Davos Agenda

5 formas de crear ciudades positivas para la naturaleza: Estos alcaldes de todo el mundo llaman a la acción

Un parque urbano, que ilustra la importancia de ciudades positivas para la naturaleza.

Crece el número de ciudades con acciones positivas para la naturaleza. Image: Nerea Martí Sesarino/ Unsplash

Yoo Jeong-Bok
Mayor, Incheon Metropolitan City
London Breed
Mayor of San Francisco, City of San Francisco
Edmilson Rodrigues
Mayor of Belém, City of Belém
Jaime Pumarejo
Mayor, City of Barranquilla
Thomas Mxolisi Kaunda
Mayor, City of Durban
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Davos Agenda??
La visión global
Explora y monitorea cómo Desarrollo sostenible afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Davos Agenda

Este artículo es parte de: Sustainable Development Impact Meetings

Listen to the article

  • La nueva iniciativa Nature-Positive Cities reconoce que la protección de los ecosistemas en las ciudades es crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • La conservación de la naturaleza y la acción por el clima son esenciales para la sostenibilidad a largo plazo, y descuidar cualquiera de ellas podría provocar daños ecológicos irreversibles y poner en peligro el bienestar de las generaciones actuales y futuras.
  • Los alcaldes de cinco ciudades portuarias de distintas regiones piden a los líderes mundiales que replanteen sus ambiciones más allá de emisiones netas cero y orienten sus acciones hacia ciudades positivas para la naturaleza.

Existe un amplio abanico de retos, prioridades y limitaciones a los que se enfrentan los gobiernos municipales en todo el mundo. Aun así, nosotros, los alcaldes de cinco ciudades portuarias de distintas regiones, junto con líderes del sector privado y organizaciones de la sociedad civil, estamos aumentando la ambición.

Trabajaremos más allá de un planteamiento neto cero para construir ciudades preparadas para el futuro.

¿Has leído?

El momento de la naturaleza

El año 2022 terminó con un acuerdo histórico para guiar la acción mundial sobre la naturaleza hasta 2030: el Marco Global de la Biodiversidad. Representantes de 188 gobiernos coincidieron en que adoptar ahora medidas urgentes y transformadoras en favor de la naturaleza sería mucho menos costoso que retrasarlas.

Desde la perspectiva de la ciudad, sabemos que casi la mitad del PIB de las ciudades de todo el mundo está en peligro debido a la pérdida de naturaleza. La naturaleza es nuestro hogar. La buena economía exige que la gestionemos mejor: la acumulación de capital producido a expensas de la naturaleza debe invertirse si queremos que nuestras ciudades prosperen.

Esta semana marca un nuevo hito: no solo es el comienzo de una nueva fase de progreso acelerado hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con orientaciones políticas de alto nivel y acciones aceleradas de cara a 2030, sino que también es el momento en el que aunamos esfuerzos con líderes empresariales, urbanistas de renombre mundial y líderes de la sociedad civil, para construir ciudades más resilientes, prósperas y equitativas de aquí a 2030, con la naturaleza y a través de la naturaleza.

Esta nueva iniciativa mundial, denominada Nature-Positive Cities, se basa en la premisa de que ningún ODS puede cumplirse sin proteger los océanos, las praderas, los ríos, los bosques y muchos otros ecosistemas sobre los que descansan en última instancia la prosperidad y el desarrollo.

Los ODS se relacionan a través de la naturaleza, las sociedades y la economía. Image: J. Lokrantz/Azote

Más allá del cero neto: ciudades positivas para la naturaleza

Tanto la naturaleza como la acción por el clima son esenciales para la sostenibilidad a largo plazo. Descuidar cualquiera de ellas podría provocar daños ecológicos irreversibles y poner en peligro el bienestar de las generaciones actuales y futuras. A pesar de la concienciación general sobre el valor de la naturaleza, la gestión ambiental suele quedar relegada a un segundo plano frente a las prioridades del desarrollo urbano, como la vivienda, la inflación, la migración, el aumento de la deuda y el agravamiento de las desigualdades.

Sin embargo, la biodiversidad proporciona "dividendos" naturales fundamentales que nutren y protegen la vida urbana, mucho más allá de su valor intrínseco -e incalculable-. Por eso pedimos a otros líderes mundiales que replanteen sus ambiciones más allá del objetivo cero neto y orienten sus acciones hacia ciudades más positivas para la naturaleza.

