Energy Transition

Así ganan terreno las energías renovables frente al petróleo en Norteamérica

En la actualidad, la energía solar es la tercera fuente renovable del sector eléctrico, por detrás de la hidroeléctrica y la eólica.

En la actualidad, la energía solar es la tercera fuente renovable del sector eléctrico, por detrás de la hidroeléctrica y la eólica. Image: REUTERS/Bing Guan

Sverre Alvik
Vice President and Energy Transition Research Director, DNV
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Energy Transition??
La visión global
Explora y monitorea cómo SDG 07: Energía limpia y asequible afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

SDG 07: Energía limpia y asequible

  • Los combustibles fósiles representan el 80% del suministro nacional de energía en Canadá y Estados Unidos juntos.
  • Pero eso está cambiando lentamente y estas nuevas predicciones revelan el ritmo de ese cambio.
  • Se prevé que el consumo interno en Norteamérica descienda un 75% de aquí a 2050, lo que equivale a casi la mitad de la reducción de la demanda mundial de petróleo.

Los intereses de la industria del petróleo y el gas son profundos en Norteamérica. Desde la planta Ford de Highland Park, en Michigan, el Modelo T se convirtió en el primer automóvil del mundo producido en serie, con un motor de cuatro cilindros alimentado por gasolina. En Estados Unidos así como en el resto del mundo, el resto es historia. Pero hoy nos enfrentamos a una nueva transición a escala mundial: abandonar los combustibles fósiles y apostar por la producción de energías renovables.

En la actualidad, Estados Unidos sigue siendo el mayor consumidor de petróleo del mundo -como lo ha sido durante gran parte de los últimos 100 años- y los combustibles fósiles representan el 80% del suministro energético nacional de Canadá y Estados Unidos juntos.

Sin embargo, la eficiencia de la energía solar y eólica es tan potente que, en el espacio de una generación, la combinación energética de Norteamérica y de otros países se transformará.

¿Has leído?

La transición energética en Norteamérica

DNV ha estudiado a fondo la transición energética en EE. UU. y Canadá, pronosticando el futuro energético más probable en 2050. El modelo utilizado se ha ido perfeccionando a lo largo de los siete años transcurridos desde que la empresa empezó a pronosticar la transición energética mundial.

La historia general para Norteamérica es la de la descarbonización doméstica. El 80% de combustibles fósiles en el suministro energético se reducirá a algo menos de la mitad en 2050. Esto se deberá principalmente a la rápida electrificación, sobre todo del transporte por carretera y de los hogares, y al aumento de la energía solar y eólica como medio para generar electricidad.

El consumo interno en Norteamérica caerá un 75% de aquí a 2050, lo que equivale a casi la mitad de la reducción de la demanda mundial de petróleo. La producción de petróleo en EE. UU. y Canadá fue de unos 17 millones de barriles al día (Mbpd) en 2022, y la previsión de DMV prevé que se estabilice hasta 2024 y luego disminuya a sólo 7 Mbpd en 2050. Sin embargo, el país del gran petróleo seguirá siendo uno de los principales productores del oro negro, aunque el mercado sea mucho más pequeño. Los volúmenes de exportación de petróleo crecerán hasta 2030 y luego se estabilizarán, mientras que los de gas natural se mantendrán estables en los volúmenes actuales.

La cuota de la electricidad en la demanda final de energía crecerá hasta el 41% en 2050, desde el 21% de 2022. En la actualidad, la energía solar es la tercera fuente renovable del sector eléctrico, por detrás de la hidroeléctrica y la eólica. En 2050, la energía solar fotovoltaica se habrá multiplicado por 15 con respecto a los niveles actuales y representará casi la mitad de toda la electricidad generada en Norteamérica, convertiéndose en la principal fuente de energía de la región.

La historia de la energía eólica se complica, al menos a corto plazo, por las presiones inflacionistas que afectan a las cadenas de suministro. Sin embargo, impulsada por la Ley de Reducción de la Inflación (IRA, por sus siglas en inglés) y el Plan Canadiense de Energía Limpia de 2023, DNV prevé que la eólica se multiplicará por 8 y representará el 35% de la generación de electricidad en los dos países a mediados de siglo.

El papel de las políticas en la transición energética

Las políticas públicas son importantes para cambiar la forma en que se suministra y consume la energía en toda Norteamérica. La IRA está acelerando la transición energética en EE. UU., en gran medida dando estabilidad a tecnologías esenciales para la transición.

El desarrollo de la energía eólica en Estados Unidos, por ejemplo, se ha visto impulsado en gran medida por el mecanismo de Crédito Fiscal a la Producción, promulgado originalmente en 1992 y aplicado a trompicones en incrementos de uno o dos años. La IRA ha proporcionado una ventana de diez años de apoyo no sólo a la energía eólica, sino también a industrias menos maduras, como el hidrógeno y la captura directa de aire, la tecnología utilizada para extraer carbono de la atmósfera.

Aunque el IRA esté acelerando la transición energética, la misma administración aprobó el desarrollo del enorme proyecto Willow en Alaska, que alberga hasta 600 millones de barriles de petróleo. Es un reflejo de cómo los gobiernos, incluso cuando están dispuestos a aumentar el suministro de energía verde, dan prioridad a la seguridad energética, y el petróleo se sigue viendo como una forma de lograr este objetivo.

Aunque la IRA acelere la transición energética en EE. UU., se necesita más para llegar a cero emisiones netas en 2050. Según las previsiones actuales, las emisiones per cápita norteamericanas serán probablemente tres veces superiores a las europeas en 2050. Para que la transición se acelere, al apoyo actual a las energías renovables debe añadirse una política que reduzca más activamente el uso de combustibles fósiles.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la transición a una energía limpia?

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Energy TransitionClimate Action
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

¿Cómo gestionar el crecimiento exponencial de los datos de forma sostenible?

Bart Valkhof and Eleni Kemene

27 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial