Education and Skills

Las competencias que necesitan los negocios están en las comunidades. ¿Cómo aprovecharlas?

Un grupo de personas frente a un edificio: La gente aprende habilidades e ideas dentro de las comunidades que son imposibles de reproducir en otro lugar.

La gente aprende habilidades e ideas dentro de las comunidades que son imposibles de reproducir en otro lugar. Image: Unsplash/Desole Lanre-Ologun

Lady Mariéme Jamme
Founder and Chief Executive Officer, iamtheCODE
Bhushan Sethi
Strategy&, Principal, PwC, US
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Education and Skills??
La visión global
Explora y monitorea cómo Fuerza laboral y empleo afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Fuerza laboral y empleo

Listen to the article

  • Todos estamos interconectados y somos interdependientes, somos ciudadanos del mundo y hacemos parte de comunidades más amplias.
  • En los espacios comunitarios se aprenden habilidades vitales, que las empresas podrían aprovechar para preparar las personas para el futuro laboral.
  • Aunque el sentido de comunidad se ha perdido en medio a los cambios causados por la tecnología y las crisis mundiales, podemos redescubrir los espacios comunitarios y ayudarlos a prosperar. He aquí como.

La filosofía africana "Ubuntu", explicada por Nelson Mandela, se traduce aproximadamente como "Yo soy porque tú eres". En otras palabras, yo no soy nadie sin ti, y tú no eres nadie sin mí.

Es la máxima expresión de humanidad y una forma brillantemente sencilla y evocadora de expresar una idea que todos corremos el peligro de olvidar: que, como seres humanos, todos estamos interconectados y somos interdependientes. Todos formamos parte de algo más grande que nosotros como individuos; sin ese sentido de comunidad y ciudadanía global, perdemos algo vital de nosotros mismos.

¿Has leído?

Desde los tiempos más remotos, las comunidades han ofrecido conexión y colaboración, comprensión intercultural, protección y sentido de pertenencia. Son espacios donde se cultivan y valoran las habilidades, se escucha activamente, se comparten e intercambian conocimientos y experiencias, y se inculcan conceptos de inclusión, igualdad y equidad. Las personas crecen para convertirse en lo que esperan ser dentro de las comunidades; además, la comunidad y la conexión están en el corazón del ser humano.

Ahora, con el avance de la tecnología, las comunidades han pasado de ser físicas y locales a virtuales u online y pueden extenderse por todo el mundo. Y lo que es más importante, reúnen a las personas para compartir y reconocer nuestra humanidad. La gente aprende habilidades e ideas dentro de las comunidades que son imposibles de reproducir en otro lugar: colaboración, confianza, ciudadanía y un sentido de misión y visión compartidas. Las comunidades dan a la gente lo que los japoneses llaman "ikigai": un sentido de propósito y significado. Y lo que es más, ahora son monedas y podremos medir su impacto en el futuro.

Construir futuros líderes

Pero las comunidades no sólo son buenas para las personas, sino también para las empresas. Y es que las comunidades son un lugar excelente para que las empresas busquen las capacidades y el talento que necesitan para cubrir los puestos de trabajo del futuro. Según el informe "El futuro del empleo" del Foro Económico Mundial, entre las competencias clave que necesitan las empresas para funcionar eficazmente figuran el liderazgo, la fiabilidad, la resiliencia, la empatía y la escucha activa, todas ellas desarrolladas y cultivadas de forma natural en una comunidad.

En un momento en que las empresas necesitan cada vez más pensar de forma creativa y buscar formas alternativas de obtener las competencias que necesitan, las comunidades proporcionan un recurso inmensamente valioso que puede transformar las organizaciones. Por ejemplo, el refugiado que ha construido una nueva vida en un lugar completamente desconocido tras superar una inmensa adversidad: ha desarrollado habilidades de resiliencia, determinación y perseverancia que ofrecen un gran valor en el lugar de trabajo.

Los valores comunitarios también permiten a las empresas replantearse cómo evalúan las capacidades y el talento que necesitan. En la actualidad, seguimos enfrentándonos a una creciente desigualdad en materia de competencias, lo que conduce a una mayor desigualdad de ingresos y a la posibilidad de que los miembros de la comunidad se queden atrás. La encuesta Global Workforce Hopes and Fears Survey 2023, de PwC, puso de manifiesto esta situación:

"El 60% de los trabajadores con formación especializada afirma tener una idea clara de cómo cambiarán las competencias necesarias para realizar su trabajo en los próximos cinco años, frente a sólo el 20% de aquellos cuyos empleos no requieren formación especializada".

Adoptar un planteamiento de contratación enfocado en las competencias, según el cual se tienen en cuenta las competencias pertinentes o transferibles, en lugar de las cualificaciones o la experiencia, reducirá estas desigualdades con el tiempo.

Nos estamos separando unos de otros sin darnos cuenta.

Repensar las competencias

Las comunidades ofrecen una reserva potencial de talento y un conjunto de valores que pueden configurar el marco de las empresas con visión de futuro, como el sentido de pertenencia, la confianza y la transparencia. Tener estos valores arraigados en una organización puede ayudar enormemente a la hora de abordar retos como el cambio climático, la sostenibilidad y la inclusión social.

Sin embargo, la llegada de los medios sociales y la disrupción causada por las crisis mundiales han eclipsado el papel vital que desempeñan las comunidades. Vivimos una época de creciente polarización, división y levantamiento de puentes levadizos y de "ellos y nosotros". Nos estamos separando unos de otros sin siquiera darnos cuenta.

Puede parecer que las redes sociales nos mantienen conectados, pero puede perderse algo más importante: la experiencia compartida, la humanidad, la empatía y la colaboración. Antes de las redes sociales, la gente se reunía bajo los árboles baobab en regiones de África, por ejemplo, en plazas de mercado y otros lugares comunales, para compartir conversaciones y experiencias y encontrar consenso. Esas experiencias son difíciles de sustituir por chats en línea y emojis en forma de corazón.

La buena noticia es que podemos redescubrir este sentido de comunidad. Al igual que los adolescentes vuelven a conectar después de un verano sin sus smartphones en el campamento, aún estamos a tiempo de reconocer el valor de las comunidades y lo que aportan a nuestro mundo.

Loading...

Ha llegado, pues, el momento de tomar conciencia de la importancia de unir a las comunidades y ayudarlas a prosperar, ya se trate de comunidades locales en las que la gente vive, trabaja y juega o de comunidades virtuales en las que la gente comparte ideas y un sentimiento de propósito e identidad comunes.

Porque cuanto más nos unamos como comunidad, más capaces seremos de resolver los problemas más acuciantes del mundo. En particular, las empresas deben pasar a la acción y centrarse en la comunidad en su búsqueda de talento y capacidades. Hacerlo las impulsará y creará un mundo mejor en el que la felicidad y el propósito puedan colisionar.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Education and SkillsJobs and the Future of Work
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo los cuentos proporcionan alfabetización financiera a niños de todo el mundo

Pedro Rocha e Mello, Anurit Kanti, Rita Lousa and Shankar Keshav Prasad

10 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial