Climate Action

¿Qué es la desertificación y por qué es importante entenderla?

En la actualidad, unos 2.000 millones de personas viven en zonas áridas, las más propensas a la desertificación, según Earth.org. Image: REUTERS/Ivan Alvarado

Andrea Willige
Senior Writer, Forum Agenda
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Climate Action??
La visión global
Explora y monitorea cómo SDG 15: La vida en la tierra afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

SDG 15: La vida en la tierra

  • Factores como el cambio climático, la deforestación, el pastoreo excesivo y las prácticas agrícolas insostenibles están convirtiendo cada vez más las tierras áridas de nuestro planeta en desiertos.
  • La degradación de los suelos productivos, junto con la pérdida de biodiversidad, masas de agua y vegetación, también afecta a la vida humana, provocando pobreza, escasez de alimentos y agua, y problemas de salud.
  • Pero 2024 podría convertirse en un año fundamental para la lucha contra la desertificación, con una serie de eventos como la Reunión Especial del Foro Económico Mundial y la COP16 centrados en abordar este problema.

Cuando pensamos en desiertos, nos vienen a la mente regiones como Oriente Medio, el norte de África o Asia Central. Pero la creciente desertificación como consecuencia del cambio climático está cambiando el panorama cada vez más, que no deja de afectar a cada vez más regiones en todo el planeta. Los últimos datos de Naciones Unidas, presentados por 126 Partes en sus informes nacionales de 2022, muestran que el 15,5% de la tierra está ahora degradada, lo que supone un aumento del 4% en otros tantos años.

Pero éste podría convertirse en un año fundamental para la lucha contra la desertificación, con dos grandes eventos programados para 2024 en Arabia Saudí para movilizar apoyos. La lucha contra este creciente problema será uno de los temas principales de la próxima Reunión Especial del Foro Económico Mundial sobre Colaboración Mundial, Crecimiento y Energía para el Desarrollo, que se celebrará en mayo, y de la 16ª sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) COP16, que tendrá lugar en diciembre.

La CNULD es una de las tres Convenciones de Río, junto con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

¿Qué significa la desertificación para nuestro planeta y nuestra gente, y cómo podemos mitigarla?

¿Has leído?

¿Qué es la desertificación y cuáles son sus causas?

La desertificación es un tipo de degradación de la tierra en la que una zona terrestre ya relativamente seca se vuelve cada vez más árida, degradando el suelo productivo y perdiendo sus masas de agua, biodiversidad y superficie vegetal.

El problema va mucho más allá de desiertos como el Sáhara, el Kalahari o el Gobi. Según la UNCCD, cada año se degradan 100 millones de hectáreas de tierras productivas. Las sequías son cada vez más frecuentes y se prevé que tres cuartas partes de la población sufrirá escasez de agua en 2050.

En la actualidad, unos 2.000 millones de personas viven en zonas áridas, cada vez más propensas a la desertificación, según Earth.org.

Entre las regiones más afectadas se encuentran África y Asia Oriental y Central.

Cambio en la población que vive en zonas áridas, en miles de millones.
Cambio en la población que vive en zonas áridas, en miles de millones. Image: IPCC

¿Quiénes son los más afectados por la desertificación?

En África, unos 40 millones de personas viven ya en condiciones de sequía grave, según el informe del Foro Económico Mundial Quantifying the Impact of Climate Change on Human Health 2024.

Y China, Uzbekistán y Kirguistán son algunos de los países que han visto cómo se disparaban las temperaturas, según Earth.org, así como también algunas regiones de Asia. Aunque algunas de estas zonas estaban clasificadas como de clima desértico desde la década de 1980, la desertificación ha continuado, dando lugar a climas más cálidos y húmedos. En las montañas, la falta de nieve ha provocado la desaparición gradual de los glaciares, amenazando la seguridad hídrica que afecta tanto a las personas como a la agricultura.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

Pero la degradación del suelo también afecta a las regiones más templadas. En EE.UU., casi el 40% de los 48 estados se enfrentan a la sequía, según el informe del Foro, que cita estadísticas del Sistema Nacional Integrado de Información sobre Sequías.

