• La cifra de muertes en Asia se ha ralentizado también de forma significativa en la mayoría de los países

Los casos de coronavirus en Asia superaron el cuarto de millón el martes, según un recuento de Reuters, liderado por los brotes en Singapur, Pakistán e India, incluso a pesar de que China, Corea del Sur y Japón redujeron de forma significativa la propagación de la enfermedad.

La región donde se inició la pandemia ha tenido un mejor desempeño en general que Norteamérica y Europa desde que se reportó el primer caso en Wuhan, China, el 10 de enero.

¿Qué está haciendo el Foro Económico Mundial en relación con el brote de coronavirus?

Una nueva cepa de coronavirus, COVID-19, se está extendiendo por todo el mundo y está causando muertes y graves problemas en la economía mundial.

Para responder a esta crisis se requiere una colaboración global entre gobiernos, organizaciones internacionales y empresas, que ocupa un lugar central en la misión del Foro Económico Mundial como organización internacional para la cooperación público-privada.

El Foro Económico Mundial, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha creado la Plataforma de Acción contra el COVID. Esta plataforma tiene por objeto catalizar el apoyo del sector privado a la respuesta sanitaria pública mundial al COVID-19, y hacerlo con la magnitud y rapidez necesarias para proteger la vida de los ciudadanos y sus medios de vida, con el fin de encontrar maneras de contribuir a poner fin a esta emergencia mundial lo antes posible.

El Foro, como organización, ya ha apoyado anteriormente iniciativas para la contención de epidemias. En 2017, durante nuestra Reunión Anual, se puso en marcha la Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), que reúne a expertos del ámbito gubernamental, empresarial, sanitario y académico así como de la sociedad civil, con el fin de acelerar el desarrollo de vacunas. Actualmente, la CEPI está colaborando en la carrera por obtener una vacuna contra esta cepa de coronavirus.

Asia ha tardado casi cuatro meses en alcanzar el hito de los 250.000 infectados, un nivel al que, por ejemplo, se está aproximando solo España en poco más de dos meses desde que reportó su primer caso.

Con 250.650, Asia tiene ahora solo el 7% de los casos a nivel global, comparado con el 40% de Europa y el 34% de Norteamérica, aunque los expertos temen que las infecciones no reportadas estén enmascarando la verdadera extensión de la pandemia.

La infección puede causar síntomas leves a veces y no todos los que tienen síntomas son sometido al test, mientras que la mayoría de países solo registra las muertes en hospitales, lo que significa que los decesos en los hogares privados y residencias de ancianos no han sido incluidos todavía.

La cifra de muertes en Asia se ha ralentizado también de forma significativa en la mayoría de los países y se acerca ahora a las 10.000 en la región en su conjunto, lo que representa apenas el 4% de los fallecimientos a nivel mundial. Europa tiene el 57% y Norteamérica el 29%.

En comparación, España, Italia, Reino Unido y Francia han registrado más de 25.000 muertes casa una. Estados Unidos lidera el sombrío recuento con 70.000 decesos.