Tecnologías emergentes

Un pulso láser de femtosegundos plantea ordenadores 100.000 veces más rápidos que los actuales

The gait is seen on a computer monitor as Ryleah Geisner, 8, with reflective and surface EMG sensors attached to her body walks in the Center for Gait and Movement Analysis lab at Children's Hospital Colorado in Aurora, Colorado, U.S., February 9, 2017. Ryleah has cerebral palsy, a congenital disorder of movement, muscle tone, or posture. The lab was using 3-D motion capture technology to analyze Ryleah's body movement and muscle activity while walking and that data will then be used to formulate a treatment plan for her. Picture taken on February 9, 2017.   REUTERS/Rick Wilking - RTSYAEA

Image: REUTERS/Rick Wilking

Javier Pastor
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Tecnologías emergentes??
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Tecnologías emergentes

En los ordenadores actuales una de las limitaciones de su potencia viene marcada por la forma en la que se transmiten las señales, pero ¿qué pasaría si pudieramos controlar un haz de láser de forma que transmitiera pulsos de apenas unos femtosegundos?

Esa minúscula fracción de tiempo (un segundo son 10^15 femtosegundos) ha sido ahora controlada por un grupo de investigadores que creen que su avance podría revolucionar la informática moderna. Es un importante paso adelante para la electrónica y la computación óptica, pero también para la computación cuántica, indican estos expertos.

Computación cuántica aún más cerca

En su experimento los investigadores de la Universidad de Michigan hicieron uso de cristales de seleniuro de galio como semiconductor para luego hacer que pulsos láser de tan solo algunos femtosegundos de duración impactaran sobre ellos.

Esos pulsos hacían que los electrones pasaran de un nivel de energía a otro, lo que provocaba la emisión de pulsos aún más cortos. Esos pequeños pulsos se pueden usar para leer y escribir información con los electrones, y para controlar ese flujo de información bastaba con cambiar la orientación de los cristales.

El uso de estos pulsos podría suponer su uso en computación cuántica utilizando electrones en estado excitado como qubits, algo que plantea el desarrollo de ordenadores con frecuencias de trabajo que serían hasta 100.000 veces más rápidas que las actuales. Para eso, por supuesto, aun queda mucho que investigar y afinar, pero el trabajo es prometedor, como aseguran en Nature Photonics.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

El espacio está en auge. Cómo aprovechar esta oportunidad de 1,8 billones de dólares

Nikolai Khlystov and Gayle Markovitz

12 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial