Banca y mercados de capitales

Los recortes de tasas de interés pueden estar llegando: ¿Qué lecciones podemos aprender de las recientes turbulencias?

Peatones caminan fuera del Banco de Inglaterra en el distrito financiero (City) de Londres, mayo 2023.

La banca debe reforzar su capacidad de resistencia para apoyar la economía mundial. Image: REUTERS/Henry Nicholls

Robin Vince
President and Chief Executive Officer, BNY Mellon
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Banca y mercados de capitales afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Banca y mercados de capitales

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial
  • A medida que los mercados siguen estabilizándose, la banca debe mirar atrás, a los retos recientes, para construir hacia el futuro.
  • Tanto los bancos tradicionales como el sector no bancario deben consolidarse de forma resiliente para reforzar el ecosistema financiero.
  • Es necesario revitalizar la cooperación con los responsables políticos para avanzar en resiliencia, crecimiento y seguridad.

El año de 2023 terminó con noticias positivas -los posibles recortes de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense- y el consiguiente entusiasmo de los mercados, sobre todo en Estados Unidos y partes de Europa. Las buenas noticias recientes pueden enturbiar el recuerdo de algunos de los episodios más difíciles de 2023 y sus consiguientes lecciones para los inversores y los participantes en el mercado.

Mientras damos un giro a la actual fase de la política de los bancos centrales, los líderes se reunirán en Davos en el marco de la Reunión Anual 2024 del Foro Económico Mundial para debatir cómo acelerar el crecimiento económico y la prosperidad.

¿Has leído?

Una parte necesaria de esa conversación debe ser la resiliencia: ¿Cómo podemos aprender de los acontecimientos de 2023? ¿Y cómo construimos un sistema financiero más resiliente para promover un crecimiento más sostenible y generalizado? He aquí tres áreas a considerar:

1. Banca global resiliente

Las economías están empezando a hacer la transición hacia condiciones más normalizadas y a prepararse para un crecimiento más fuerte en 2025. De hecho, en el último Informe Alta, el consenso de los economistas de BNY Mellon sobre los recortes de tasas es una cuestión de "cuándo, no si". Sin embargo, mientras se ajustan y vuelve el apetito por el riesgo, especialmente en EE. UU., sigue siendo responsabilidad de las instituciones financieras mundiales no caer en la complacencia.

Los riesgos abundan, y no está asegurada una transición suave desde las condiciones de tasas anormalmente bajos y alta inflación de los últimos tiempos. La banca global, en particular, debe sentar bases sólidas para ser exitosa en diferentes condiciones de mercado.

En la era de las tasas de cero interés, algunos participantes en el mercado olvidaron los principios básicos de una buena gestión de activos y pasivos. Las turbulencias que vimos en el primer trimestre de 2023 en torno a algunos bancos débiles sirvieron de desagradable recordatorio de las consecuencias para el sector. El problema no era sistémico, pero nos recordó que la calidad y la gestión importan. No obstante, el episodio generó suficiente temor como para que el contagio se extendiera, y exigió cierta intervención del gobierno estadounidense y de los bancos centrales de todo el mundo.

En Estados Unidos, la resolución del conflicto dependió de la rápida actuación del gobierno federal y los bancos centrales, así como de las sólidas posiciones de capital y liquidez acumuladas por los ocho bancos de importancia sistémica mundial (GSIB, por sus siglas en inglés) estadounidenses. Estas acciones fueron fundamentales para evitar la propagación de las turbulencias y pusieron de relieve la propuesta de valor comercial de la resiliencia financiera y la buena salud de las grandes instituciones bancarias para la economía en general.

Aunque no todos los bancos pueden cumplir los requisitos de capital y liquidez de los GSIB, el éxito de su respuesta puso de manifiesto las ventajas de adoptar medidas más proactivas para mantener y proteger la solidez del sector bancario en general.

2. Sectores no bancarios

Para promover la estabilidad a largo plazo, cualquier institución, ya sea privada o pública, debe calibrar su balance con un cálculo del riesgo adecuado y ajustado al entorno exterior. Adoptar estas medidas para fomentar proactivamente la resiliencia beneficiará tanto a los bancos como a las entidades no bancarias.

A pesar de su nombre, los GSIB no son las únicas instituciones con importancia sistémica. Al observar los mercados en 2024, seguimos viendo riesgos en los sectores no bancarios del sistema financiero, como los mercados privados, el sector inmobiliario y otros. El mercado de crédito privado ha crecido de aproximadamente 875 000 millones de dólares a 1,4 billones en los últimos tres años, y una encuesta reciente de BNY Mellon a gestores de activos tradicionales y alternativos predice más crecimiento en el horizonte: el 43% espera aumentar la oferta de crédito privado de su empresa en los próximos uno o dos años.

Dado el importante volumen de capital invertido, una quiebra en este segmento podría entrañar un riesgo de contagio al resto del ecosistema financiero.

El debate de Basilea III sobre los requisitos de capital bancario en Estados Unidos es un buen ejemplo de la importancia de establecer los incentivos correctos y garantizar el equilibrio adecuado. Cuando las políticas impulsan niveles de capital y liquidez tan elevados en el sistema bancario como para ahuyentar la actividad crítica para el crecimiento económico o relegarla a partes menos resilientes del sistema, es importante dar un paso atrás y recordar qué problemas estamos tratando de resolver.

Las economías sanas generan crecimiento y empleo, beneficiando a la sociedad en general. Requieren sistemas financieros vibrantes, y estos sistemas, a su vez, necesitan bancos fuertes y mercados líquidos. Resolver el objetivo principal debe seguir siendo nuestro empeño común.

3. Ciberseguridad

Las nuevas tecnologías ofrecen posibilidades fascinantes a los bancos de todo el mundo. Ya se trate de métodos de pago más rápidos en tiempo real, de formas innovadoras de racionalizar la tecnología patrimonial o de la IA, las tecnologías emergentes son un motor clave del crecimiento en todo el sector.

Pero estos avances plantean retos únicos y deben funcionar de forma segura y para la sociedad en general. Los riesgos y desafíos que plantean la ciberseguridad y la IA son a menudo complejos, y conllevan riesgos no solo para las entidades y sus clientes, sino también para los mercados y la economía en general. En consecuencia, la solidez de los sistemas y el intercambio de información, así como la cooperación entre los sectores público y privado, serán esenciales para garantizar la resiliencia financiera.

Apenas estamos comenzando 2024 y, aunque hay una serie de riesgos para las perspectivas económicas de este año, soy optimista en cuanto a que el sector bancario seguirá siendo fuerte. El sector está preparado para apoyar a las economías de todo el mundo, aprovechando las medidas que tenemos en marcha y que nos permiten seguir siendo resilientes en tiempos de cambio.

Es nuestra responsabilidad unirnos a los responsables políticos para contribuir al avance de los mercados financieros de forma proactiva, en lugar de reactiva.

Aunque no existe una solución única para todos los casos, cada uno de nosotros puede poner de su parte para garantizar que las instituciones resilientes sigan sirviendo a las economías del mundo, creando prosperidad para la sociedad en general.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Banca y mercados de capitalesDavos AgendaGlobal Cooperation
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

¿Qué será del mercado inmobiliario mundial en 2024? Esta es una guía completa

David Steinbach

12 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial