• Desde fondos de fianza hasta cuotas universitarias, el crowdfunding está ayudando a recaudar millones de dólares para apoyar al movimiento Black Lives Matter, pero ¿es suficiente?
  • Los problemas requieren una reforma estructural: en 2016, la familia blanca de clase media poseía 10 veces más riqueza que una familia negra de clase media.
  • Las reformas policiales han comenzado en algunas ciudades de los Estados Unidos, pero aún quedan muchos problemas pendientes en materia de educación y vivienda.

¿Son suficientes las promesas y las protestas?

Tras el asesinato de George Floyd, algunas de las organizaciones más influyentes del mundo han donado grandes sumas a campañas contra la injusticia racial. Miles de personas marcharon y se anunciaron algunos primeros pasos alentadores: cambios en las políticas públicas, por ejemplo, en ciudades como Mineápolis, Los Ángeles y Nueva York, con recortes en los presupuestos policiales.

Un enfoque de tolerancia cero a la injusticia racial se ha extendido por las redacciones de los Estados Unidos y del mundo empresarial en general, incluida una serie de políticas empresariales progresivas sobre la diversidad y una revisión de los tropos publicitarios complacientes.

Ha llegado el momento de ver si las empresas, los gobiernos y las sociedades pueden proseguir este impulso con las reformas estructurales necesarias para ofrecer, y asegurar, mejores oportunidades a la comunidad negra en el mundo.

No será fácil, pero hay algunas buenas ideas sobre cómo proceder.

1. Llamar al problema por su nombre

Todo comienza con esto. Como innumerables personas han demostrado en las últimas semanas, para combatir la injusticia racial y el racismo hay que empezar denunciándolos.

Evan Spiegel, director ejecutivo de Snap —el propietario de la red social Snapchat—, ha hecho esto de una manera novedosa, al anunciar a sus empleados que está "desconsolado y enfurecido" por el racismo en Estados Unidos y abogar por un sistema fiscal más progresivo con el cual las empresas paguen más.

Muchas otras empresas han prometido su apoyo a Black Lives Matter y a otras campañas contra la injusticia racial. Los videos de las redes sociales de Nike que exhortan a "Por una vez, no lo hagas" recibieron millones de visitas y comunicaron un mensaje oportuno de solidaridad.

2. Dar dinero

Todas las marcas internacionales han recibido presiones para contribuir de manera práctica y mensurable.

Nike ha prometido 40 millones USD durante cuatro años para apoyar las iniciativas de la comunidad negra, así como tomar medidas para la contratación de una fuerza laboral más diversa. También ha habido grandes donaciones por parte de los gigantes de Silicon Valley, como Amazon, Airbnb, Uber, YouTube y Facebook.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en el ámbito de la diversidad, equidad e inclusión?

La pandemia de la COVID-19 y los recientes disturbios sociales y políticos han suscitado en las empresas la urgencia de trabajar activamente para combatir la injusticia racial y la desigualdad. En respuesta, la Plataforma para forjar el futuro de la nueva economía y sociedad del Foro ha creado una comunidad de altos directivos encargados de realizar un liderazgo inclusivo y diverso. La comunidad desarrollará una visión, las estrategias y las herramientas adecuadas para integrar proactivamente la equidad en la recuperación pospandémica y forjar un cambio inclusivo a largo plazo en nuestras economías y sociedades.

A medida que las empresas van recuperándose de la crisis de la COVID-19, tienen ante sí una oportunidad única para garantizar que la equidad, la inclusión y la justicia definan la "nueva normalidad" y enfrentar la exclusión, el sesgo y la discriminación por motivos de raza, género, capacidad, orientación sexual y el resto de las formas de diversidad humana. Cada vez está más claro que las nuevas tecnologías y prácticas en el lugar de trabajo pueden contribuir a mejorar significativamente los resultados en materia de diversidad, equidad e inclusión.

El Foro Económico Mundial ha creado una Guía de diversidad, equidad e inclusión para describir las oportunidades prácticas que esta nueva tecnología representa para los esfuerzos en materia de diversidad, equidad e inclusión, así como los desafíos que se plantean.

En esta guía se explica cómo la tecnología puede ayudar a reducir el sesgo en los procesos de contratación, así como a diversificar los grupos de talentos y comparar la diversidad y la inclusión entre las organizaciones. Asimismo, da a conocer estudios que sugieren que los equipos diversos bien gestionados suelen obtener mejores resultados a largo plazo que los equipos homogéneos en materia de rentabilidad, innovación, toma de decisiones y compromiso de los empleados.

Consulte aquí la Guía de diversidad, equidad e inclusión.

Además del mundo de los negocios, las personas también están participando con sus donaciones de manera precisa a través del crowdfunding. Los fondos de fianza, que pagan la fianza de personas que han sido arrestadas para que no tengan que esperar en la cárcel hasta la celebración del juicio, han recibido decenas de millones de dólares. El Minnesota Freedom Fund recibió tanto dinero que ahora dirige a los donantes a otras organizaciones benéficas. La familia de George Floyd está siendo ayudada directamente por el público y famosos como el rapero Kanye West, quien se ha comprometido a financiar los estudios universitarios de la hija de Floyd.

Sin embargo, las donaciones no bastan y las empresas ven cómo hay que traducir esta buena voluntad en soluciones reales.

Algunas pueden ser relativamente simples. Uber Eats permite a los clientes identificar en su aplicación y apoyar a los restaurantes cuyos propietarios pertenecen a la comunidad negra. El cofundador y director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, reconoció el Juneteenth (19 de junio), fecha que conmemora el fin de la esclavitud en los Estados Unidos, como día festivo de la compañía.

Sin embargo, se necesitan reformas más profundas, particularmente en materia de estructura de la fuerza laboral y los salarios.

La familia blanca mediana tenía más de 10 veces la riqueza de la familia negra mediana en 2016.
La familia blanca mediana tenía más de 10 veces la riqueza de la familia negra mediana en 2016.
Imagen: McKinsey & Company

Un estudio de McKinsey evidencia una brecha de riqueza profunda y acentuada entre las familias negras y blancas que ha ido empeorando con los años. Las personas negras tienen más probabilidades (56 %) de encontrarse en "puestos de apoyo" respecto a los trabajadores estadounidenses de clase media (43 %). Esto se traduce en una media más baja de ingresos para los estadounidenses negros.

Hay varias formas de resolver esto. El año pasado, la compañía de transporte Uber anunció una posible solución, al vincular el salario ejecutivo con el progreso hacia los objetivos de diversidad e inclusión para 2022 de la empresa. Wells Fargo tiene un incentivo similar para aumentar la representación en la jerarquía de la compañía.

Otra forma de avanzar es la adoptada por PayPal, que ajusta el salario de los empleados durante todo el año para intentar reducir las brechas debidas a raza o género. Alternativamente, las empresas pueden comprometerse a pagar un salario digno, una medida que, según Harvard Business Review, ha ayudado a algunos estados de los Estados Unidosa impulsar sus economías.

Los desafíos económicos estructurales a los que se enfrentan las comunidades negras en América son profundos.
Los desafíos económicos estructurales a los que se enfrentan las comunidades negras en América son profundos.
Imagen: McKinsey & Company

4. Reformar la policía

Ya se han producido algunos cambios desde la muerte de George Floyd, especialmente en materia policial.

El Ayuntamiento de Mineápolis ha prohibido al departamento de policía el uso de estrangulamientos y restricciones carotídeas. Las autoridades de Louisville, Kentucky, votaron para prohibir las órdenes de allanamiento sorpresa, en donde la policía le disparó a Breonna Taylor y la asesinó al entrar en su casa sin su permiso el pasado mes de marzo.

Mientras tanto, en la ciudad de Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo ha anunciado una serie de reformas, entre ellas el cambio de una ley que mantiene en secreto los registros disciplinarios de la policía.

Los desafíos económicos estructurales a los que se enfrentan las comunidades negras en América son profundos.
Los desafíos económicos estructurales a los que se enfrentan las comunidades negras en América son profundos.
Imagen: NPR

5. Cambiar la política

En gran parte de los Estados Unidos, los impuestos locales a la propiedad ayudan a financiar las escuelas estatales. Esto puede suponer una desventaja para los escolares de los barrios más desfavorecidos, ya que los impuestos locales a la propiedad son más bajos, lo que perjudica las oportunidades de los niños que viven allí, a menudo afroamericanos.

Pero llevar a cabo unas reformas tan profundas puede requerir tiempo para marcar la diferencia. Tomemos el ejemplo de la "línea de demarcación", la práctica por la que los prestamistas hipotecarios se niegan a ofrecer préstamos en varias comunidades afroamericanas de los Estados Unidos.

Si bien se considera una práctica abolida hace medio siglo, un estudio reciente evidencia que las consecuencias perduran. Dos tercios de los residentes de estas zonas tienen más probabilidades de pertenecer a una etnia minoritaria y de tener bajos ingresos, generalmente negros y latinos.

6. Pagar reparaciones

En 2014, Ta-Nehisi Coates pidió que se recompensara a la comunidad afroamericana por su sufrimiento, argumentando que tales reembolsos crearían "un resarcimiento nacional que conduciría a la renovación espiritual". La idea surge de una promesa del gobierno de los Estados Unidos a los esclavos emancipados tras la Guerra de Secesión, que desde entonces se incumplió, y por la que se preveía dar 40 acres de tierra y una mula a cada antiguo esclavo.

Los llamados a hacer estas reparaciones se han sucedido en las décadas posteriores, pero esta nueva ola de disturbios ha dado un nuevo impulso y Robert Johnson, fundador de BET, ha propuesto recientemente 14 billones USD en compensación por la esclavitud como una forma de cerrar la brecha de riqueza.