Energy Transition

¿Qué es la intensidad energética y por qué es vital para nuestros objetivos climáticos?

La intensidad energética es una medida de la dependencia económica del consumo de energía. Image: Fré Sonneveld/ Unsplash

Roberto Bocca
Head, Centre for Energy and Materials; Member of the Executive Committee, World Economic Forum
Ewan Thomson
Senior Writer, Forum Agenda
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Energy Transition??
La visión global
Explora y monitorea cómo El futuro de la energía afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

The Net Zero Transition

Listen to the article

  • El mundo se ha embarcado en un viaje de descarbonización que debe caminar simultáneamente al crecimiento demográfico, el crecimiento económico y la casi duplicación de nuestro PIB mundial de aquí a 2050.
  • Un reto clave es cómo ayudamos a las economías a seguir creciendo, reduciendo al mismo tiempo nuestras emisiones.
  • He aquí por qué necesitamos comprender el papel vital que desempeña la intensidad energética en nuestros objetivos globales de descarbonización y crecimiento económico, y cómo podemos reducirla.

Tenemos que hablar de intensidad energética.

El progreso de nuestro viaje global hacia emisiones netas cero se refleja cada día en las noticias, que detallan inventos innovadores, tecnologías prometedoras de descarbonización, nuevos proyectos de energías renovables y leyes y políticas que facilitan la transición energética.

Pero la intensidad energética, que es un componente clave para medir nuestro camino hacia el cero neto, es un concepto menos conocido, que creo que todos deberíamos entender mejor.

La energía es sólo un medio para conseguir un fin, ya sea calentar, enfriar, mover o producir. La gran pregunta es: ¿podemos desarrollar procesos y productos diferentes que nos proporcionen los mismos beneficios consumiendo mucha menos energía, todo ello sin dejar de atender a una población y una economía en crecimiento?

Ése es el reto. Y la respuesta está en ver cómo podemos ser más inteligentes en la forma en que consumimos energía, no sólo en cómo la producimos.

A continuación se explica por qué es importante la intensidad energética y por qué reducirla es vital para alcanzar el objetivo 7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

¿Qué es la intensidad energética y por qué es tan importante?

La intensidad energética es la cantidad de energía utilizada para producir una unidad de PIB. Cuanto mayor es la intensidad, más energía utilizamos en el proceso de fabricación de un producto o servicio.

Medir la intensidad energética nos ayuda a comprender la forma en que utilizamos la energía. Existen múltiples oportunidades para reducir la intensidad energética; la más conocida es la eficiencia energética.

Ser eficientes con la energía significa que necesitamos menos, lo que significa que optimizamos los procesos existentes para no tener que crear tantos proyectos de energías renovables en nuestro camino hacia las emisiones netas cero. Es tan importante que Fatih Birol, Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, afirma que la eficiencia energética es el "primer combustible" del mundo, y la principal vía hacia cero emisiones netas después de las medidas relacionadas con la oferta.

Calcular la intensidad energética a nivel de empresa o de país puede ayudar a supervisar los cambios en la intensidad energética a lo largo del tiempo, y así ayudar a las organizaciones a establecer objetivos y políticas. También puede permitir un análisis comparativo entre diferentes sectores, lo que puede ayudar a identificar las mejores prácticas y las áreas de mejora.

La buena noticia es que la intensidad energética ya está disminuyendo gracias a la mejora de la eficiencia. Sin embargo, tenemos que acelerar el descenso aún más: la intensidad tendrá que caer un 3,2% al año para estar en camino de alcanzar las metas de los ODS de la ONU a partir de una caída media anual del 1,9% en 2010-2019.

Gráfico que mede a intensidade energética em termos de energia primária e PIB.
La intensidad energética tendrá que disminuir un 3,2% al año para alcanzar las metas de los ODS de la ONU. Image: AIE

¿Por qué medimos la intensidad energética?

Casi siempre que producimos energía, estamos consumiendo recursos no renovables y generando gases de efecto invernadero (GEI). Por ejemplo, incluso las turbinas eólicas, que producen energía renovable, consumen recursos no renovables, ya sea el acero y otros materiales necesarios para fabricarlas, el terreno que ocupan o la infraestructura necesaria para transportarlas.

Añadir fuentes de energía renovables a nuestro suministro energético es importante, pero al medir únicamente la cantidad de energía producida, no estamos midiendo la energía utilizada para extraer, producir, transportar y desechar los componentes utilizados para fabricar el aerogenerador.

Si, en cambio, consideramos la intensidad energética, podemos identificar oportunidades para reducir las emisiones a lo largo de todo el ciclo de vida, incluidas las optimizaciones de la cadena de suministro y los enfoques de economía circular.

La reducción de la intensidad energética también ofrecerá más oportunidades de acceso a la energía a las personas que aún no lo tienen.

Las economías emergentes van a crecer, y la demanda de energía sostenible y moderna va a aumentar en esas economías. Si podemos desarrollar esos productos y procesos de baja intensidad y acelerar las eficiencias compatibles con una reducción sustancial de la intensidad energética, haremos posible una transición energética justa para todos.

¿Has leído?

Reducir la intensidad energética compartiendo conocimientos

La reducción de la intensidad energética requiere múltiples iniciativas para funcionar de forma holística, pero muchas ya están en marcha; el siguiente paso es desplegarlas y ampliarlas. Las iniciativas de intercambio de conocimientos son fundamentales para avanzar con rapidez.

Es más rápido y barato compartir las mejores prácticas que tener varias organizaciones del mismo sector haciendo el mismo trabajo para alcanzar el mismo objetivo. Gobiernos, empresas y comunidades pueden colaborar y ayudarse mutuamente a alcanzar objetivos de intensidad energética. El Foro también participa en esto: por ejemplo, hemos ayudado a poner en marcha una iniciativa para agrupaciones industriales que permite a las empresas elaborar en colaboración sus estrategias y compartir las lecciones aprendidas.

Actualmente hay 18 agrupaciones industriales en cuatro continentes que forman parte de la iniciativa Net Zero Industrial Clusters. El objetivo es conectar 100 agrupaciones industriales en todo el mundo para reducir 1600 millones de toneladas métricas de emisiones de CO2, conservar y crear 18 millones de puestos de trabajo y contribuir con 2,5 billones de dólares al PIB mundial, al tiempo que se realiza la transición al cero neto.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la transición a una energía limpia?

El camino hacia la reducción

Acelerar la reducción de la intensidad energética es todo un reto, pero las organizaciones que consigan reducirla reducirán también sus costes, lo que les proporcionará una ventaja competitiva adicional: una producción más barata y ecológica.

El libro blanco del Foro sobre cómo asegurar la transición energética sugiere 10 acciones para alinear las respuestas a las crisis energéticas con la transición energética, incluida la gestión de la demanda de energía, mientras que la AIE dispone de un conjunto de herramientas políticas para los gobiernos, que contiene 10 principios estratégicos y un conjunto de paquetes de políticas estructurales que pueden integrarse para obtener ganancias de eficiencia más rápidas y sólidas.

La intensidad energética va más allá de las meras cifras y estadísticas. Se trata de comprender la eficiencia con la que utilizamos la energía en nuestra vida cotidiana y en nuestras industrias. Al esforzarnos por reducir la intensidad energética, podemos cultivar un futuro más verde y próspero para las generaciones venideras.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

¿Cómo gestionar el crecimiento exponencial de los datos de forma sostenible?

Bart Valkhof and Eleni Kemene

27 de mayo de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial