El acceso a herramientas digitales tales como internet, software y equipamiento informático se ha vuelto más crucial que nunca para los estudiantes y docentes latinoamericanos. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, cientos de millones de estudiantes de la región se han visto forzados a suspender su asistencia a clases. Mientras los gobiernos latinoamericanos analizan la posibilidad de reanudar el ciclo lectivo, la continuidad educativa sólo puede estar garantizada si se cuenta con el equipamiento tecnológico necesario para estudiar e impartir clases por vía online.

De acuerdo con un informe de la CEPAL y la UNESCO, en base a un estudio realizado por la OCDE a través del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) de 2018, el acceso a equipamiento digital en los hogares latinoamericanos es muy desigual. Por ejemplo, mientras que un 91% de los estudiantes de 15 años residentes en Brasil poseen una conexión a internet en su domicilio, sólo un 57% de los alumnos peruanos cuentan con ese servicio. La brecha tecnológica educativa también se manifiesta en la disponibilidad de equipos informáticos. En promedio, un 61% de los alumnos de América Latina cuentan con una computadora, aunque en México esta proporción llega sólo al 57% del alumnado.

En cuanto al acceso a herramientas de software educativo, la disponibilidad de este tipo de programas es todavía más reducida. El promedio regional alcanza el 30% de los estudiantes de 15 años de edad, muy por debajo de la media de los países de la OCDE, donde este porcentaje llega al 54%.

Imagen: Statista