Davos Agenda

Cómo impulsar economías sostenibles en los países en desarrollo que acogen refugiados

Un campo de refugiados sirios en las afueras de Atenas, que ilustra la importancia de incluir a los refugiados en la economía local.

Los refugiados deben poder contribuir económicamente a sus nuevas comunidades. Image: Julie Ricard/Unsplash

David Alexandru Timis
Global Communications Manager, Generation
Teresa Pallarés-Ramos
Fellow, European Leadership Programme
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo Geoeconomía afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Davos Agenda

Este artículo es parte de: Sustainable Development Impact Meetings

Listen to the article

  • Es urgente abordar los retos económicos a los que se enfrentan los refugiados en los países en desarrollo.
  • Hay muchas estrategias innovadoras para fomentar la integración económica y la autosuficiencia de los refugiados.
  • En última instancia, debemos adaptar, reproducir y ampliar diversas iniciativas y aprovechar sistemáticamente las experiencias adquiridas para trazar un futuro en el que los refugiados contribuyan de forma significativa a sus comunidades de acogida.

En un mundo que se enfrenta a un desplazamiento sin precedentes, la difícil situación de los refugiados sigue atrayendo la atención mundial. Con más de 108 millones de personas desplazadas por la fuerza a finales de 2022, abordar los retos económicos a los que se enfrentan los refugiados en los países en desarrollo es urgente y primordial.

Aquí presentamos los distintos retos económicos a los que se enfrentan los refugiados y esbozamos estrategias innovadoras para fomentar su integración económica y su autosuficiencia.

La realidad económica de los refugiados

Los refugiados, sobre todo los de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, constituyen una proporción considerable de la población desplazada, y muchos de ellos encuentran refugio en países en desarrollo cercanos a sus lugares de origen. Sin embargo, la falta de soluciones viables a menudo los deja varados en los países de acogida, confinados en campos de refugiados improvisados. Estos campos, diseñados para el socorro inmediato, no proporcionan los recursos necesarios para un sustento sostenible. En consecuencia, tanto los refugiados como las comunidades de acogida se enfrentan a oportunidades de empleo limitadas debido a la escasez de recursos.

Reconociendo el imperativo del cambio, el Pacto Mundial sobre los Refugiados de 2018 hace hincapié en la necesidad de empleo productivo y trabajo digno para los refugiados. Esta inclusión económica sirve como un trampolín crucial hacia la estabilidad financiera y la autosuficiencia. Sin embargo, los refugiados se enfrentan a obstáculos: derechos restringidos al trabajo; acceso limitado a las infraestructuras; exclusión financiera; disparidades en las competencias digitales; y competencia con la población local por los escasos recursos.

¿Has leído?

Un enfoque holístico de las economías de los refugiados

Los académicos Alexander Betts, Louise Bloom, Josiah Kaplan y Naohiko Omata introducen el concepto de "economías de los refugiados" como una lente a través de la cual se pueden observar los intrincados sistemas de asignación de recursos que configuran la vida de los refugiados en el exilio. Así, los refugiados no son sólo víctimas. Forman redes económicas que abarcan ciudades, naciones e incluso fronteras transnacionales. Su contribución a las economías de acogida suele ser positiva y su diversidad económica abarca desde diversas actividades de subsistencia hasta iniciativas empresariales. También se esfuerzan por pasar de la dependencia de la ayuda humanitaria a la autosuficiencia sostenible.

Empoderar a los refugiados mediante un entorno propicio

Empoderar a los refugiados va más allá de aceptar sus vulnerabilidades; también significa reconocer sus capacidades, aspiraciones y responsabilidades. Reimaginar la ayuda centrándose en las capacidades de los refugiados allana el camino hacia vías alternativas que les permitan ser autosuficientes.

En contextos en los que no se contemplen soluciones duraderas, medidas como el fomento de la autoayuda a través de oportunidades laborales, la libertad de circulación y el acceso a servicios financieros formales adquieren relevancia. El Pacto de Jordania, que otorga a los refugiados sirios el derecho a trabajar, y la Ley de Refugiados de Uganda, que promueve un modelo de asistencia basado en la autosuficiencia, representan casos de éxito de refugiados que se integran económicamente.

La participación del sector privado surge como catalizador de la integración, ilustrada por iniciativas como la asociación de IKEA con ACNUR en los campos de refugiados etíopes. Esta colaboración, respaldada por importantes inversiones, generó modelos cooperativos que abarcaban la agricultura, la ganadería, la energía y la microfinanciación. Los resultados positivos incluyeron el desarrollo de infraestructuras, la satisfacción de necesidades básicas, oportunidades de subsistencia, nuevos mercados y modelos innovadores que tienen el potencial de reproducirse en otros lugares. Iniciativas similares, como el fondo Kakuma Kalobeyei Challenge Fund y la asociación Tent Partnership for Refugees, muestran el impacto positivo del sector privado.

La economía digital de los refugiados

El ámbito digital se perfila como una vía prometedora para la creación de empleo entre los refugiados, conectándolos a la economía global y permitiendo su inclusión socioeconómica en las comunidades locales de sus países de acogida, lo que a su vez acelera su proceso de integración.

En una evaluación del mercado de 2022 en los campos de refugiados de Kenia, Samuel Hall reveló que los programas de formación profesional y capacitación digital, aunque existentes, están distribuidos de forma desigual y no son suficientes para salvar la brecha entre formación y empleo. Aunque algunos refugiados realizan trabajos en línea de corta duración, la escasa demanda de sus competencias obstaculiza sus trayectorias profesionales.

Para hacer frente a este problema, son fundamentales las iniciativas de formación adaptadas a las demandas de la economía digital y a las necesidades de los empleadores. Programas dignos de mención, como el programa educativo de tres meses sobre liderazgo ejecutivo en Kakuma, en colaboración con el Foro de Jóvenes Líderes Mundiales, ACNUR, la Universidad de Oxford, la Fundación Aliko Dangote y Danish Church Aid, son ejemplos de enfoques holísticos de educación digital. Además, el Refugee Action Hub del MIT (MIT ReACT), que ofrece un certificado en Informática y Ciencia de Datos, muestra la importancia de permitir a los refugiados obtener certificados acreditados de instituciones reconocidas.

Hacia un futuro resiliente

De estas experiencias se desprende una lección rotunda: un enfoque centrado en las personas se hace fundamental. Los programas de desarrollo profesional deben centrarse en los talentos de los refugiados, reconociendo sus perspectivas únicas y sus realidades vividas. Esto incluye la cohesión social, el bienestar psicológico y la recuperación tras experiencias traumáticas. Además, son necesarios esfuerzos específicos para garantizar una capacitación digital equitativa para las mujeres refugiadas y las personas con discapacidad, que de otro modo no tendrían acceso a tales oportunidades.

Aunque la demanda de competencias digitales va en aumento, la trayectoria de crecimiento no garantiza intrínsecamente un incremento de las oportunidades de empleo sostenible y digno a largo plazo. Son indispensables las intervenciones basadas en el mercado que tengan en cuenta las condiciones (y limitaciones) económicas existentes y la participación del sector privado. El objetivo final no es solo adaptarse, sino también reproducir y ampliar estas iniciativas, aprovechando sistemáticamente las experiencias adquiridas para trazar un futuro en el que los refugiados contribuyan de forma significativa a sus comunidades locales.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Davos AgendaEconomías más justasGeoeconomíaEl futuro del progreso económico
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Cómo transformar la salud cardiovascular en América Latina catalizando la colaboración público-privada

Pasquale Frega and Katrine Luise DiBona

23 de febrero de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial