• La renombrada poetisa estadounidense Louise Gluck ha ganado el Premio Nobel de Literatura 2020.
  • Louise Gluck es una de las poetas más prominentes de la literatura contemporánea estadounidense.
  • Su poesía se caracteriza por "un esfuerzo por la claridad", dijo la Academia, con un enfoque en la infancia, la vida familiar y las relaciones cercanas entre padres y hermanos.

La poeta estadounidense Louise Glück ganó el premio Nobel de Literatura 2020 por una obra que explora la familia y la infancia con una inconfundible voz poética que, con austera belleza, vuelve universal la existencia individual”, dijo el jueves la Academia Sueca.

El Secretario Permanente de la Academia, Mats Malm, dijo que Glück, ganadora de múltiples premios literarios estadounidenses, estaba “sorprendida y feliz” con la noticia, a pesar de recibirla en la madrugada norteamericana. La autora no hizo declaraciones a los periodistas reunidos fuera de su casa en Cambridge, Massachussetts.

Profesora de la Universidad de Yale, Glück, de 77 años, fue muy elogiada en 1968 con “Firstborn” y se convirtió en una de las poetas y ensayistas más destacadas de la literatura contemporánea estadounidense.

La Academia Sueca dijo que en la obra de Glück “el yo escucha lo que queda de sus sueños e ilusiones y nadie puede ser más duro que ella para confrontar las ilusiones del yo”.

Haciendo comparaciones con otros autores, la Academia dijo que Glück recordaba a la poeta estadounidense del siglo XIX Emily Dickinson en su “severidad y su renuencia a aceptar los simples dogmas de la fe”.

Glück se convierte en la decimosexta mujer en ganar la distinción literaria más prestigiosa del mundo desde que se lanzaron los premios Nobel hace más de un siglo.

Si bien recurre a sus propias experiencias en su poesía, Glück, quien se divorció dos veces y sufrió de anorexia en su juventud, explora temas universales que resuenan con los lectores de Estados Unidos y el extranjero.

Erica McAlpine, profesora asociada de Inglés de la británica Universidad de Oxford, dijo que Glück “ha conseguido sentirse urgentemente contemporánea y al mismo tiempo atemporal”.

“La tristeza ocasional de su voz habla especialmente bien de nuestro momento presente y, aún así, su poesía siempre ha estado íntimamente conectada con la extensa tradición poética que hay detrás”, agregó.

En sus poemas, “el amor, la pérdida, el deseo y la belleza usan el vestido específico de su propia vida mientras vuelve lo cotidiano en algo mítico”, dijo McAlpine.

Más Lectores

Jonathan Galassi, presidente de su editorial Farrar, Straus and Giroux, dijo por correo electrónico que estaba seguro de que el premio Nobel acercaría a Glück “a muchos, muchos nuevos lectores”.

“Ella es una de las pocas poetas contemporáneas cuya obra tiene el don de hablar directamente a los lectores a través de su gran y sutil arte”, agregó.

Glück ganó el Premio Pullitzer estadounidense en 1993 por su colección de poesías “The Wild Iris”, en el que el poema del título abordaba el sufrimiento y el recuerdo con imágenes del mundo natural.

Recibió el Poet Laurate de Estados Unidos en 2003/04 y ganó el National Book Award por su colección “Faithful and Virtuous Night” hace seis años.

En 2015, el entonces presidente estadounidense Barack Obama honró a Glück con la Medalla Nacional de las Artes y Humanidades, al decir que sus “poemas inquisitivos capturan el drama silencioso de la naturaleza y las emociones silenciosas de la gente común”.

Los premios Nobel de medicina, física y química fueron entregados a principios de esta semana y el de la paz será anunciado el viernes.

El premio de 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares) lleva su nombre por el inventor de la dinamita y empresario Alfred Nobel y se ha otorgado desde 1901 a los logros en ciencia, literatura y paz, de acuerdo a su testamento.

El premio Nobel de Literatura de 2016 otorgado al cantante y compositor estadounidense Bob Dylan dividió las opiniones sobre si un músico popular debía recibir un premio que había estado mayormente dominado por novelistas y dramaturgos.

Como gran parte de la vida pública en todo el mundo, los premios de este año han tenido lugar bajo la sombra de la pandemia de coronavirus, que llevó a la cancelación de la ostentosa ceremonia de entrega de los galardones, que se celebra en diciembre en Estocolmo.

En cambio, se realizará un evento televisado en el cual los ganadores recibirán los honores en sus respectivos países.