Sistemas financieros y monetarios

Japón pone fin a la era de los tipos de interés negativos. Un economista jefe lo explica

La bandera nacional japonesa se iza en la sede del Banco de Japón en Tokio, Japón 20 de septiembre 2023. Japón fue el último país del mundo en mantener una política de tipos de interés negativos.

Japón fue el último país del mundo en mantener una política de tipos de interés negativos. Image: REUTERS/Issei Kato

Spencer Feingold
Digital Editor, World Economic Forum
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Sistemas financieros y monetarios??
La visión global
Explora y monitorea cómo Sistemas financieros y monetarios afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Sistemas financieros y monetarios

Este artículo es parte de: Centre for the New Economy and Society
  • Japón puso fin este mes a ocho años de tipos de interés negativos.
  • Los bancos centrales utilizan los tipos de interés negativos para estimular el crecimiento económico y combatir la deflación.
  • En Japón, los tipos de interés negativos fueron una "forma extraordinaria de relajación monetaria a gran escala que se ha mantenido durante muchos años", afirmó Seisaku Kameda, Economista Ejecutivo del Sompo Institute Plus.

El Banco de Japón subió los tipos de interés este mes, poniendo fin a la histórica era de tipos de interés negativos en el país.

En una votación con un resultado de 7 votos a favor y 2 en contra, el Banco Central de Japón decidió aumentar los tipos de interés a corto plazo hasta el 0-0,1%. La decisión aumentó los tipos desde el -0,1% anterior y supuso la primera subida de tipos de cambio en Japón en 17 años.

Los bancos centrales utilizan los tipos de interés negativos como política monetaria para estimular el crecimiento económico y combatir la deflación. La política se traduce en la imposición de tasas a los bancos comerciales y las instituciones financieras por mantener grandes reservas. A su vez, se anima a los bancos a gastar y prestar dinero en la economía, en lugar de ahorrar.

En 2014, mientras se enfrentaba a presiones deflacionistas, el Banco Central Europeo se convirtió en el primer gran banco central en aplicar tipos de interés negativos. En los años siguientes, muchos otros bancos centrales, incluido el de Japón en 2016, siguieron su ejemplo y redujeron los tipos de interés por debajo de cero. Con su decisión de este mes, Japón se convirtió en el último país del mundo en poner fin a una política de tipos de interés negativos.

¿Has leído?

La economía japonesa, que se ha enfrentado a presiones deflacionistas como el estancamiento salarial, ha visto indicios de una inflación saludable en los últimos meses. En un comunicado anunciando el cambio de política, el Banco de Japón (BOJ) dijo que la economía se ha "recuperado moderadamente" y que es "muy probable que los salarios sigan aumentando de forma constante." El banco central, que también abandonó el control de la curva de rendimientos (YCC), no indicó si se pueden esperar o no más subidas de tipos.

En las siguientes preguntas y respuestas, Seisaku Kameda, Economista Ejecutivo del Instituto Sompo Plus, detalla los fundamentos de los tipos de interés negativos y examina el impacto de esta política.

¿Por qué mantuvo el Banco de Japón una política de tipos de interés negativos?

"La medida se adoptó para reforzar la flexibilización cuantitativa y cualitativa frente a los choques negativos que se esperaban de la desaceleración de China en aquel momento. Sin embargo, la política de tipos de interés negativos en Japón no fue más que una forma extraordinaria de alivio monetario a gran escala que ha continuado durante muchos años. La historia de los tipos de interés ultrabajos es mucho más larga y se remonta a finales de la década de 1990."

"El Banco de Japón decidió aplicar una política de tipos de interés cero en 1999. Desde entonces, los tipos de interés oficiales a corto plazo han sido extremadamente bajos, ya sea cero, casi cero o ligeramente negativos. Una excepción fue un breve periodo de 2006 a 2008, cuando los tipos de interés oficiales fueron bajos pero positivos, concretamente del 0,25 al 0,5%. Los tipos volvieron a niveles cercanos a cero tras la crisis financiera mundial."

"La saga de tipos de interés ultrabajos en Japón refleja el hecho de que la economía japonesa sufrió un estancamiento secular y también una deflación leve pero persistente durante los últimos 20 años."