El sur de Europa ha sufrido algunas de las peores sequías de los últimos años. En España, la desertización y la sobreexplotación han afectado gravemente a lo que se conoce como «la huerta de Europa». La Unión Europea ha señalado en los últimos años la vulnerabilidad de sus miembros meridionales a la desertificación, señalando no sólo a España, sino también a Portugal, Italia, Grecia, Chipre, Bulgaria y Rumania.

Atlas Mundial de la Desertificación - Aridez
Atlas Mundial de la Desertificación - Aridez Image: Comisión Europea

¿Cuáles son los efectos de la desertificación?

Pueden experimentar una pobreza exacerbada, falta de seguridad alimentaria y mala salud debido a la malnutrición y a la falta de acceso a agua limpia. También son más vulnerables al cambio climático y a fenómenos meteorológicos extremos como sequías y catástrofes naturales. Con sus medios de subsistencia en juego y un mayor riesgo de conflicto por la disminución de los recursos, también pueden enfrentarse a la migración forzosa.

Uno de los ejemplos más destacados de desertificación es el desierto de Aralkum, en Asia central. En la década de 1960, la zona estaba cubierta por el cuarto lago más grande del mundo, el mar de Aral. Desde entonces, se ha reducido a una décima parte de su tamaño anterior, y sólo quedan tres pequeños lagos muy salados. En la época soviética, sus aguas se utilizaban para regar una región semidesértica para cultivar algodón, lo que provocó un descenso de los niveles de agua. Con el tiempo, el cambio climático dio un nuevo impulso a esta situación, convirtiendo el seco lecho marino en un desierto cubierto de sal, dejando los barcos pesqueros varados, oxidados y sus medios de subsistencia destruidos.

Loading...

¿Cómo podemos mitigar la desertificación?

Hay una gran variedad de enfoques para abordar la desertificación, con muchos programas en marcha en todo el mundo.

La reforestación y la forestación pueden ayudar a recuperar los suelos degradados. En Uzbekistán, un programa de regeneración ha plantado árboles y arbustos en un millón de hectáreas a lo largo del desierto de Aral. Entre ellos figura el arbusto saxual negro, muy resistente a la sequía y capaz de fijar la sal y la arena, impidiendo que sea arrastrada tierra adentro por las tormentas de arena.

En la región africana del Sahel y el Sáhara, la «Gran Muralla Verde», puesta en marcha en 2007 por la Unión Africana, pretende restaurar la vida vegetal en 100 millones de hectáreas de tierras degradadas. Esta iniciativa, en la que participan 22 países africanos, revitalizará la tierra, almacenará más de 220 millones de toneladas de carbono y creará 10 millones de puestos de trabajo de aquí a 2030.

Loading...

Otra parte importante de la lucha contra la degradación del suelo es la introducción de prácticas de gestión sostenible de la tierra, que van desde la agroforestación al pastizal sostenible y también pueden mejorar el rendimiento de los cultivos y los medios de subsistencia.

Las prácticas de gestión del agua, como la recolección del agua de lluvia, el riego por goteo y la plantación de cultivos resistentes a la sequía, pueden mitigar el impacto de la escasez de agua.

Otras medidas correctoras son la recuperación de la vegetación y la restauración de hábitats naturales como humedales o cauces fluviales enteros.

La reunión especial del Foro Económico Mundial en Arabia Saudita será testigo de una serie de anuncios y sesiones sobre el tema de la desertificación, incluido el apoyo a Arabia Saudita como anfitrión de la COP16 y el trabajo conjunto entre el Foro y Arabia Saudita para compilar un programa para el evento de diciembre.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

¿Es la movilidad pública la próxima revolución del transporte público?

Lars Christian Grødem-Olsen and Nils Fearnley

13 de junio de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial