La seguridad vial afecta tu calidad de vida

La seguridad vial, o la falta de ella, afecta tu calidad de vida.

La seguridad vial, o la falta de ella, afecta tu calidad de vida. Image: Unsplash

Nneka Henry
Head, UN Road Safety Fund
Comparte:
La visión global
Explora y monitorea cómo El futuro de la movilidad afecta a las economías, las industrias y los problemas globales
A hand holding a looking glass by a lake
Innovación mediante crowdsourcing
Involúcrate con nuestra plataforma digital de crowdsourcing para lograr un impacto a escala
Mantente al día:

El futuro de la movilidad

Listen to the article

  • En el mundo actual, independientemente del lugar, la seguridad vial, o la falta de ella, afecta tu calidad de vida.
  • Las personas que viajan en carro tienen entre ocho y 20 veces menos probabilidades de morir en un accidente de tráfico que los peatones, los ciclistas o los vehículos motorizados de dos ruedas.
  • Los tomadores de decisiones deben dar prioridad a desarrollos centrados en la comunidad y fortalecerlos mediante la colaboración con otras partes interesadas.

Resolver la crisis de la seguridad vial no solo tiene que ver con el tiempo que vivimos, sino con la forma en que la vivimos. En el mundo actual, sin importar el lugar, la seguridad vial, o la falta de ella, afecta tu calidad de vida. Los accidentes de tráfico son responsables por la muerte de una persona cada 24 segundos. Eso significa que más de 3.000 personas mueren en un día a causa de este tipo de accidentes, de las cuales 500 son niños.

La pandemia por el COVID-19 ha tenido consecuencias de gran alcance, especialmente para la olvidada crisis de seguridad vial. Y, sin embargo, sin quererlo, fue la serie de confinamientos por COVID-19 la que redujo drásticamente la tasa de mortalidad por accidentes de tráfico.

De un solo golpe, y con un importante coste económico, la voluntad política y la colaboración frenaron la movilidad de las personas y nos llevaron a alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de reducir a la mitad las muertes por accidente de tráfico para 2030. Pero el gran confinamiento no es deseable ni totalmente sostenible para ninguno de nosotros.

Vincular la seguridad vial con la calidad de vida

Los usuarios vulnerables de la vía pública representan alrededor del 54% de las muertes por accidentes de tráfico en el mundo. Las personas que viajan en autos tienen entre ocho y 20 veces menos probabilidades de morir en un accidente de tráfico que los peatones, los ciclistas o los vehículos de dos ruedas motorizados. Se puede decir que, para los ciudadanos de todo el mundo, hay una cuestión importante en juego cuando se trata de mejorar la seguridad vial: se trata de nuestro bienestar y calidad de vida. Después de todo, esa fue la promesa que los 193 Estados miembros de la ONU hicieron en 2015.

De hecho, vincular la noción de seguridad vial no solo con el tiempo que vivimos, sino también con la forma en la que vivimos, no es algo nuevo. El imperativo de mejorar la seguridad vial aparece dos veces en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Primero, con el objetivo de reducir a la mitad las muertes por accidentes de tráfico en el marco del ODS que aborda la salud y el bienestar. Y después, en el ODS 11, que aborda la necesidad de equilibrar nuestro desarrollo urbano con la sostenibilidad social, económica y medioambiental, mientras hace un llamado explicito a mejorar la seguridad vial.

Por supuesto, la medida del éxito para reducir a la mitad las muertes y lesiones causadas por el tráfico es la disminución de la tasa de muertes por tráfico. Si bien es cierto que una reducción sustancial de las tasas de mortalidad es fundamental, este contexto ignora la oportunidad que ofrece mejorar la seguridad vial: la posibilidad de disfrutar de una vida sana, del bienestar y de la libertad de movimiento de forma segura.

Adicionalmente, el Índice de Progreso Social (IPS), el marco mundial para medir los aspectos del bienestar, también identifica a la seguridad vial como una medida fundamental para el progreso social. El Índice relaciona la sensación de seguridad personal de las personas con la tasa de muertes por accidentes de tráfico y concluye que la seguridad vial es una necesidad humana básica en una sociedad exitosa. Es un objetivo al que merece la pena aspirar.