"El problema era profundamente estructural: (i) el estallido de la burbuja económica y su notorio efecto en la década de 1990, (ii) el rápido descenso y envejecimiento de la población que ninguna economía avanzada había experimentado, y (iii) la emergente China y el consiguiente aumento de las importaciones baratas, todas se han combinado y han ejercido presiones tremendamente negativas sobre el crecimiento económico y la inflación de Japón."
"En el nuevo entorno, las pequeñas empresas no manufactureras mantuvieron sus negocios recortando costes, por ejemplo contratando a más trabajadores temporales. Esta estrategia logró mantener el "statu quo" de la economía nacional durante un tiempo, pero fue un error fatal para el crecimiento futuro, ya que se perturbaron las innovaciones para crear nuevos negocios y valores, y la economía quedó atrapada en un equilibrio de bajos salarios y bajos precios. Esta situación no había cambiado, hasta hace poco".

Image: REUTERS

¿Por qué el Banco de Japón pone fin ahora a la política de tipos de interés negativos?

"El principal motor de este cambio fundamental de política fueron, obviamente, los buenos resultados de las negociaciones salariales anuales de primavera, revelados pocos días antes de la reunión de política."

"Según el comunicado de prensa inicial de JTUC-RENGO, una de las principales congregaciones sindicales, el salario base medio ha subido un 3,7%, lo que supone una aceleración respecto al 2,3% de la primavera pasada, que ya era históricamente alto. Este crecimiento salarial también ha superado las tasas de inflación actuales: El Indice de Precios al Consumo (IPC) de Japón registró este mes de febrero un aumento interanual del 2,8%.

"Sobre la base de estos resultados salariales y de la información anecdótica conexa obtenida a través de la red de sucursales locales, el Banco de Japón confirmó el círculo virtuoso entre salarios y precios, condición indispensable para alcanzar su objetivo de estabilidad de precios del 2%.

"El Banco de Japón también declaró que la expansión cuantitativa y cuantitativa con ayuda del programa YCC y la política de tipos de interés negativos 'han cumplido su función'. Sin embargo, debemos señalar que el vertiginoso crecimiento de los salarios este año y el pasado se ha debido a cambios en el entorno exterior, más que por una agresiva relajación monetaria."


"La inflación mundial y la demanda de consumo reprimida tras la pandemia de Covid-19 han provocado una inflación impulsada por los precios, incluso en Japón, que a su vez ha hecho subir los salarios nominales, junto con los efectos de las enérgicas peticiones de subida salarial por parte del gobierno y las principales asociaciones industriales. La política monetaria, incluidos los tipos de interés negativos, desempeñó un papel de apoyo, pero no fue suficiente por sí sola para crear el actual impulso de los precios salariales".

El gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, sale de una rueda de prensa en Tokio en enero de 2024.
El gobernador del Banco de Japón, Kazuo Ueda, sale de una rueda de prensa en Tokio en enero de 2024. Image: REUTERS

¿Cómo afectará este cambio de postura a la política monetaria del Banco de Japón y a la economía japonesa?

"Aunque este cambio de política tiene un significado simbólico como paso próximo a la salida de la agresiva flexibilización monetaria, se considera que sus repercusiones directas sobre los mercados financieros y la economía japonesa serán pequeñas.

"El BOJ enfatizó que 'las condiciones financieras flexibles se mantendrán por el momento' en su declaración política. Esta frase, junto con la decisión de continuar con el programa de expansión cuantitativa y cuantitativa, es tomada generalmente por los participantes en el mercado como una señal de que la próxima subida de los tipos de interés no se producirá muy pronto.

"Dado que la subida de los tipos de interés a corto plazo es muy pequeña y los tipos a largo plazo prácticamente no se mueven, el impacto inmediato sobre la economía también será, naturalmente, insignificante. Por otra parte, debemos tener en cuenta que esta política tan relajada podría invertirse inesperadamente, en función de los datos que vayan llegando, especialmente los relativos a los salarios y la inflación de los servicios.

"Los resultados extremadamente sólidos de las negociaciones salariales de esta primavera fueron más que suficientes para que el Banco de Japón abandonara los tipos de interés negativos. Al mismo tiempo, sin embargo, podrían materializar los riesgos al alza de una mayor inflación en el sector servicios, antes de lo que prevé actualmente el Banco de Japón. Un cambio inesperado de la orientación de la política monetaria en un futuro próximo podría convertirse entonces en un factor adverso para los mercados financieros y la economía."
"Por último, aunque estamos observando un cambio drástico en Japón, hasta el momento, el cambio se está produciendo principalmente en términos nominales; salarios e inflación. La deflación en el pasado fue probablemente una de las razones del estancamiento secular de la economía japonesa, pero no es una razón única y absoluta. El rápido envejecimiento de la población continuará en Japón, y las innovaciones, como la inversión digital y su uso más generalizado, siguen estando por detrás de otras economías avanzadas. El problema de Japón en términos reales persiste".

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Modernizing Financial Markets with Wholesale Central Bank Digital Currency (wCBDC)

Victoria Masterson

12 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial