Perú está al borde de los 200.00 casos de coronavirus, informó el lunes el Ministerio de Salud, aunque en las últimas 24 horas reportó la menor cantidad de nuevos contagiados en más de dos semanas.

El país sudamericano registró 3.181 nuevos contagios -la cifra más baja en un día desde el 22 de mayo- para sumar 199.696 casos. En tanto, la cifra de muertos aumentó en 106 a 5.571, casi el doble de hace unas tres semanas, según datos oficiales. Perú registró su primer caso el 6 de marzo.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

La cifra de contagios de Perú es la segunda más alta en América Latina, después de Brasil, y la octava a nivel global, según un recuento de Reuters.

El avance de la enfermedad en Perú se da en momentos en que el país sufre una aguda escasez de oxígeno medicinal.

Decenas de familiares de pacientes del COVD-19 hacían fila el lunes en un centro de venta de oxígeno, algunos desde la madrugada, según imágenes de la televisión local. La policía ha tenido que intervenir para detener la venta ilegal de balones de oxígeno a altos precios.

Unas 9.661 personas están hospitalizadas con tratamiento por el COVID-19, de las cuales 1.072 están en cuidados intensivos con ventiladores mecánicos, según del ministerio de Salud.

Pero la cifra de enfermos o bajo sospecha podría ser mayor porque muchos no han pasado las pruebas de descarte pese a tener síntomas y están en sus casas u hospitales recibiendo oxígeno.

La nación fue una de las primeras en la región en imponer una cuarentena a mediados de marzo para frenar la pandemia, y desde mayo permitió el reinicio de algunas actividades productivas para reactivar la economía.

El Gobierno ha extendido la cuarentena hasta el 30 de junio, pese a que aún se presentan focos de contagios del virus en los mercados, la venta ambulatoria y el transporte.