Para millones de trabajadores y empresas de todo el mundo, el futuro del trabajo está convirtiéndose cada vez más en la realidad actual. En las conclusiones de nuestro último Informe sobre el futuro del empleo, se muestran las tendencias previstas para el periodo 2018-2022 en veinte economías y doce sectores industriales. Aquí encontrará lo que necesita saber para estar listo:

1. La automatización, la robotización y la digitalización lucen diferentes en distintas industrias

La Internet móvil de alta velocidad, la inteligencia artificial, el análisis de los macrodatos y la tecnología en la nube se preparan para liderar la adopción de nuevas tecnologías entre 2018 y 2022. Muchos también centrarán su mirada en el aprendizaje automático y la realidad aumentada y virtual para una considerable inversión empresarial. Por el contrario, la inversión en el tipo de tecnologías robóticas imaginadas en las películas y la ficción popular seguirá siendo bastante reducida durante el periodo, pero a pesar de ello está retomando ritmo. Es probable que los robots estacionarios sean los de uso más extendido para 2022, aunque diferentes industrias tienen distintos casos de uso y preferencias.

Imagen: Foro Económico Mundial

2. En medio de una interrupción laboral significativa, existe una perspectiva neta positiva para los empleos

Para el año 2022, las profesiones actuales de reciente surgimiento crecerán del 16 % al 27 % de la base de empleados de las grandes empresas a nivel mundial, mientras que las funciones laborales actualmente afectadas por la obsolescencia tecnológica disminuirán del 31 % al 21 %. En términos puramente cuantitativos, el cambio en la división del trabajo entre los seres humanos, máquinas y algoritmos puede desplazar 75 millones de puestos de trabajo actuales, mientras que al mismo tiempo pueden surgir 133 millones de nuevas funciones laborales.

Entre las profesiones en crecimiento se incluyen funciones como analistas de datos, desarrolladores de software y aplicaciones, y especialistas en comercio electrónico y redes sociales: puestos de trabajo que se basan en gran medida en el uso de la tecnología, y que se mejoran con su uso. Sin embargo, también se espera que crezcan puestos de trabajo basados en rasgos distintivamente "humanos", como los trabajadores de servicio al cliente, profesionales de ventas y marketing, formación y desarrollo, personas y cultura, y especialistas en desarrollo organizacional, así como gerentes de innovación.

Imagen: Foro Económico Mundial

3. La división del trabajo entre seres humanos, máquinas y algoritmos está cambiando rápidamente

Los empleadores prevén un cambio importante en la división del trabajo entre seres humanos, máquinas y algoritmos para las tareas de hoy. Actualmente, un promedio del 71 % del total de horas de trabajo en las industrias contempladas por nuestro Informe sobre el Futuro del Empleo son realizadas por humanos, en comparación con el 29 % que llevan a cabo máquinas o algoritmos.

Para el año 2022, se espera que este promedio haya cambiado a un 58 % de horas de trabajo realizadas por humanos y un 42 % por máquinas o algoritmos. En términos de horas totales de trabajo, en la actualidad ningún trabajo es ejecutado aún principalmente por máquinas o algoritmos. Para el año 2022, las máquinas realizarán el 62 % de las tareas de búsqueda y transmisión de información y procesamiento de datos de una organización. Con respecto a su punto de partida actual, la participación de las máquinas en la ejecución de tareas de trabajo será particularmente notoria en las tareas de razonamiento y toma de decisiones, administrativas y de búsqueda de información. Incluso las tareas laborales generalmente realizadas por humanos en la actualidad —comunicación, interacción, coordinación, gestión y asesoramiento— comenzarán a ser asumidas por las máquinas, aunque en menor medida.

Imagen: Foro Económico Mundial

4. Las nuevas tareas en el trabajo llevan a un aumento en la demanda de nuevas habilidades

Para 2022, las habilidades necesarias para llevar a cabo la mayoría de los trabajos habrán cambiado considerablemente. Se espera que la «estabilidad de habilidades" promedio a nivel mundial —la proporción de habilidades básicas necesarias para llevar a cabo un trabajo que seguirá siendo el mismo—, sea aproximadamente del 58 %. Eso significa que los trabajadores verán un cambio promedio del 42 % en las habilidades requeridas en el lugar de trabajo en el período previo al 2022. Las habilidades que adquieren cada vez más relevancia incluyen el pensamiento analítico y el aprendizaje activo, así como habilidades como el diseño de tecnología, que resaltan la creciente demanda de diversas formas de competencia tecnológica. Sin embargo, el dominio de las nuevas tecnologías es solo una parte de la ecuación de habilidades para 2022. Las habilidades "humanas" como la creatividad, la originalidad y la iniciativa, el pensamiento crítico, la persuasión y la negociación también conservarán o aumentarán su valor, al igual que la atención a los detalles, la resiliencia, la flexibilidad y la resolución de problemas complejos. La inteligencia emocional, el liderazgo y la influencia social, así como la orientación al servicio, también verán un especial aumento de la demanda en relación con su protagonismo actual.

Imagen: Foro Económico Mundial

5. Todos tendremos que convertirnos en estudiantes permanentes

En promedio, los empleados necesitarán 101 días de capacitación y perfeccionamiento en el periodo previo al año 2022. Las brechas de habilidades emergentes, tanto entre los trabajadores individuales como entre los altos directivos de empresas, pueden obstruir considerablemente la gestión de transformación de la organización. Según la industria y la geografía, es posible que entre la mitad y dos tercios de las empresas recurran a contratistas externos, personal temporario y profesionales independientes para abordar sus brechas de habilidades. Un enfoque integral para la planificación de la fuerza de trabajo, el reciclaje y el mejoramiento de habilidades será la clave para la gestión positiva y proactiva de tales tendencias.

Imagen: Foro Económico Mundial

Till Alexander Leopold y Vesselina Ratcheva son líderes del proyecto en el Centro para la Nueva Economía y la Sociedad del Foro Económico Mundial.

Vesselina Stefanova Ratcheva es analista de datos del Foro Económico Mundial y Till Leopold es analista de proyectos de la Iniciativa del sistema para educación, género y trabajo, Foro Económico Mundial.