Los cambios en los sistemas de seguridad vial pueden salvar vidas

Los ciudadanos de todo el mundo, especialmente en los 125 países de renta baja y media donde se produce el 93% de las muertes por accidentes de tráfico, están exigiendo a los gobiernos cumplir con la promesa de contar con sistemas de transporte asequibles, accesibles y sostenibles que mejoren la seguridad vial.

Apoyar la longevidad no tiene por qué ser costoso ni tiene por qué ir en contra de la manera en la que vivimos: podemos y debemos aspirar a conseguir ambas cosas mediante una financiación dirigida a la seguridad vial. Desde una promedio de 100.000 dólares hasta algo más de 300.000 en ayuda al desarrollo por país, los cambios en los sistemas de seguridad vial están salvando vidas en los países en desarrollo más afectados por esta crisis.

Además, las autoridades pueden replicar las exitosas estrategias de desarrollo centradas en la comunidad. Muchos países han reconocido el creciente malestar que sienten los ciudadanos cuando se enfrentan a calles y espacios no habitables. Esto es especialmente cierto a medida que más regiones del mundo promueven estratégicamente prioridades: como el desarrollo de ciudades centradas en la comunidad en Zambia o el aumento de carriles para caminar y andar en bicicleta en Etiopía.

Dado que sabemos que la gente desea poder caminar, ir en bicicleta y moverse con seguridad, los tomadores de decisiones y los funcionarios de las ciudades no tienen que hacerlo solos. Los organismos de las Naciones Unidas, las empresas y la sociedad civil desempeñan un papel en esto y pueden ofrecer su experiencia.

Comprometernos con una mejor vida para todos

Desde 2018, el Fondo de Seguridad Vial de las Naciones Unidas (UNRSF) coordina el apoyo de la ONU para ayudar a los países a cumplir su promesa de un futuro más seguro y habitable. Proyectos desde la recuperación de las calles de África para los peatones y los ciclistas, hasta la implementación de modelos de zonas escolares seguras en Filipinas y el plan de 10 pasos para una infraestructura vial más segura en Tanzania, demuestran claramente que la mejora de la seguridad vial aporta una mejor calidad de vida y salva vidas.

Sin embargo, a pesar de la evidencia de que se pueden conseguir ciudades seguras y habitables, las promesas de estar y sentirse seguro en nuestras carreteras siguen sin cumplirse en gran medida. La reafirmación de la seguridad vial como una prioridad de desarrollo mundial en la próxima Reunión de Alto Nivel de la ONU sobre la mejora de la seguridad vial y el compromiso de ampliar el alcance de los proyectos del UNRSF presentan dos posibilidades concretas. Los Estados miembros, las agencias de la ONU y las empresas pueden expresar una mayor voluntad política. Pueden comprometer una financiación significativa para trabajar juntos en este objetivo, resolviendo al mismo tiempo la crisis de la seguridad vial.

No podemos permitirnos perder estas oportunidades.

No te pierdas ninguna actualización sobre este tema

Crea una cuenta gratuita y accede a tu colección personalizada de contenidos con nuestras últimas publicaciones y análisis.

Inscríbete de forma gratuita

Licencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial pueden volver a publicarse de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0, y de acuerdo con nuestras condiciones de uso.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no del Foro Económico Mundial.

Comparte:
World Economic Forum logo
Agenda Global

La Agenda Semanal

Una actualización semanal de los temas más importantes de la agenda global

Suscríbete hoy

Puedes anular tu suscripción en cualquier momento utilizando el enlace que figura en nuestros correos electrónicos. Para obtener más información, consulta nuestro Política de privacidad.

Sobre nosostros

Eventos

Medios

Socios y Miembros

  • Iniciar sesión
  • Únete

Ediciones en otros idiomas

Política de privacidad y normas de uso

© 2024 Foro Económico Mundial