Empleos y el Futuro del Trabajo

Cómo las empresas que pagan un salario digno generan beneficios sociales más amplios

Sanda Ojiambo
CEO and Executive Director, UN Global Compact
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Empleos y el Futuro del Trabajo??
La visión global
Explora y monitorea cómo ESG afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

ESG

  • Son muy pocas las empresas que pagan a sus trabajadores un salario digno, a pesar de que cada vez hay más pruebas de que un salario digno saca a los trabajadores de la pobreza y fortalece las empresas.
  • En consecuencia, en una época de abundancia, la desigualdad está aumentando para más del 70% de la población mundial, incluso en las economías avanzadas.
  • L'Oréal, por ejemplo, se ha comprometido a pagar a todos los empleados de sus proveedores estratégicos un salario digno para 2030.

Tengo una pregunta para los empleadores: ¿Paga usted un salario digno a sus trabajadores?

No me refiero al salario mínimo, que en la mayoría de los países no está a la altura del costo de vida. Me refiero a un sueldo recibido por trabajar las horas normales de trabajo que pueda proporcionar un nivel de vida decente a los trabajadores y sus familias. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un salario digno debe ser suficiente para cubrir los costes de todos los elementos esenciales, como alimentación, salud, educación, vivienda y otros bienes y servicios necesarios, de acuerdo con las circunstancias nacionales.

La World Benchmarking Alliance, una asociación que mide los avances en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, concluye que sólo el 4% de las 1000 empresas más influyentes del mundo pagan a sus trabajadores un salario digno o tienen objetivos para hacerlo.

Esta cifra es escandalosamente baja, teniendo en cuenta el número de empresas que afirman respetar los derechos laborales y humanos. Y explica por qué, en una época de abundancia, la pobreza y la desigualdad social van en aumento, incluso en las economías avanzadas. En el Reino Unido, 3,7 millones de trabajadores, casi el 13% de la población activa, tienen dificultades para llegar a fin de mes, según la Living Wage Foundation. En Estados Unidos, casi el 23% de la población activa trabaja en empleos mal pagados, más del doble que en Chile, Francia o Japón.

Frenando el crecimiento económico

A pesar del crecimiento económico sin precedentes de las últimas décadas, los salarios se han estancado en todo el mundo y no han seguido el ritmo del aumento de la productividad. Esto significa que las retribuciones a los accionistas aumentan más deprisa que los salarios, por lo que los trabajadores no reciben una parte justa de la productividad que aportan. La pobreza de los trabajadores es ya un fenómeno mundial. En la actualidad, más de 1000 millones de trabajadores -un tercio de todos los trabajadores- ganan menos de lo que necesitan para tener un nivel de vida decente.

Esta situación no es deseable ni sostenible. Perjudicar a los trabajadores no beneficia a nadie. Los salarios bajos erosionan la confianza en los sistemas políticos, económicos y sociales. Desgarran el tejido social y frenan el crecimiento económico. En el contexto empresarial, los salarios bajos no son una ventaja de costes, sino una causa de riesgo sistémico.

¿Has leído?

Ventajas y desafíos de pagar salarios dignos

Tras estudiar los beneficios empresariales de los salarios dignos, un grupo de académicos y ONG ha concluido que éstos no sólo ofrecen una salida a la pobreza laboral y ayudan a combatir la desigualdad, sino que también favorecen la resiliencia, la estabilidad y el crecimiento de las empresas. Un estudio de la Living Wage Foundation reveló que el 93% de las empresas que pagan un salario digno experimentan beneficios para su negocio. Además, el 87% afirma haber mejorado su reputación; el 75% afirma haber aumentado la motivación y las tasas de retención de los empleados; y el 58% afirma haber mejorado las relaciones entre jefes y personal.

A pesar de los numerosos beneficios de pagar salarios dignos y de garantizar salarios dignos a los trabajadores en las cadenas de suministro, cuando me reúno con líderes empresariales y les planteo el tema de los salarios dignos, muchos expresan su preocupación por el impacto que esto tendría en su cuenta de resultados. Dicen que aumentar los salarios podría provocar inestabilidad financiera y afectar a los márgenes de beneficios y a la competitividad. También citan los retos que complican el pago de un salario digno, incluido el papel de la fijación de precios y las prácticas de compra sostenibles.

Pagar un salario digno es una inversión importante en capital humano, reconociendo que los empleados son el recurso más valioso de cualquier empresa. A su vez, los salarios dignos no deben verse como un coste, sino como una inversión con rentabilidad a largo plazo.

Las empresas están demostrando que pagar salarios dignos es factible y lo justo a hacer. A escala mundial, grandes grupos como L'Oréal, Unilever, Schneider Electric, Michelin y UPM se han comprometido públicamente a pagar salarios dignos en sus propias operaciones y/o están tomando medidas para pagar salarios dignos en toda su cadena de suministro. L’Oréal, por ejemplo, se ha comprometido a pagar a sus proveedores un salario digno para 2030.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la diversidad, equidad e inclusión?

Mano amiga

Para las empresas que operan en múltiples mercados y con cientos o miles de proveedores en todo el mundo, pagar salarios dignos en sus propias operaciones y trabajar con los proveedores para conseguir salarios dignos puede parecer una tarea de enormes proporciones. Afortunadamente, hay organizaciones que pueden ayudar, entre ellas la mía, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la mayor iniciativa mundial de sostenibilidad empresarial.

Disponemos de una Herramienta de Análisis del Salario Digno para orientación, que hasta ahora ha sido utilizada por más de 1000 empresas. El pasado mes de septiembre lanzamos la iniciativa Forward Faster para que las empresas fijen objetivos ambiciosos, pero alcanzables, en materia de salario digno.

Promover la justicia social

Pagar un salario digno es una poderosa medida que las empresas pueden adoptar para avanzar en la agenda de la justicia social. Es una oportunidad para que las empresas tengan un impacto social grande y positivo, de forma que beneficie a sus negocios, sus empleados, los trabajadores de sus cadenas de suministro y las comunidades en las que operan. Los salarios dignos son también un indicador claro y mensurable para identificar a las empresas que sitúan los valores y el propósito social en el centro de su práctica empresarial.

El sector privado tiene la responsabilidad de impulsar el progreso hacia una economía con salarios dignos. Para ello es necesario un cambio de mentalidad: pasar de ver a los trabajadores como meros engranajes de la maquinaria de producción a reconocerlos como partes interesadas valiosas, que merecen dignidad, respeto y una remuneración justa.

Nadie debería tener que elegir entre poner comida en la mesa o calentar su casa, entre pagar el alquiler o pagar los medicamentos. Si todas las empresas adoptan salarios dignos, estas terribles decisiones pueden convertirse en cosas del pasado.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Explora más, ocupa tu espacio, conócete a ti mismo: 9 consejos de CEOs y líderes de Microsoft, Intel, IKEA 

Linda Lacina

11 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial