estos países, incluidos muchos de África, los servicios para diagnosticar y tratar pacientes con cáncer son limitados. Los enfoques médicos modernos pueden cambiar rápidamente esta situación.

La medicina de precisión, impulsada por nuestro conocimiento de la composición genética y biológica de una persona, presenta una oportunidad para capacitar a los médicos y a los responsables de las políticas para ofrecer una mejor atención personalizada a los pacientes con cáncer en África. En las economías emergentes, sentar las bases para un sistema de asistencia sanitaria de precisión presenta una oportunidad para revisar los enfoques de tratamiento, informar la asignación de recursos, implementar políticas innovadoras y dejar de lado los enfoques y equipos heredados, superando así algunos enfoques de salud de las economías más desarrolladas.

Imagen: Carga mundial de enfermedades: actualización 2004. Organización Mundial de la Salud

¿Por qué utilizar la medicina de precisión para el cáncer?

El impacto de la medicina de precisión en la lucha contra las enfermedades puede ser más notable en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, donde los médicos están adoptando enfoques de tratamiento más individualizados al observar la composición genética de los pacientes y sus tumores, y adecuando las personas a las opciones de tratamiento que pueden incluir terapias dirigidas, inmunoterapias o terapias génicas. El desarrollo de un sistema listo para la medicina de precisión que utilice el cáncer como punto de partida puede informar las políticas de salud, los sistemas de datos, las redes de laboratorio y el crecimiento de la capacidad de diagnóstico, y al mismo tiempo frenar el aumento de las tasas de mortalidad. Además, estos desarrollos también apoyarán el diagnóstico y el tratamiento de otras enfermedades.

Podría decirse que, en el continente de África, el foco de innovación sanitaria debería estar en las enfermedades infecciosas. Después de todo, la causa de la mayoría de las muertes en África sigue siendo el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis. Si bien aliviar la carga de las enfermedades infecciosas sigue siendo crítico, las economías emergentes también deben sentar las bases para hacer frente a la creciente pandemia de cáncer.

Un enfoque en Ruanda

La nación de Ruanda, en el este de África, ha realizado grandes progresos. Solo 24 años después del genocidio que destrozó el tejido socioeconómico del país, ahora tiene una economía en expansión, con un crecimiento promedio del PIB de alrededor del 8 % anual entre 2001 y 2015.. El país ha hecho grandes avances para mejorar la prestación de servicios de salud a su población de doce millones de personas, mientras sigue demostrando su deseo de adoptar nuevos enfoques ambiciosos para hacer frente a los desafíos.

Por ejemplo, como parte de un objetivo ambicioso para erradicar el cáncer de cuello de útero para el año 2020, Ruanda ofrece vacunas gratuitas contra el virus del papiloma humano (VPH) a todas las niñas de entre 11 y 15 años, y ya ha vacunado a más del 97 % de las niñas. El cáncer de cuello de útero es la causa más común de cáncer en África y es en gran medida prevenible, por lo que este movimiento preventivo por parte de la dirigencia de Ruanda es un paso importante para proteger a su población, y demuestra cómo los países pueden aumentar rápidamente su capacidad para abordar problemas críticos de salud.

En respuesta a las crecientes tasas de cáncer, Ruanda está desarrollando actualmente un Plan Nacional de Control del Cáncer e instaurando a la vez un registro nacional de cáncer para recopilar datos sobre las incidencias de cáncer en el país. El país también ofrece un plan nacional de seguro de salud, lo cual hace que los servicios de salud, incluido el diagnóstico de cáncer, sean más asequibles para los ciudadanos de bajos ingresos.

También está el Laboratorio de Ácido Nucleico, parte del Centro Biomédico de Ruanda en Kigali, que se inauguró en febrero de 2018 para mejorar las pruebas y la detección de marcadores de enfermedades como el cáncer. A fines de 2018, entrará en funcionamiento un centro de tratamiento de radioterapia en el Hospital Militar de Ruanda: además, el Centro Oncológico de Excelencia de Butaro en el norte rural de Ruanda está a la vanguardia en la intervención contra el cáncer en el país.

Oportunidades para avanzar

Ruanda está adoptando una visión a largo plazo de su sistema de salud y construyendo las bases para un enfoque de medicina de precisión para el cuidado del paciente. Otras economías emergentes podrían estar haciendo lo mismo. Para aquellos que sí lo están haciendo, las siguientes cuatro áreas son oportunidades para preparar el terreno, y posiblemente evitar algunas de las complejidades que los países de altos recursos enfrentan ahora en la implementación de la medicina de precisión:

● Diseñar proactivamente un sistema regulatorio ágil que pueda adaptarse a enfoques avanzados de investigación y desarrollo, ensayos clínicos y evaluación de tratamientos.

● Articular los requisitos para las plataformas de datos e interoperabilidad de sistemas, incluidas las normas de privacidad y protección de datos genómicos, lo que allanará el camino para el intercambio de datos para impulsar la medicina de precisión.

● Experimentar con nuevos modelos de reembolso que incentiven la innovación diagnóstica de precisión y la asistencia de salud basada en el valor.

● Llevar a cabo ensayos retrospectivos para comprender si los medicamentos funcionan de manera diferente en las subpoblaciones, especialmente cuando los medicamentos desarrollados en poblaciones occidentales se usan en poblaciones no occidentales.

Es importante reconocer que los enfoques de la medicina de precisión no son fáciles de implementar ni tan eficaces como las iniciativas independientes. Deben construirse sobre una infraestructura básica de asistencia de salud que pueda respaldar el aumento de la capacidad de asistencia médica. Si se construye de esta manera, los enfoques de la medicina de precisión pueden ofrecer a los pacientes mejores resultados de salud a un costo personal reducido y proporcionar a las economías emergentes mayor información sobre las tendencias de las enfermedades y tratamientos que pueden impulsar una mejor asignación de recursos de salud.

El Dr. Francois Uwinkindi, director de la Unidad de Enfermedades de Cáncer del Centro Biomédico de Ruanda, y Lynsey Chediak, especialista en Comunidad del Foro Económico Mundial, contribuyeron a este artículo.

Elissa Prichep es líder de Proyectos de Medicina de Precisión, Foro Económico Mundial.

Alline Akintore Kabbatende, Miembro del Gobierno de Ruanda, Foro Económico Mundial LLC.