La Organización Mundial de la Salud dijo el martes que algunos tratamientos parecen estar limitando la gravedad y prolongación de la infección respiratoria del COVID-19 y dijo que la agencia se está enfocando en tener más información sobre cuatro o cinco de las terapias más prometedoras.

El organismo con sede en Ginebra está liderando una iniciativa global para desarrollar vacunas, tratamientos y pruebas más seguras y eficientes a fin de prevenir, diagnosticar y tratar a pacientes de COVID-19.

La enfermedad respiratoria ha infectado a 4,19 millones de personas en el mundo, de acuerdo a un recuento de Reuters.

“Tenemos algunos tratamientos parecen estar en estudios muy preliminares pero que limitan la severidad o la fase de la enfermedad, pero no tenemos nada que mate o detenga el virus”, dijo la portavoz Margaret Harris en una video conferencia, en referencia a los llamados “ensayos de solidaridad” de fármacos.

“Sí tenemos algunos datos potencialmente positivos que están surgiendo pero necesitamos recibir más información y estar 100% seguros de que podemos usar un tratamiento en lugar de otro”.

La portavoz de la OMS indicó que América era el actual “centro” de la pandemia, aunque también destacó el creciente número de casos en África. Sin embargo, afirmó que el continente tenía “una enorme ventaja” frente a otras regiones que han tenido poca experiencia al lidiar con brotes infecciosos.

Harris no mencionó ningún tratamiento específico. Gilead Sciences Inc, una farmacéutica estadounidense, ha dicho que su fármaco experimental remdesivir ha ayudado a aliviar los síntomas más graves entre personas contagiadas de coronavirus.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Aún así, la funcionaria de la OMS se mostró cautelosa en torno a las expectativas de una vacuna, al decir que en general las cepas de coronavirus “son muy complejas” y es “difícil producir vacunas para frenarlas”.

Se están desarrollando más de 100 potenciales vacunas contra el COVID-19, con numerosos ensayos clínicos ya iniciados. La OMS dijo en abril que la elaboración de una vacuna podría tomar al menos 12 meses.