Nos encontramos en medio de un período extraordinario de revoluciones de plataformas informáticas, un renacimiento en la inteligencia artificial, que cambiará las vidas de miles de millones de personas en el mundo. Ninguna otra tecnología obtiene más ímpetu, observa más progreso —o incita más temor— que el perfeccionamiento radical y el incremento de máquinas inteligentes.

Mientras que la promesa de la IA ha sido conocida por años, el ritmo actual del avance es sorprendente. Las máquinas están configuradas para igualar y exceder el desempeño humano en más y más tareas, gracias a los avances en hardware especializado, un acceso más rápido y profundo de big data, y nuevos y sofisticados algoritmos que ofrecen la capacidad de aprender y mejorar en función de una retroalimentación.

La IA ha desarrollado un progreso fundamental en campos como la medicina, donde impulsó los avances en el diagnóstico de enfermedades y el desarrollo de planes de tratamiento. También ha brindado oportunidades en transporte y fabricación, desde vehículos autónomos a sensores que detectan los defectos del producto imperceptibles para los humanos.

Es posible que estos avances eventualmente eliminen muchas de las tareas manuales, desde conducir hasta limpiar vidrios. De muchas maneras, como el reconocimiento por imagen automatizado y el reconocimiento por voz impulsado por la IA, las máquinas ya superan las capacidades humanas.

Esto desencadena fuertes debates respecto a si la IA creará un futuro más humanístico o robótico y frío; si nos fortalecerá o reemplazará. Dado que la IA tendrá un rol importante en nuestro futuro, enfrentamos interrogantes profundos acerca de la perturbación y el desarreglo económico.

Un informe reciente comenta que la automatización y la robótica impulsadas por la IA ofrecerán más oportunidades para la economía y la sociedad, pero también afectarán la subsistencia de miles de personas. Algunos incluso se cuestionan si la IA plantea una amenaza para nosotros. A pesar de que hay muchas incógnitas, también hay certezas: el desarrollo de la IA afectará miles de millones de vidas.

Los avances en la tecnología están lejos de ser binarios

Desde una perspectiva económica, comúnmente observamos cómo el debate sobre la IA se desintegra en una opción binaria entre el progreso tecnológico y los resultados negativos, como la eliminación de empleos, pero las soluciones intermedias son mucho más complejas. A través de la historia humana, cuando el progreso fue realizado, ha habido alteraciones. En general, el avance tecnológico —y el cambio que provoca— ha impulsado al mundo a seguir adelante.

Preparar a los trabajadores de la actualidad para las habilidades del mañana es clave, debido a que mejora el acceso de todos para las herramientas del futuro. A medida que la IA evoluciona, la formación de empleos debe evolucionar con ella. Ya hay bastante escasez en campos estrechamente relacionados con la IA, como la ciencia de datos, la ingeniería y las operaciones.

Las industrias deben contemplar ahora una meta final definitiva. Debe haber cooperación y control a medida que la IA avanza o el inmenso poder podría terminar en las manos incorrectas. Ya notamos grupos tecnológicos o personas que se reúnen para enfocarse directamente en estos desafíos. El proyecto OpenAI es un ejemplo de la misión de garantizar que los beneficios de la IA sean seguros y estén ampliamente distribuidos. Necesitamos dicha colaboración de la industria para promover un acceso equitativo a esta tecnología crítica.

Principalmente, debemos invertir en resultados humanísticos de IA. Usar la fuerza de la IA para impulsar a las personas y pequeñas empresas del mundo es una forma crítica de hacerlo. Las pequeñas empresas son el sustento de cualquier economía y promover su desarrollo creará nuevas oportunidades económicas, contribuirá con las comunidades locales y mejorará la calidad de vida.

Acceso equitativo e impulso de pequeños participantes

La tecnología ya ha simplificado más que nunca la tarea de ser un empresario, para promover el crecimiento y crear microeconomías saludables, independientemente de donde viva. eBay apoya a millones de vendedores —muchos de ellos de pequeñas y medianas empresas— y considero que la iniciativa empresarial crecerá a medida que las mejoras impulsadas por la IA creen nuevas oportunidades económicas y ayuden a los empresarios a alcanzar una nueva base de consumo o les permitan contratar nuevos trabajadores.

En los últimos cinco años, con eBay hemos invertido en la IA para promover las mejoras de base en nuestro mercado. Está incorporada en nuestra plataforma entera y distribuida en 30 sectores, desde la investigación, hasta el transporte y la detección de fraude, el riesgo en el tiempo de entrega y las predicciones. Utilizamos la IA para determinar cuáles vendedores son más confiables y para fomentar a las empresas que ofrecen mejores experiencias. La IA está integrada en nuestro trabajo de fijación de precios e ideas para el inventario. Por ejemplo, si contamos con una diferencia de inventario en los clubes de golf para zurdos en nuestro sitio, podemos alertar a los vendedores de clubes de golf respectivos que se abastezcan y ofrezcan recomendaciones de precios, debido a la demanda.

También reforzamos nuestras ofertas y experiencia de compras con una tecnología de reconocimiento por imagen. Nuestros vendedores usan sus propias imágenes y frases para crear listas mediante las cuales mostrar los artículos que venden. Con IA, podemos inferir información basada exclusivamente en pistas visuales como color y diseño, que nos ayudan a comprender mejor el inventario en nuestra plataforma y, con el tiempo, ofrecer opciones más claras para nuestros clientes.

En muchos casos, los avances en nuestra plataforma serán impecables e invisibles para los dueños de negocios, pero muy efectivos en lograr que las oportunidades de crecimiento sean equitativas. Tomemos como ejemplo a Tanya Crew, una madre soltera que intentaba terminar la universidad cuando comenzó a vender accesorios para motocicletas en eBay con el objetivo de ganar dinero extra. Con Internet e eBay, creó un negocio virtual exitoso y pudo contratar a dos personas más. En el futuro, nuestra tecnología de plataforma impulsada con la IA ayudará a este negocio a optimizar la fijación de precios de artículos, predecir cambios en el comportamiento de los consumidores y más, logrando que pequeñas empresas como ella sean más competitivas.

Otro gran ejemplo es el caso de Mohamed Taushif Ansari, de unos veinte años, que se mudó a Bombay con la ilusión de comenzar un negocio creando y exportando prendas. Con solo una máquina de coser y una computadora portátil, comenzó a vender sus productos a nivel mundial mediante nuestra plataforma. Hoy cuenta con su propia marca minorista, una empresa en línea que exporta a 30 países y da empleo a 10 personas. Nuestro trabajo en la IA directamente ayudará a este negocio a optimizar las listas e imágenes en línea que presentan distintos tipos de comportamientos del consumidor. Hoy sus productos también son mostrados a los clientes en plataformas sociales a través de nuestro eBay ShopBot impulsado por la IA, que está en la segunda etapa.

Diálogo sólido y responsabilidad

La verdadera oportunidad que tenemos hoy es reconocer el rol que la IA y otras tecnologías emergentes cumplen en la creación de nuevos caminos para un crecimiento equitativo.

Debemos reducir la creciente división global entre aquellos que sienten que se benefician de las fuerzas de la tecnología, el libre comercio y la globalización, y aquellos que se sienten excluidos y olvidados.

Necesitamos un serio análisis sobre políticas públicas para el impacto de la IA en la fuerza laboral de los próximos 10 años, cuando habrá vehículos que no requieran conductores y cuando nadie limpie vidrios.

Debemos analizar el problema desde una lente global: ¿qué representará la inteligencia artificial para la gente en Vietnam, Filipinas, Turquía o Latinoamérica en 10 años?

La seriedad del diálogo público debe pasar del margen al centro. Debe ser una problemática centrada entre gobiernos y comunidades.

En un futuro muy cercano no tendremos los mismos empleos que tenemos hoy, pero se crearán otros nuevos. Debemos facultar a la gente con la educación y las oportunidades correctas.