Futuro del trabajo

Trabajo híbrido: ¿Por qué tu compañía debería fortalecer las habilidades blandas digitales?

Las habilidades digitales son cada vez más importantes en el mundo laboral.

Las habilidades digitales son cada vez más importantes en el mundo laboral. Image: Unsplash/Domenico Loia

Matias Acosta
CEO, Shaping Horizons, Alumni, Global Shapers Community
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Fuerza laboral y empleo afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Futuro del trabajo

Listen to the article

  • Incluso antes de la pandemia, el 87% de los empleados carecía de habilidades cognitivas, interpersonales y de liderazgo necesarias para el futuro mercado laboral.
  • El lugar de trabajo híbrido postpandémico requiere un conjunto de competencias digitales que serán cada vez más importantes a medida que los entornos digitales se convierten en la norma.
  • Los empleados de todos los niveles, incluidos los líderes, deben dominar estas habilidades para estar mejor preparados para la "nueva normalidad" del trabajo híbrido.

Al comienzo de la pandemia COVID-19, casi nueve de cada 10 (87%) trabajadores precisaban desarrollar habilidades blandas cognitivas, interpersonales y de liderazgo para el futuro mercado laboral. A medida que la pandemia se vuelve endémica, nos ha dejado una nueva normalidad de trabajo híbrido.

Esta nueva normalidad redefine la brecha de habilidades blandas que ya existía y nos obliga a repensar qué habilidades se necesitan para el futuro del trabajo.

Las habilidades blandas definen cómo nos relacionamos y, por lo general, incluyen liderazgo, colaboración, comunicación y resolución de problemas, entre otras habilidades cognitivas y socioemocionales. Hoy en día, no se consideran parte de la alfabetización digital.

Sin embargo, es imposible interactuar en un trabajo híbrido sin herramientas digitales. Por lo tanto, estamos viviendo la aparición de un nuevo conjunto de habilidades blandas digitales que serán cada vez más importantes en un contexto en el que lo digital se vuelve la norma. Cuanto antes dominemos estas nuevas habilidades, estaremos mejor preparados para el futuro trabajo híbrido.

El liderazgo digital es una habilidad blanda digital clave para el trabajo híbrido

Permítanme comenzar explorando el liderazgo digital. Para eso, primero debemos estar de acuerdo en una definición de liderazgo: un líder establece una visión, inspirando a otros a rendir en su máximo potencial. Esto significa que debemos explorar si la evaluación del desempeño, la inspiración y crear una visión cambian cuando se trabaja digitalmente.

Un líder debe comprender a las personas y generar confianza para inspirar. Soy un gran fanático del liderazgo situacional, un modelo que ayuda a empatizar con las persona para poder evaluar sus necesidades y potenciar su desempeño.

En trabajos híbridos, comprender a alguien y generar confianza es difícil. Los líderes tradicionales podrían pensar en resolver este problema teniendo más reuniones de equipo. En el trabajo híbrido donde la multitarea es la práctica más común y la atención es un bien escaso, este es el mayor error que podría cometer un líder digital.

El mejor enfoque es volverse más intencional y tener menos reuniones, planificando agendas abiertas por adelantado e invitando solo a las personas adecuadas para que participen de manera activa. Así es como las reuniones en el trabajo híbrido pueden ser más efectivas y, además, permiten a líderes digitales tener reuniones uno a uno con el fin de construir confianza con el equipo.

Un líder digital no puede saber cuándo o cómo trabajan las personas en un trabajo híbrido, lo que implica que las prioridades de trabajo y su evaluación no deben estar basadas en tiempo laboral sino en resultados cuantificables. Esto implica que la alfabetización de datos y la inteligencia empresarial para su control, análisis y visualización se vuelven aún más importantes que en la actualidad. Los líderes digitales deben ser generalistas digitales capaces de adaptarse y estar al tanto de las últimas tendencias de gestión digital.

La comunicación efectiva también es sumamente importante para inspirar a las personas y alinear al equipo en una visión común. La comunicación es probablemente la habilidad blanda más afectada por el trabajo híbrido porque está mediada a través de una plataforma en línea, lo que reduce considerablemente su componente no verbal.

Esto hace que la comunicación clara en un entorno digital sea mucho más difícil porque se limita a palabras y expresiones faciales. Dominar las técnicas de duplicación (mirroring) o reformulación (reframing) usadas en negociación, junto con expresiones faciales, puede permitir mejorar la comunicación digital.

La elección de plataformas digitales es clave para la comunicación

La elección de la plataforma para la comunicación en equipos híbridos es muy importante, y estar al tanto de las últimas herramientas es parte del conocimiento digital generalista requerido.

Suelo utilizar Jitsi para videoconferencias, un software abierto con muchas funcionalidades y fácil de implementar. Además de las videoconferencias, las herramientas para la comunicación interna también están evolucionando rápidamente.

Si tu empresa solo se comunica por correo electrónico de manera interna, se están perdiendo la oportunidad de utilizar herramientas mucho más dinámicas como Slack, Discord, Microsoft Teams u otras alternativas que permiten crear canales de comunicación escrita o audiovisual. Estas herramientas permiten compartir información de manera ordenada y dinámica, e incluso ayudan a fortalecer equipos híbridos si se utilizan para generar cohesión en el equipo mediante canales para compartir buenas noticias, celebraciones culturales, entre otras experiencias.

Si tu organización tiene una cultura de uso de las redes sociales para comunicación interna, en lugar de este tipo de herramientas, está creando riesgos de ciberseguridad, además de borrar los límites entre lo personal y lo profesional. Estos son conceptos básicos de la alfabetización digital necesaria para el futuro del trabajo y sirven para crear un entorno de trabajo híbrido saludable.

Algunas personas pueden pensar que el liderazgo digital solo es relevante para líderes o gerentes de equipo, lo cual está lejos de ser correcto. El autoliderazgo (self-leadership) en un espacio de trabajo híbrido es más importante que antes y también se ve afectado por esta nueva normalidad. A diferencia de un entorno de trabajo en persona, la libertad que otorga el trabajo híbrido implica que puede ser más dificil establecer buenas prácticas y rutinas. Por lo tanto, la motivación propia y la disciplina, inherentes al autoliderazgo, son clave para el futuro híbrido.

El autoliderazgo digital también significa pensar constantemente en cómo integrarse al equipo. Esto puede ser particularmente difícil para las personas introvertidas, pero es importante para evitar aislarse y para facilitar el crecimiento profesional dentro de la empresa.

Las habilidades blandas digitales requieren un aprendizaje vivencial

Para dominar el liderazgo digital, las organizaciones e individuos deben recrear escenarios reales porque las habilidades blandas digitales requieren un aprendizaje vivencial en lugar de instructivo. Los programas de voluntariado digital basado en habilidades, e-mentoring o e-shadowing son algunas soluciones que podrían explorarse para desarrollar estas habilidades.

El lugar de trabajo híbrido también afecta la formación de equipos, la resolución de problemas y las habilidades de colaboración. Los encuentros casuales no suelen ocurrir en un entorno híbrido. De manera similar al liderazgo digital, dominar estas habilidades también requiere intencionalidad. Es importante crear o buscar actividades digitales para participar de forma sincrónica o asincrónica en experiencias vivenciales que ayuden a desarrollarlas.

La digitalización de las empresas viene ocurriendo desde hace décadas. Sin embargo, el trabajo híbrido es una tendencia reciente que transforma la forma de relacionarnos con colegas, y las habilidades blandas necesarias para el crecimiento profesional y las transiciones laborales.

Aprender las nuevas habilidades blandas digitales es fundamental para cultivar resiliencia frente a cambios y lograr el éxito profesional. No hay mejor manera de mantenerse al tanto de las nuevas tendencias que participar en programas de aprendizaje continuo vivencial centrados en las personas.

Las empresas deben ser protagonistas y poner el foco en oportunidades de capacitación porque estos esfuerzos permitirán que su talento pueda adaptarse más rápidamente a futuros cambios en su industria y tener un mejor desempeño.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Futuro del trabajoFuerza laboral y empleo
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Por qué transformar un buen trabajo en uno excelente será el verdadero beneficio de la IA

K Krithivasan

16 de enero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial