Los casos de coronavirus en el mundo superaron los 11 millones el viernes, según un recuento de Reuters, alcanzando otra marca en la propagación de la enfermedad que ha matado a más de medio millón de personas en siete meses.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de casos es más del doble que la cifra de enfermedades graves por influenza registradas anualmente.

Muchos países golpeados con fuerza están aliviando los confinamientos determinados para desacelerar la propagación del coronavirus, mientras hacen grandes cambios en la vida laboral y social que podrían durar un año o más hasta que una vacuna esté disponible.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Algunos países experimentan un resurgimiento en las infecciones, llevando a las autoridades a reinstalar parcialmente los cierres, en lo que expertos dicen podría ser un patrón recurrente hacia 2021.

Estados Unidos reportó más de 55.400 nuevos casos de COVID-19 el jueves, un nuevo récord mundial después de que los contagios aumentaron en la mayoría de los estados. Varios gobernadores frenaron los planes para reabrir sus economías ante el repunte en las infecciones. Casi un cuarto de las muertes a nivel global -cerca de 129.000- han ocurrido en Estados Unidos.

América Latina, donde Brasil tiene 1,5 millones de casos, representa el 23% del total mundial, al tiempo que India se ha convertido en el nuevo epicentro en Asia, llegando a 625.000 casos.

Asia y Oriente Medio tienen alrededor de 12% y 9%, respectivamente, de acuerdo al recuento de Reuters, que utiliza reportes de los gobiernos.

A nivel mundial, ha habido más de 520.000 decesos ligados al COVID-19 hasta ahora, casi el mismo número de muertes por influenza informados anualmente.

La pandemia ahora ha ingresado en una nueva fase, con India y Brasil combatiendo brotes de más de 10.000 casos diarios.