México reportó el jueves un fuerte incremento en el número de casos confirmados de coronavirus en el país, con lo que el total de contagios subió a 42,595, informaron las autoridades de salud.

En las últimas 24 horas se contabilizaron 2,409 nuevas infecciones, la cifra más alta desde que el gobierno detectó los primeros casos del virus en el país a finales de febrero.

Las autoridades reportaron además 257 nuevos fallecimientos relacionados con la epidemia, elevando la cifra de víctimas fatales a 4,477.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, reconoció la semana pasada en una entrevista con Reuters, que “es muy probable” que en el país se esté subestimando la cantidad real de muertos como consecuencia del coronavirus.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

México ha recibido críticas por ser la nación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que realiza menos pruebas per cápita para detectar el coronavirus. Las autoridades aseguran, sin embargo, que no es necesario hacer más tests y han reconocido que, hace unas semanas habría sobrepasado los 104,000 infectados.

López-Gatell adelantó a Reuters que el virus azotaría al país en una segunda oleada, a partir de octubre.