La Organización Mundial de la Salud (OMS) planea lanzar este mes una aplicación que permita a las personas de países con pocos recursos evaluar si pueden tener o no el nuevo coronavirus, y también está considerando una función de rastreo de contactos basada en Bluetooth, dijo el viernes un funcionario a Reuters.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

La aplicación preguntará a la gente sobre sus síntomas y ofrecerá orientación sobre si puede tener COVID-19, la enfermedad potencialmente letal que causa el coronavirus, dijo Bernardo Mariano, jefe de información de la OMS. Otra información, como, por ejemplo, cómo hacerse la prueba, será personalizada según el país del usuario.

Si bien la OMS lanzará una versión disponible para todo el mundo en las tiendas de aplicaciones, cualquier gobierno podrá usar la tecnología subyacente, agregar características y lanzar su propia app, dijo Mariano en una entrevista telefónica.

India, Australia y el Reino Unido ya han lanzado aplicaciones oficiales del virus usando su propia tecnología, con características comunes que incluyen decir a las personas si deben hacerse la prueba en base a sus síntomas y registrar los movimientos de las personas para permitir un rastreo más eficiente de los contactos.

Varios países están intensificando el rastreo de contactos, o el proceso de encontrar, probar y aislar a las personas que se cruzaron con un individuo infeccioso. La dinámica se considera vital para abrir las economías de forma segura, y las aplicaciones que automatizan partes del proceso podrían acelerarlo.

La OMS espera que su aplicación suscite interés en otros países, incluidos algunos de América del Sur y África, donde el número de casos está aumentando y es posible que carezcan de la tecnología y los ingenieros necesarios para desarrollar aplicaciones o que tengan dificultades para ofrecer pruebas e información.

“El valor es realmente para los países que no tienen nada”, dijo Mariano. “Estaríamos dejando atrás a los que no son capaces (de proporcionar una aplicación) y que tienen sistemas de salud frágiles”.

Ingenieros y diseñadores, incluyendo algunos que antes trabajaban en Google y Microsoft Corp de Alphabet Inc., han sido voluntarios durante semanas para desarrollar la nueva aplicación con unos cinco de ellos supervisando el proceso.

Los informático están diseñando en código abierto en el servicio de alojamiento GitHub, lo que significa que está abierto al público.