• España, tercer país de la UE donde se realizan más cursos en línea

El cierre de centros educativos y de formación ha sido una de las medidas que han tomado muchos gobiernos del mundo a fin de contener la propagación del coronavirus. Ante ello, el aprendizaje a distancia se ha erigido durante esta crisis, en la que se alienta a la población a limitar sus contactos sociales en la medida de lo posible, como una alternativa segura para todas aquellas personas que quieren o precisan seguir formándose.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Según algunos estudios, el interés por la formación en línea ha crecido durante el confinamiento a nivel internacional y en España. Ya en 2019, antes de la epidemia, este último país era el tercer país de la Unión Europea donde los cursos a distancia eran más populares, tal y como recoge una encuesta publicada por Eurostat. El 15% de los españoles encuestados aseguraba entonces haber realizado un curso de forma remota en los últimos tres meses. En el caso de la Unión Europea (sin contar Reino Unido), la cifra era bastante inferior, esta del 8%.

Entre los Estados miembros de la UE donde los cursos en línea fueron más populares en 2019, destacan los países nórdicos Finlandia y Suecia. Un 21% de los encuestados finlandeses hizo un curso online en los últimos tres meses, mientras que en Suecia este porcentaje fue del 18%. En cambio, la realización de cursos a distancia no era muy común en países como Letonia (4%) o Bulgaria (2%).

Imagen: Statista