Las soluciones basadas en la naturaleza son una parte inestimable de la solución y se materializan de distintas formas en las zonas urbanas: edificios, fachadas y tejados verdes; espacios verdes conectados a infraestructuras grises (parques infantiles y árboles en las calles); parques y bosques urbanos; huertos y jardines comunitarios; así como distintos tipos de espacios verdes-azules, como lagos, sistemas de drenaje urbano, superficies permeables y humedales.

La naturaleza y ecosistemas sanos pueden proporcionar un conjunto único de servicios, beneficios y valores a muchas partes interesadas del medio urbano. También son una herramienta poderosa para lograr planes de acción climática y ayudar a proteger, gestionar y sostener el medio ambiente, al ser de bajo coste y tener múltiples beneficios. En resumen, las soluciones basadas en la naturaleza y las intervenciones positivas para la naturaleza pueden enmarcarse como "soluciones sin arrepentimiento".

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito del futuro de las ciudades?

¿Cómo desarrollar espacios positivos para la naturaleza?

¿Existe una forma sencilla de coordinar mejor las inversiones y los planes de acción para proteger la naturaleza, al tiempo que se abordan otros retos acuciantes del desarrollo? He aquí cinco cosas que pueden ayudar a avanzar hacia una transición positiva para la naturaleza:

1. Evaluar los beneficios económicos y otros beneficios colaterales

Conservar y regenerar la naturaleza puede generar múltiples beneficios a largo plazo. Las soluciones basadas en la naturaleza no solo reducen el efecto isla de calor urbano, gestionan las aguas pluviales y mejoran la resiliencia urbana en general, sino que también aumentan el valor de la propiedad, atraen turistas y reducen los costes sanitarios asociados a la contaminación y las enfermedades relacionadas con el estrés.

2. Impulsar la colaboración entre los sectores público y privado

Colaborar con el sector privado puede ayudar a financiar y ejecutar proyectos positivos para la naturaleza. Puede proporcionar acceso a capital, conocimientos técnicos y recursos que ayuden a acelerar la transición.

3. Diseñar programas de incentivos y mecanismos financieros

La inversión privada en proyectos sostenibles puede facilitarse si se aplican los incentivos financieros y las exenciones fiscales adecuados. Los bonos verdes, los fondos fiduciarios y las subvenciones pueden acumularse con el tiempo y proporcionar una fuente estable de financiación para intervenciones positivas para la naturaleza.

4. Establecer un historial y parámetros de rendimiento

Crear un relato visible de los logros y experiencias positivos para la naturaleza ayuda a generar confianza y credibilidad. Por otro lado, las métricas de rendimiento proporcionan información sobre el proceso de transición y pueden ayudar a generar confianza entre los inversores.

5. Promover una visión a largo plazo

Es necesario promover una visión a largo plazo que trascienda los ciclos políticos. La coherencia en las políticas y el compromiso con modelos de desarrollo positivos para la naturaleza pueden empoderar a los residentes, crear un sentimiento de propiedad, atraer a más inversores y conducir a un desarrollo más sostenible e integrador.

Ciudades en armonía con la naturaleza

Salvaguardar la naturaleza tiene una dimensión ética. Implica reconocer nuestra responsabilidad de proteger la belleza natural y la biodiversidad del planeta y el derecho de las generaciones futuras a heredar un mundo habitable. También implica reconocer los efectos desproporcionados del cambio climático y la pérdida de biodiversidad en las comunidades y ecosistemas vulnerables.

Estamos convencidos de que reconociendo la importancia de la biodiversidad para las ciudades e incorporándola activamente a los diseños e intervenciones urbanas, mejoraremos la calidad de la vida urbana, activaremos las economías locales y abriremos el camino hacia un planeta en el que los seres humanos y el resto de la naturaleza coexistan en armonía.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Davos AgendaDesarrollo sostenibleCities and UrbanizationClimate and Nature
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Construir una economía del cuidado: 4 líderes explican por qué invertir hoy creará un impulso positivo de prosperidad

Silja Baller and Julia Hakspiel

8 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial