El cambio climático

Cambio climático: Así se podría desbloquear el financiamiento para beneficiar a los Estados frágiles

Cuanto más frágil es un país, menos posibilidades tiene de recibir financiamiento para el clima.

Cuanto más frágil es un país, menos posibilidades tiene de recibir financiamiento para el clima. Image: Unsplash/Ismail Salad Osman Hajji dirir

Adrianna Hardaway
Senior Policy Advisor for Climate, Mercy Corps
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en El cambio climático??
La visión global
Explora y monitorea cómo El cambio climático afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

El cambio climático

Listen to the article

  • Las comunidades afectadas tanto por la crisis climática como por los conflictos suelen ser desatendidas por los donantes, pero existen soluciones de financiamiento climático.
  • 18 de los 25 países considerados más vulnerables al cambio climático en todo el mundo están clasificados como frágiles o afectados por conflictos.
  • Con una previsión de que el 26% de la población vivirá en países frágiles en 2030, los financiadores de la lucha contra el cambio climático deben encontrar la manera de financiar adecuadamente los esfuerzos de adaptación.

Allí donde la crisis climática pone en peligro la vida y los medios de subsistencia -a menudo de quienes menos han contribuido a las emisiones mundiales de carbono- se necesitan urgentemente recursos para adaptarse a las condiciones cambiantes y garantizar la seguridad y la prosperidad a largo plazo.

Sin embargo, se está dejando de lado a los países frágiles y afectados por conflictos, ya que los donantes y los fondos internacionales para el clima dan prioridad a los países relativamente estables para la financiamiento de la adaptación.

En muchos casos, esto significa desatender a las comunidades donde la necesidad de adaptación climática es mayor; 18 de los 25 países más vulnerables actualmente al cambio climático están clasificados como frágiles o afectados por conflictos.

¿Has leído?

Resulta alarmante que cuanto más frágil es un país, menos financiamiento haya recibido de fondos bilaterales y multilaterales para el clima. Entre 2010 y 2017, los Estados extremadamente frágiles recibieron una media de 2,1 dólares por persona y año en financiamiento para la adaptación, frente a los 161,7 dólares por persona de los Estados no frágiles.

Si se analizan países concretos, se observan carencias importantes: Níger recibió solo 6,58 dólares por persona y año, Malí 4,97 dólares, Zimbabue 2,05 dólares y la República Democrática del Congo (RDC) solo 0,92 dólares.

Resulta alarmante que cuanto más frágil es un país, menos financiamiento haya recibido de fondos bilaterales y multilaterales para el clima
Resulta alarmante que cuanto más frágil es un país, menos financiamiento haya recibido de fondos bilaterales y multilaterales para el clima Image: Mercy Corps/Zurich Flood Resilience Alliance

Sin embargo, como muestra el último informe de Mercy Corps con la Zurich Flood Resilience Alliance, titulado Breaking the Cycle: Soluciones Prácticas para Desbloquear el Financiamiento Climático de los Estados Frágiles, las soluciones para mejorar la equidad en la financiamiento climático pueden encontrarse fuera del espacio climático.

Si se siguen las lecciones del Fondo para la Consolidación de la Paz del Secretario General de las Naciones Unidas, el programa COVID-19 Vaccines Global Access (COVAX) y otros, los financiadores del clima pueden garantizar que los Estados frágiles se incluyan en la distribución de la financiamiento para la adaptación que se necesita urgentemente.

En resumen, no es cierto que no sea posible realizar labores de adaptación al cambio climático en contextos frágiles.

Por qué se pasa por alto a los Estados frágiles en el financiamiento de la lucha contra el cambio climático

Para los países afectados por conflictos, los obstáculos al acceso a financiamientos para la acción climática existen en todas las fases del proceso. En muchos casos, un donante se verá disuadido de comprometerse en contextos frágiles debido a su naturaleza compleja, especialmente cuando la dinámica del conflicto evoluciona rápidamente y la seguridad puede deteriorarse con rapidez.

La debilidad de las instituciones gubernamentales también puede impedir que los países cumplan los estrictos requisitos diseñados para reducir el riesgo de fraude y corrupción.

La actual arquitectura internacional de financiamiento de la lucha contra el cambio climático también da prioridad a los proyectos de adaptación a gran escala -como la prevención de inundaciones y la rehabilitación de ecosistemas- que contribuyen a los planes nacionales de desarrollo y ofrecen un rendimiento financiero de la inversión.

Cuando los financiadores del clima muestran una burocracia operativa inflexible, es probable que los programas fracasen en los Estados frágiles, ya que les resulta difícil adaptarse a las inevitables condiciones cambiantes. Las prácticas de seguimiento y evaluación también suelen ser inadecuadas, ya que carecen de los plazos más largos para evaluar eficazmente la programación integrada clima-conflicto.

La tendencia de los financiadores del clima a financiar proyectos a corto plazo en Estados frágiles es también un reto, ya que los países no podrán lograr resultados de adaptación sin financiamiento a largo plazo.

Cómo financiar la lucha contra el cambio climático

Aunque hay muchos obstáculos para proporcionar financiamiento climático a los Estados frágiles, ninguno es insuperable. De hecho, hay muchas pruebas que demuestran que es posible llevar a cabo proyectos ambiciosos en contextos muy complejos.

Fijémonos, por ejemplo, en el impacto del Fondo para la Consolidación de la Paz (PBF por sus siglas en inglés), el instrumento financiero de primer recurso de la ONU para mantener la paz en situaciones de riesgo o afectadas por conflictos violentos.

El PBF se creó para impulsar una acción más eficaz, estratégica y cohesionada por parte de la ONU en la brecha crucial que existe entre el fin del financiamiento humanitario de emergencia y la materialización de los recursos para el desarrollo.

El riesgo se tolera en los proyectos del PBF porque se comprende, evalúa y anticipa bien. Con esta sólida comprensión de las realidades sobre el terreno, el PBF está dispuesto a ser innovador y catalizador en lo que financia.

El PBF también reserva presupuesto en sus programas para apoyar a organizaciones nacionales, locales y de base, lo que reconoce el papel fundamental que desempeñan los actores de la sociedad civil en zonas de control disputado. Además, la flexibilidad está inscrita en las directrices y los protocolos operativos para garantizar que los proyectos puedan adaptarse a contextos fluidos.

Entre los éxitos del PBF está la reducción de las tensiones entre agricultores y pastores en África Occidental y el Sahel, lograda mediante la identificación de rutas aceptables para la migración del ganado que probablemente reduzcan la posibilidad de conflictos.

También se pueden extraer otras lecciones del trabajo de COVAX, que tuvo que gestionar el suministro y la distribución de vacunas en Estados frágiles y afectados por conflictos.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

La simplificación de las estructuras de ejecución aceleró los procesos administrativos en los países destinatarios, lo que permitió detectar y subsanar rápidamente importantes carencias logísticas y de financiamiento en la República Centroafricana, Somalia y otros lugares.

El instrumento financiero emergente de los Bonos de Paz también tiene el potencial de generar un cambio duradero, al igual que los fondos contingentes delimitados para responder a las crisis, conocidos como Modificadores de Crisis.

Mercy Corps los ha incorporado a su trabajo en Etiopía para garantizar que los beneficios de la adaptación climática no se vean mermados por peligros como sequías e inundaciones. Es una de las muchas formas en que los programas de adaptación al clima pueden adaptarse para lograr resultados significativos, incluso frente a retos considerables.

Actuar ahora para prevenir futuras crisis

El problema no va a desaparecer: para 2030, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que 2200 millones de personas -el 26% de la población mundial- vivirán en Estados frágiles.

Mientras tanto, la crisis climática agrava los problemas ambientales, sociales, políticos y económicos de los Estados frágiles. Si no se financian suficientemente los esfuerzos de adaptación, la situación empeorará.

Las organizaciones internacionales y los financiadores de la lucha contra el cambio climático deben estar dispuestos a adoptar nuevos enfoques para hacer frente a la magnitud del reto.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
El cambio climáticoClimate and Nature
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

La batalla por Masungi, una última "arca de biodiversidad" en Filipinas

Anna Bruce-Lockhart

15 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial