Davos Agenda

Seguridad alimentaria: Así es como la biotecnología puede aportar soluciones para la crisis

Los sistemas alimentarios mundiales son responsables de más de un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Image: Pexels

Mads Krogsgaard Thomsen
Chief Executive Officer, Novo Nordisk Foundation
Kasim Kutay
Chief Executive Officer, Novo Holdings
Ester Baiget
President and Chief Executive Officer, Novonesis
Comparte:
Nuestro impacto
¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial para acelerar la acción en Davos Agenda??
La visión global
Explora y monitorea cómo El futuro de los alimentos afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

Davos Agenda

Este artículo es parte de: Reunión Anual del Foro Económico Mundial

Listen to the article

  • Los actuales sistemas alimentarios mundiales no pueden proporcionar una dieta sostenible y sana a la creciente población mundial.
  • Nuestra preferencia por los alimentos de origen ganadero contribuye a enormes emisiones de gases de efecto invernadero.
  • La biotecnología puede aportar soluciones sostenibles transformando el sector agroalimentario.

Combatir el cambio climático y satisfacer las necesidades nutricionales de una población creciente sin agotar los recursos de nuestro planeta son dos de los mayores retos de nuestro tiempo. La biotecnología ofrece soluciones para ambos, pero aún estamos lejos de aprovechar todo su potencial para llevar a cabo la transición ecológica.

Los sistemas alimentarios mundiales son responsables de más de un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI). Con una población mundial que cuenta ya con más de 8000 millones de personas, debemos buscar nuevas soluciones para poder alimentar al mundo de forma sostenible. Necesitamos urgentemente tecnologías y métodos sostenibles para mejorar nuestros actuales sistemas alimentarios y el uso de la tierra para la agricultura.

¿Has leído?

Como consecuencia del crecimiento de la población mundial, el desequilibrio de los sistemas alimentarios aumentará, tensando aún más los límites planetarios y poniendo a más personas en riesgo de carecer de acceso seguro a alimentos y nutrientes, lo que en muchos casos conducirá a una desnutrición mortal. Algunos de los retos del sistema alimentario están estrechamente relacionados con nuestras dietas, lo que en última instancia está provocando una discrepancia entre los recursos de la tierra, nuestras preferencias por los alimentos de origen ganadero y las emisiones de GEI.

La transición hacia un sistema agroalimentario sostenible y resiliente, capaz de adaptarse al cambio climático y mitigarlo, puede parecer misión imposible, pero en realidad hay buenas noticias. El último informe del IPPC demuestra claramente que los sistemas agrícola y alimentario tienen un importante potencial de mitigación, y lo que es aún mejor, existen numerosas soluciones listas y disponibles para su despliegue: plug and play. Por ejemplo, un informe reciente muestra que las biosoluciones, incluida la utilización a gran escala de biofertilizantes, biopesticidas y aditivos probióticos para piensos, pueden ayudar a reducir el 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de aquí a 2030.

La biotecnología y sistemas alimentarios sostenibles

La biotecnología tiene parte de la clave para permitir una transformación de nuestra economía y nuestros sistemas alimentarios. Mientras que en el pasado nos hemos centrado principalmente en ofrecer a los agricultores alternativas sostenibles a los pesticidas químicos y en reducir los residuos alimentarios, por ejemplo alargando la vida útil de los productos, las actuales soluciones biotecnológicas innovadoras ofrecen a la sociedad en general la posibilidad de cambiar a una dieta más sostenible al proporcionar proteínas de origen vegetal como alternativa a las de origen animal.

La start-up estadounidense BIOMILQ ha desarrollado la primera leche infantil cultivada en laboratorio a partir de células mamarias, mientras que Roslin Tech, una empresa agroalimentaria de Edimburgo, produce carne cultivada directamente a partir de células animales pero sin utilizar animales. Además, Novozymes produce proteínas idénticas a las de la carne, con la notable diferencia de que solo requieren un 10% de tierra y agua y emiten un 90% menos de CO2 que la carne de vacuno.

