La economía mundial tardará mucho más tiempo de lo previsto inicialmente en recuperarse plenamente de la conmoción causada por el nuevo coronavirus, dijo la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien destacó el peligro del proteccionismo.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

La directora gerente Kristalina Georgieva dijo que es probable que el Fondo revise a la baja su pronóstico de una contracción del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, y que se espera una recuperación sólo parcial el próximo año en lugar del rebote del 5,8% previsto inicialmente.

En una entrevista con Reuters, dijo que los datos de todo el mundo eran peores de lo esperado. “Obviamente, eso significa que nos llevará mucho más tiempo tener una recuperación completa de esta crisis”. No ofreció una fecha límite para el rebote.

En abril, el prestamista mundial pronosticó que los cierres de empresas para frenar la propagación del virus lanzarían al mundo a la recesión más profunda desde la Gran Depresión de la década de 1930, pero los datos reportados desde entonces apuntan a “más malas noticias”, dijo Georgieva a principios de este mes.

El FMI publicará nuevas proyecciones mundiales en junio.

Al preguntársele sobre la reanudación de la tensión entre Estados Unidos y China, las dos economías más grandes del mundo, Georgieva dijo que estaba instando a los países miembros a mantener la comunicación abierta y los flujos comerciales que han sustentado el crecimiento mundial durante décadas.

“Necesitamos mantener abiertos los flujos comerciales, especialmente para los suministros médicos, alimentos y a largo plazo para encontrar una vía para superar lo que está ocurriendo ahora con esta crisis”, dijo Georgieva. “Queremos seguir construyendo este futuro más próspero para todos, superando las cicatrices que puedan derivarse de esta crisis”.

La tensión entre Estados Unidos y China ha aumentado en las últimas semanas. Funcionarios a ambos lados del Pacífico sugieren que un acuerdo duramente conseguido que desactivó una amarga guerra comercial de 18 meses podría ser abandonado meses después de su firma.

Georgieva advirtió contra el repliegue al proteccionismo como resultado de la crisis.

“No debemos dar la espalda a lo que ha funcionado para la gente en todas partes: división del trabajo, colaboración y comercio, que permite que los costos de los bienes y servicios bajen, permite que los ingresos suban y permite que la pobreza dentro de los países y entre los países retroceda”, dijo a Reuters.

El FMI fue creado después de la Segunda Guerra Mundial para fomentar la estabilidad financiera, facilitar el comercio y reducir la pobreza en todo el mundo. Ha proporcionado financiación de emergencia a 56 países desde que comenzó la crisis y decidirá sobre 47 solicitudes más lo antes posible, dijo Georgieva.

Un portavoz del FMI dijo que hasta ahora se han desembolsado unos 21.000 millones de dólares en financiación de emergencia, con tasas de interés muy bajas.