Colombia extenderá por dos semanas más, hasta el 25 de mayo, una cuarentena nacional para frenar la transmisión del coronavirus, dijo el martes el presidente Iván Duque, al anunciar que otras actividades económicas diferentes a la construcción y la manufactura se restablecerán gradualmente.

Se trata de la tercera vez que el presidente prolonga el aislamiento preventivo obligatorio, inicialmente declarado desde el 25 de marzo hasta el 12 de abril.

“Entre el 11 de mayo y el 25 de mayo, nosotros vamos a extender el aislamiento preventivo obligatorio, pero recuperando espacio de vida productiva, vamos a darle la oportunidad a otros sectores para que también vayan dinamizando nuestra economía”, dijo Duque en una intervención televisada.

Duque precisó que podrán retomar actividades algunos sectores industriales, las ventas al por mayor de automotores, muebles y de comercios como lavanderías, papelerías, librerías, que cumplan con los protocolos de seguridad.

“Eso demuestra que estamos dando pasos como país, responsablemente para ir reactivando nuestra economía y al mismo tiempo salvando vidas y protegiendo la salud”.

—Presidente Iván Duque

“Si bien todavía hay unos sectores que todavía no van a comenzar a recuperar esa vida productiva, esos sectores tienen que tener un mensaje de certidumbre y de esperanza”.

Además, a partir del 11 de mayo, los niños entre 6 y 17 años podrán salir de sus casas tres veces a la semana media hora al día en compañía de un adulto que no haga parte de la población de alto riesgo.

El mandatario aseguró que en los municipios del país que no han reportado casos de COVID-19 también se reanudarán paulatinamente las actividades económicas y de comercio con altas medidas de seguridad que deberán supervisar los alcaldes.

De los más de 1.100 municipios del país, solo se han reportado casos de coronavirus en alrededor de 230, según las autoridades sanitarias.

Impacto económico de la pandemia

Duque decretó la emergencia sanitaria hasta el 30 de mayo para atender las necesidades del sistema de salud ante un riesgo de colapso.

También declaró por 30 días un estado de emergencia económica, social y ecológica en medio del que tomó medidas para amortiguar el impacto de la pandemia que deja hasta el momento más de 8.600 infectados y 378 muertos en el país sudamericano de 50 millones de habitantes.

El gobierno ha destinado miles de millones de dólares en asistencia social para los pobres y para ayudar a trabajadores y empresas independientes, en un intento por disminuir las consecuencias económicas de la pandemia y evitar pérdidas masivas de empleos.

El cierre de gran parte de la economía provocó un aumento del desempleo urbano a 13,4% en marzo, mientras que Colombia proyectó el lunes una contracción del PIB de un 5,5% para este año, desde una estimación inicial que preveía una reducción de entre 1,5% y 2%.

Durante la cuarentena solo han podido continuar operando los sectores relacionados con la producción agrícola, la salud y el abastecimiento de alimentos, así como las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, las empresas de seguridad y los bancos.

Previamente a la nueva extensión de la cuarentena, el Gobierno advirtió que mientras continúe la emergencia sanitaria, es decir hasta el 30 de mayo, continuarán cerrados los vuelos nacionales e internacionales, con excepción de los humanitarios y los de carga.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

También continuará la prohibición para el transporte intermunicipal de pasajeros por carretera, mientras que los sistemas de transporte masivo en las ciudades no podrán superar el 35% de su capacidad y los sectores habilitados para operar en medio de la emergencia sanitaria deberán mantener altos niveles de seguridad.

El mandatario hizo un llamado desde el inicio de la emergencia para que las empresas mantengan el trabajo desde casa para sus empleados, mientras que los jardines escolares, colegios y universidades continuarán cerrados y seguirá la restricción de todos los eventos masivos, incluidos los bares y discotecas.