Si sustituimos las proteínas de origen cárnico por proteínas alternativas, podemos reducir drásticamente el calentamiento global, el consumo de agua y el uso de la tierra en más de un 80% solo en Europa. Con este fin, la Fundación Novo Nordisk ha lanzado recientemente la iniciativa Plant2Food, una plataforma internacional de innovación destinada a apoyar proyectos de investigación abiertos y libres de derechos de propiedad intelectual sobre alimentos de origen vegetal y microbiano creados y ejecutados conjuntamente por socios del mundo académico y de la industria. Consideramos que la clave para acelerar la transición dietética es desarrollar una mayor selección de productos alimentarios de origen vegetal sabrosos, nutritivos y sostenibles que, además, sean asequibles para los consumidores.

Descubre

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el cambio climático?

¿Qué tan cerca estamos de aprovechar el potencial de la biotecnología?

En Europa, las inversiones públicas y privadas en investigación e innovación han permitido descubrir nuevas soluciones sostenibles con gran potencial para acelerar la transición ecológica en el sistema agroalimentario. Desafortunadamente, estos descubrimientos científicos a menudo se pierden debido a obstáculos que impiden que las nuevas innovaciones salgan del laboratorio y lleguen al mercado a tiempo para marcar la diferencia.

Las alternativas a la carne son un buen ejemplo de ello. A pesar del creciente interés público y de las empresas emergentes en este campo, el largo proceso de autorización previa a la comercialización ha llevado a una situación en la que ninguna empresa ha solicitado la aprobación de productos cárnicos cultivados en Europa.

La situación es distinta en EE. UU., donde la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) ha aprobado recientemente el uso para consumo humano de carne cultivada producida a partir de células vivas de pollos, lo que allana el camino a una nueva dieta respetuosa con el medio ambiente. En este sentido, EE. UU. sigue el ejemplo de Singapur, que fue el primer país del mundo en introducir la carne cultivada. En contraste, a Europa aún le faltan algunos años para ver estas alternativas sostenibles a la carne en los supermercados.

Evolución anual de la inversión en proteínas alternativas (2010-2021). Fuente: Análisis de Good Food Institute (GFI) a partir de datos de PitchBook.
Evolución anual de la inversión en proteínas alternativas (2010-2021). Fuente: Análisis de Good Food Institute (GFI) a partir de datos de PitchBook.

Para que esto cambie y se aproveche toda la capacidad investigadora de Europa, es esencial que se produzcan cambios políticos y que se tengan en cuenta las cuatro áreas siguientes:

  • en primer lugar, aumentar las inversiones privadas y públicas en investigación e innovación;
  • en segundo lugar, reducir el riesgo de las inversiones en nuevas tecnologías, especialmente para las pequeñas y medianas empresas, por ejemplo mediante la financiación público-privada de instalaciones de ampliación;
  • en tercer lugar, reducir el tiempo del proceso de aprobación en el mercado de nuevas soluciones biológicas sostenibles;
  • y en cuarto lugar, incentivar la aplicación de soluciones innovadoras y sostenibles en toda la cadena de valor agroalimentaria, por ejemplo estableciendo mercados para la tarificación del carbono.

Sin un alto nivel de ambición y confianza en la ciencia, no podremos alcanzar nuestros objetivos climáticos europeos e internacionales, lo que tendrá consecuencias nefastas para las personas y el planeta.

Ya estamos viendo los efectos devastadores del cambio climático, y resultará fatal ignorar las soluciones disponibles, como las que ofrece la biotecnología. Las decisiones que tomemos ahora, ya sea en el ámbito político, empresarial o en la sociedad en general, tendrán un impacto drástico en nuestro futuro y en el mundo en el que vivimos. No será fácil, pero debemos esforzarnos mucho más.

Loading...
No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Temas relacionados:
Davos AgendaEl futuro de los alimentosAgricultura, Alimentos y BebidasClimate and Nature
Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Construir una economía del cuidado: 4 líderes explican por qué invertir hoy creará un impulso positivo de prosperidad

Silja Baller and Julia Hakspiel

8 de abril de 2024

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial